Lertxundi y Onaindía dieron a conocer los acuerdos para la convergencia. 
 Carrillo se reúne hoy con los comunistas vascos contrarios a la fusión con EIA     
 
 El País.    01/11/1981.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

22/NACIONAL

POLÍTICA

Lertxundi y Onaindía dieron a conocer los acuerdos para la convergencia

Carrillo se reúne hoy con los comunistas vascos contrarios a la fusión con EIA

La fusión entre el sector mayoritario del Partido Comunista de Euskadi y EIA —este último, componente

esencial de la coalición Euzkadiko Ezkerra— avanzó ayer un nuevo paso, con la presentación oficial a la

Prensa de los acuerdos para la misma y la convocatoria del congreso extraordinario en que se formalizará

la convergencia. Por su parte, el sector minoritario de los comunistas vascos, que se opone a dicho

proceso, realizará hoy una asamblea, con asistencia del secretario general del PCE, Santiago Carrillo.

Pese a lo que se había venido afirmando en los últimos días, EIA y el PCEEPK no han firmado en las

últimas horas ningún protocolo de fusión. Así lo aclararon ayer en Bilbao Roberto Lertxundi y Mario

Onaindía, en el curso de una conferencia de Prensa, según informa nuestro corresponsal Javier Ángulo.

Ambos dirigentes confirmaron, sin embargo, la existencia de acuerdos básicos en materia de estrategia

hacia el socialismo y política sindical, y la próxima conclusión de un documento referido al

procedimiento de convergencia, que se concretará en un congreso, para el que ya se adelanta como fecha

posible el 19 de marzo.

«No hemos firmado nada porque no hay nada que firmar», declararon ambos dirigentes. «La comisión

mixta negociadora de ambas organizaciones sigue trabajando a buen ritmo, ajena a acontecimientos

externos. Los acuerdos alcanzados en la comisión deben ir luego a los respectivos comités centrales para

su aprobación y ampliación posterior en ponencias que han de debatirse en el congreso constituyente».

Los secretarios generales del PC de Euskadi y EIA indicaron que la comisión mixta espera concluir este

fin de semana el acuerdo referido al procedimiento de convergencia e iniciar el lunes el estudio de los dos

restantes documentos destinados a fijar el análisis común de coyuntura y la línea política del nuevo

partido.

«Paralelamente al trabajo de la comisión», precisaron, «se han iniciado en los pueblos una serie de

asambleas, a nivel de responsables de zona, en las que se debaten los primeros acuerdos adoptados. En el

caso de Vizcaya se han celebrado ya en doce localidades asambleas de carácter abierto, en las que junto a

militancia de ambos partidos hubo gentes no afiliadas. En dichas reuniones, el documento sobre estrategia

hacia el socialismo ha sido muy bien recibido».

Acuerdo sindical

Para Onaindía y Lertxundi lo más importante en el proceso de convergencia abierto («que se desarrolla

sin prisas») es el período de confianza mutua y de unidad de acción que se ha abierto. «Fruto de esa

actitud es la participación bajo una sola pancarta en la manifestación celebrada el pasado día 25, en

Bilbao, y las votaciones conjuntas en el Parlamento vasco. Esa manera de actuar entusiasma a amplios

sectores».

El acuerdo alcanzado en la madrugada del sábado entre ambas fuerzas en lo que hace a la política sindical

que ha de seguir el futuro partido, que a priori resultaba acaso uno de los puntos más vidriosos, infundía

ayer un optimismo especial en sus dirigentes al hacer público el documento.

En el mismo se contempla el deseo de que los militantes del nuevo partido sigan afiliados a las centrales

en las que se encuentran actualmente (los de EIA, en ELA, y los del PC, en CC OO) para desarrollar en

su seno un modelo de sindicalismo de ámbito vasco y soberano con respecto al partido, tendente a superar

la permanente división del movimiento obrero vasco entre nacionalistas y no nacionalistas, de un lado, y

entre nacionalistas, socialistas y comunistas, de otro. Un sindicalismo capaz de lograr a medio o largo

plazo «una acción sindical unitaria dentro de un marco de relaciones laborales para Euskadi».

Mientras tanto, Santiago Carrillo, secretario general del PCE, asistirá hoy en Sestao (Bilbao) a la

asamblea que celebrará el sector de los comunistas vascos que se opone a la fusión con EIA. Dicho

sector, minoritario entre los miembros del EPK, está encabezado por Ramón Ormázabal. Los dos

vicepresidentes del PCE, Jaime Ballesteros y Nicolás Sartorius, acompañarán igualmente a Santiago

Carrillo, según informa Efe.

Probablemente se anunciará, en el curso de dicha asamblea, la fecha de un congreso extraordinario de la

organización comunista vasca, en un intento de mantener la identidad e independencia del EPK, pese a

que la mayor parte de esta organización apoye las tesis de Roberto Lertxundi, favorable a la fusión.

Mario Onaindía señaló, en la conferencia de Prensa, que el acuerdo político había sido más fácil de lograr

que el sindical, pero que éste, a su vez, lo será más que otras cuestiones que por ahora han quedado en el

aire. Lertxundi destacó, por su parte, que haber conseguido en un mes acuerdos de fondo es un indicio de

que el proyecto de convergencia marcha bien.

 

< Volver