El señor Fuentes Alarcón afirma que no solicitó ningún cargo al señor Fraga     
 
 Ya.     Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CARTAS A Ya

El señor Fuentes Alarcón afirma que no solicitó ningún cargo al señor Fraga

Don Basilio Fuentes Alarcón, abogado, nos escribe desde Elche en relación con las declaraciones de don

Manuel Fraga publicadas el domingo pasado. En su carta nos dice:

"Habiendo leído en el suplemento dominical del pasado día 17 la alusión personal de que me hace objeto

don Manuel Fraga en unas declaraciones a Gutiérrez Gómez, mucho le agradecería diese cabida en las

páginas de ese periódico a las siguientes puntualizaciones:

No es cierto que yo haya efectuado declaración alguna acerca, de mi baja voluntaria en Reforma

Democrática, de la que era moderador provincial de Alicante antes de hablar con el señor Fraga. Lo cierto

es que sólo después de la entrevista que el día 28 de septiembre último tuvimos en su despacho, de más de

media hora de duración, di una nota escueta a la prensa que decía así: "En el día de ayer visité en su

despacho de Madrid a don Manuel Fraga Iribarne, a quien hice ver que mis principios democráticos y mi

ideología socialdemócrata son radicalmente incompatibles con los pactos y alianzas que está negociando

con distintas grupos de la derecha reaccionaria y en algún caso manifiestamente antidemocrática.

Tuvimos un cordial cambio de impresiones y, finalmente, me di de baja en Reforma Democrática."

Nada, pues, de inquinas. Las razones de mi baja en RD fueron ésas: pienso que unas estimables

razones de respeto a profundas convicciones democráticas, de honestidad para conmigo mismo

y de argumentado repudio a la nueva línea política del señor Fraga.

Al señor Fraga le consta que yo no le he solicitado cargo alguno cuando podía concederlos, ni hemos

jamás cruzado palabra ni escrito él y yo con respecto a tal tema. Al parecer, siendo ministro de

la Gobernación barajó mi nombre juntamente con otros para un gobierno civil. Luego me han

dicho que mi "curriculum" pareció "excesivamente democrático", lo que fue un obstáculo

insalvable. No sé qué hay de cierto en todo ello, pero, en caso de serlo, la democracia, entonces

como ahora, según veo, se empeña en separamos al señor Fraga y a mí."

10/1976

 

< Volver