Camacho médita su abandono del ejecutivo del partido comunista     
 
 El País.    14/11/1981.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

POLÍTICA

Camacho medita su abandono del ejecutivo del partido comunista

Marcelino Camacho, secretario general de Comisiones Obreras (CC OO), se encuentra, según sus propias

palabras, en un «proceso de meditación» respecto a su posible abandono del Comité Ejecutivo del Partido

Comunista de España. El dirigente sindical precisó a EL PAÍS que su posible salida, sobre la que no tiene

nada decidido, es completamente ajena a los problemas internos por los que atraviesa el partido.

La posible dimisión debería ser enmarcada, por el contrario, en una trayectoria que arranca desde su

abandono del Grupo Parlamentario Comunista, por entender que «así servia mejor los intereses de CC

OO». Para Camacho, la independencia del sindicato respecto del PCE se ve comprometida con su

participación en el ejecutivo del partido.

El deseo de mayor independencia sindical es lo que le ha llevado a plantearse un futuro abandono, que en

estos momentos sólo se encuentra en fase de meditación, y que tiene razones únicamente sindicales. No

obstante, en otros medios del partido, fundamentalmente ligados a los destituidos del comité central, se

valora como determinante la actitud de Camacho de oponerse a las sanciones.

Así, uno de estos ex dirigentes manifestó a EL PAÍS que para ellos lo más importante era constatar que

Camacho —también citó a Nicolás Sartorius, que igualmente luchó contra las sanciones— comparte con

ellos una misma concepción del partido, caracterizado por ser una organización no monopolista, en la que

la discrepancia no sea delito.

Por otra parte, la agrupación del PCE de RTVE aprobó, en una reunión celebrada el pasado martes, una

resolución en la que, tras rechazar las sanciones, pide una conferencia extraordinaria de la federación de

Madrid y hace «directamente responsable de la crisis, que puede acabar con el partido, al equipo de

dirección aglutinado alrededor de Carrillo». El responsable de esta agrupación, José María Martín

Medem, es uno de los militantes propuestos para sanción, por firmar la convocatoria de la conferencia de

Lertxundi y Onaindía.

Entre otras cosas se pide también la dimisión como director de Mundo Obrero, órgano oficial del PCE, de

José María González Jerez, por considerar que esta revista ha practicado una política discriminatoria.

 

< Volver