Los pro soviéticos, ausentes de la ejecutiva comunista. 
 Leninistas y líderes de CCOO coparon el PSUC     
 
 Diario 16.    18/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Los pro soviéticos, ausentes de la ejecutiva comunista

Leninistas y líderes de CC OO coparon el PSUC

Un bloque, casi monocolor, de leninistas coparon la ejecutiva del PSUC, partido de los comunistas

catalanes, tras la complicada elección que tuvo lugar la noche del domingo en Barcelona. Dentro del color

leninista están también muy representados los dirigentes catalanes de Comisiones Obreras.

Barcelona: Antonio COLL GILABERT, corresponsal

Intelectuales leninistas y dirigentes de CC OO se han distribuido los puestos de la nueva ejecutiva del

PSUC, que aparece huérfana de eurocomunistas y pro soviéticos. Una ejecutiva elegida a las 12 de la

noche del domingo, tras una inacabable sesión del comité central y por tan sólo 46 votos de entre los 110

miembros.

Los líderes del PSUC salidos del V Congreso pueden llamarse con razón leninistas, porque son los

mismos que introdujeron el leninismo en la definición de este partido en su IV Congreso. En contraste

con la definición del PCE que dice «el PCE es un partido marxista y revolucionario», la del PSUC habla

desde entonces de un partido «basado en los principios del marxismo, el leninismo y otras fuerzas...»

Entre los miembros más destacados de la nueva ejecutiva —posiblemente sus hombres fuertes— se

encuentran Andreu Claret, Xavier Folch, Manuel Vázquez Montalbán y Rafael Ribo. Claret,

experimentado periodista, ha sido subdirector de la revista «Mundo», y «La Calle», corresponsal de

«Cambio 16» y ha sido nombrado ahora director de «Treball».

Xavier Folch es presidente de la comisión de Cultura del Parlament y se encuentra vinculado a dos

editoriales; Rafael Ribo, portavoz parlamentario del PSUC llamó recientemente a Carrillo para que

hiciera de presentador de un libro suyo, por lo que no se le considera demasiado distante del

eurocomunismo.

En cuanto a Vázquez Montalbán, se le tiene por persona de ideología bastante libre dentro del PSUC y de

difícil encasillamiento.

El mismo, en un artículo publicado el domingo, bromeaba respecto a las exageraciones con que se

comentan las tensiones del PSUC, y hablaba de «eurocheyennes» y «afrocomanches», en un intento de

desdramatizar las cosas.

El peso de CC OO

Durante el mandato de Antonio Gutiérrez y López Raimundo, algunos sectores del PSUC habían criticado

la falta de representación obrera en la ejecutiva y, en concreto, el poco peso que tenía CC OO en la

dirección del mismo, en contraste con su fuerza en la calle y el arrastre de votos en momentos electorales.

Ahora han cambiado las cosas. Desde el mismo Francesc Frutos, nuevo secretario general, hasta López

Bulla, dirigente actual del sindicato, pasando por Luchetti y otros, la presencia de CC OO en la cumbre

del partido es palpable, tanto como la de intelectuales leninistas.

Otro aspecto señalado de la nueva ejecutiva es la ausencia de pro soviéticos. Este grupo radical fue el que

derrotó al eurocomunismo, pero no ha sido el beneficiario de la victoria. Los pro soviéticos, no sólo no

han alcanzado puestos en la dirección del PSUC, sino que han perdido algunos, como la decisiva

secretaría de organización que ha pasado ahora a Rodríguez Rovira, un leninista.

Un eurocomunista convencido, comentando todos estos avalares del PSUC y el distanciamiento respecto

al PCE, me comentaba que, pese a no ser de su gusto, la ejecutiva actual del partido de los comunistas

catalanes tiene menos pro soviéticos que el PCE, y recordaba los nombres de Romero Marín, Sandoval,

González Jerez..., etcétera.

Las simplificaciones nunca son exactas y, en todo caso, la biografía personal de cada político del PCE y

del PSUC depararía muchas sorpresas. Bastaría fijarnos en los contactos más frecuentes, repasar los libros

o los artículos escritos y fijarse en dónde acuden a pasar las vacaciones.

 

< Volver