Autor: Unzueta, Patxo. 
 La modificación de los estatutos, tema principal. 
 Los seguidores de Lertxundi inician mañana su congreso     
 
 El País.    14/11/1981.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, sábado 14 de noviembre de 1981

La modificación de los estatutos, tema principal

Los seguidores de Lertxundi inician mañana su congreso

PATXO UNZUETA. Bilbao «Por una izquierda unida aquí y ahora» será el lema que presidirá el V

Congreso del Partido Comunista de Euskadi (EPK), convocado por el sector que sigue a Roberto

Lertxundi, y cuya primera parte se celebrará el próximo domingo en Bilbao, según explicó ayer el propio

Lertxundi.

Entre 580 y seiscientos delegados, elegidos en la proporción de uno por cada cinco afiliados, debatirán en

esta primera parte un informe sobre la situación política general e interna del partido que presentará el

secretario general, Roberto Lertxundi, y una propuesta de modificación de los estatutos.

Las modificaciones propuestas afectarán fundamentalmente al artículo 4, cuya redacción había servido

hasta el momento para alimentar argumentaciones contrapuestas. Y ello porque sí, por una parte, se

reconocía al EPK —definido como partido nacional vasco— capacidad para «elaborar y aplicar su

política con plena autonomía», a renglón seguido se afirmaba que esa política debería estar «vinculada

con la del PC de España, del que forma parte».

El hecho de que en el orden del día del congreso, convocado para el día 22 por el sector Ormazábal, se

incluya también una propuesta de modificación de los estatutos, parece indicar que, ciertamente, ambos

sectores eran conscientes de la posible doble lectura que cabía hacer del título primero de dicho texto,

destinado a definir «el partido, su denominación y fines».

Las enmiendas presentadas por la delegación del EPK al X Congreso del PCE —que fueron rechazadas

en su totalidad, pese al apoyo del sector renovador— iban justamente destinadas, en gran parte, a hacer

compatible la plena autonomía del partido vasco con su articulación, en base a criterios confederales, con

el PCE. Ello indicaría, por otra parte, que en el fondo del contencioso que ha dividido a los comunistas

vascos había un problema de colisión entre dos legitimidades contrapuestas: la del X Congreso del PCE y

la del IV Congreso del EPK.

Para subrayar el carácter de continuidad respecto a este último del que se reunirá mañana en Bilbao,

Lertxundi aportó el dato de que el 70% de los delegados ahora elegidos lo fueron también para el

celebrado en enero pasado. La mayor representación corresponderá a Vizcaya, que enviará más de

trescientos delegados.

Respecto a la polémica sobre el carácter eurocomunista o no del nuevo partido resultante de la

convergencia con EIA —polémica recientemente relanzada a raíz de unas declaraciones atribuidas a

Lertxundi, que serían desmentidas por él mismo—, el secretario general del EPK insistió en que lo

importante no es el punto de partida, sino el de llegada.

«Tanto EIA como nosotros», dijo Lertxundi, «defendemos una vía democrática al socialismo en el que las

libertades son método, medio y fin.

 

< Volver