Autor: Canals, Enric. 
 400 profesionales comunistas cuestionan la territorialización en Cataluña. 
 Frutos reconoce que no existe conexión entre los intelectuales y la dirección del PSUC     
 
 El País.    28/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

400 profesionales comunistas cuestionan la territorialización en Cataluña

Frutos reconoce que no existe conexión entre los intelectuales y la dirección del PSUC

ENRIC CANALS, Barcelona

«La situación orgánica entre la dirección del partido y los sectores de intelectuales, profesionales y

artistas del mismo partido es inexistente. No se trata tanto de crear organizaciones estables, sino de

impulsar el debate y llevar a cabo iniciativas dinámicas que se traduzcan en acciones culturales lanzadas

al conjunto de la sociedad», manifestó anoche en Barcelona el secretario general del PSUC, Francesc

Frutos, en el curso de una reunión de intelectuales, profesionales y artistas militantes o antiguos militantes

del PSUC.

La reunión había sido convocada por el comité ejecutivo del partido de los comunistas catalanes y estaba

presidida, aparte de su secretario general, por Manuel Vázquez Montalbán, Javier Folch y Rafael Rivó,

miembros del ejecutivo responsables de las cuestiones culturales.

Participaron en la asamblea alrededor de cuatrocientas personas, pertenecientes a las diversas tendencias

existentes en el seno del partido. Entre ellas se encontraban el pintor Antoni Tapies, los cantantes Pi de la

Serra, Ovidi Montllor y María del Mar Bonet, así como varios directores de teatro, escritores, médicos y

otros profesionales de reconocida militancia comunista.

El secretario general del PSUC hizo una exposición autocrítica de la actividad cultural llevada a cabo

desde el partido en los últimos tiempos. «No se ha aceptado en el partido», dijo, «el reto

(...)

dominante. Una moral y una imagen comunista que no tuviera carácter testimonial, sino de la talla

pedagógica».

El secretario general del PSUC se mostró partidario de adoptar «formas orgánicas flexibles, pero

regulares y concretadas en objetivos de movilización. Como campañas para la libertad de expresión,

donde a veces hemos tenido una política vacilante; de lucha antifascista, en el sentido de recuperar

nuestra historia, o de debatir los objetivos que creemos debe tener la televisión catalana. Es necesario que

haya propuestas del partido en todos estos campos».

Frutos se refirió a que la territorialización de las organizaciones del partido había supuesto perder el

contacto directo de la dirección con los intelectuales. Invitó a estos sectores a organizarse en el partido y a

superar la contradicción entre la organiza

zación territorial y la sectorial.

(...)

una política cultural, aparte de las que pidieron explicaciones sobre algunos puntos del último congreso

del PSUC.

A la pregunta de qué había cambiado en el último congreso del PSUC, el secretario general, Francesc

Frutos, señaló como uno de estos cambios el proceso de dirección del partido. «A veces, en la anterior

dirección, decidíamos las políticas en función de lo que decían los editoriales de EL PAÍS o de lo que

hacían las otras fuerzas políticas. Era una forma superestructural de dirigir».

Por su parte, Manuel Vázquez Montalbán anunció la creación de una comisión de cultura en el seno del

comité central con carácter integrador, dispuesta a aplicar la política del partido en el campo cultural —

política que calificó de recatalanización y de

(...)

 

< Volver