Autor: Zamarro, José María. 
 Por no ceder su puesto s los nominados por el partido. 
 Expulsados del PCE once candidatos a concejales de Madrid     
 
 ABC.    27/11/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Por no ceder su puesto a los nominados por el partido

Expulsados del PCE once candidatos a concejales de Madrid

MADRID (J. M. Zamarro). El Comité Provincial de Madrid del PCE ha expulsado del partido a

once candidatos a concejales del Ayuntamiento de Madrid que figuraban en la lista presentada

en las elecciones locales de 1979. La razón de la expulsión es la negativa de estos candidatos

a renunciar a su derecho a ser concejales y ceder el puesto a los nominados por el partido para

sustituir a los cinco concejales del Ayuntamiento que también han sido expulsados del partido.

Según la resolución del Comité Provincial, que permaneció reunido toda la tarde del miércoles

hasta la madrugada del jueves, la expulsión se basa en el artículo 67 de los Estatutos del

partido, que señala que todos los cargos están a disposición de la Directiva, y del artículo 64,

que sujeta todas las decisiones sobre cargos públicos al Comité Provincial. Los once

expulsados son los siguientes: Julio Segura, Dionisio Martín Aguado, Laureano Cuerdo Gómez,

Rubén Cruz Orive, Pamela O´Malley Bonass, Eva Tejedor Tejedor, José María Santos Guede,

Paloma Portela Peñas, Miguel García Madariaga, Eusebio Calle Serrano y Dolores Avilés.

CAMBIOS EN LA LISTA DE NOMINADOS

El Comité Provincial ha modificado la lista de nominados para sustituir a los cinco concejales

expulsados, cambiando a José García Ogalla por Fernando Clavo. La razón de este cambio

está en que García Ogalla ocupa el puesto 53 de la lista electoral, y en el puesto 43 está

Tomás Lorenzo Hernández, candidato independiente que se ha negado a renunciar y al que el

partido no puede expulsar, por lo que es imposible saltárselo en la lista. Fernando Clavo ocupa

el puesto 31 de la lista electoral del PCE.

La decisión de expulsión pesa únicamente sobre once candidatos a concejal. Exactamente los

que suponen un estorbo para la nominación de los presentados por el partido para sustituir a

los cinco concejales expulsados. Los candidatos que se han negado a renunciar a su derecho a

ser concejales son más, unos veintitrés, pero sólo once impedían la citada nominación. Con el

resto no se van a tomar medidas disciplinarias, de momento.

FIN DE LA CRISIS DEL PARTIDO

Según informó ayer Manuel Rico, secretario de Política Municipal del Comité Provincial del

PCE, nos encontramos en el final de la crisis en el partido. El movimiento disidente en el seno

del partido en Madrid es mínimo y la convocatoria para la celebración de una Asamblea

extraordinaria, en la que se intenta modificar la línea política del partido, sólo la apoyan unos

2.000 militantes de un total de más de 17.000, indicaron los directivos provinciales del PCE. La

mayoría de las Agrupaciones del partido se han pronunciado por la línea política seguida por el

Comité Provincial. Los disidentes, formados por los llamados «renovadores» y «dogmáticos»

constituyen ya una fracción organizada que está en guerra con la dirección del partido,

indicaron los dirigentes provinciales del PCE.

«En su estrategia —añadieron— están tratando de involucrar a una serie de personas y

entidades; tal es el caso de algunas Asociaciones de vecinos y de una serie de personalidades

del mundo de la Literatura y el Arte que han firmado un manifiesto público en favor de los

concejales expulsados.» Muchos de estos firmantes no pertenecen al partido, y en otros, según

nuestros informes —indicó Norberto Buenache, responsable de Información del Comité

Provincial—, se ha utilizado públicamente su nombre sin su consentimiento, ya que creían que

se trataba de una circular interna del partido.

CONFUNDIR AL ELECTORADO

El Comité Provincial del PCE reitera que no se puede permitir la proliferación de actitudes y

actividades en contra del partido, ya que esto no hace sino confundir al electorado, que acaba

por no saber con exactitud qué es lo que defiende el partido.

Respecto a los concejales comunistas de pueblos del Área Metropolitana que adoptaron

medidas similares a las de los concejales madrileños, el Comité Provincial sigue sin tomar

ninguna medida disciplinaria, a la espera de conversaciones con los respectivos Comités

Locales. La negociación es delicada, ya que una posible sanción de expulsión de concejales

puede provocar una serie de dimisiones en solidaridad que pongan en peligro la continuidad de

la izquierda en los Ayuntamientos o la existencia misma de las actuales Corporaciones.

«Así —según dijo Manuel Rico—, el PCE va a hacer todo lo posible para garantizar esta

presencia de la izquierda en los Ayuntamientos. Como ya se ha informado, hay Ayuntamientos,

como el de Getafe, en el que una dimisión de los concejales comunistas, unos por expulsión y

otros por dimisión solidaria, provocaría la disolución de la Corporación y la necesidad de formar

una Junta gestora.»

En cuanto se confirme la expulsión de los cinco concejales del Ayuntamiento de Madrid, Luis

Larroque, que es vicepresidente de la Diputación, será sustituido en el cargo por Lorenzo

Hernández.

La Magistratura de Trabajo número 6 de Madrid ha dictado sentencia por la que se reconoce la

existencia de relación laboral entre los tramoyistas del Centro Cultural de la Villa y el

Ayuntamiento, que, en consecuencia, deberá abonarles los pluses de nocturnidad y Festivales

conforme a la legislación vigente.

 

< Volver