Carrillo acusa a EIA de no haber rechazado expresamente el terrorismo. 
 El comité de cantabria y los concejales de Málaga se suman a las protestas en el PCE     
 
 El País.    18/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Carrillo acusa a EIA de no haber rechazado expresamente el terrorismo

El comité de Cantabria y los concejales de Málaga se suman a las protestas en el PCE

El grupo de concejales comunistas del Ayuntamiento de Málaga y el comité regional del Partido

Comunista de Cantabria (PCCPCE) han manifestado, en las últimas horas, su rechazo de las sanciones

decididas por la dirección del partido. Santiago Carrillo, por su parte, ha justificado esta actitud afirmando

que «no podemos asociarnos a un partido que no ha rechazado el terrorismo en forma expresa», aludiendo

a la fusión con EIA de una parte del Partido Comunista de Euskadi (EPK), proceso que ha sido detonante

de la actual crisis de este partido.

A la actitud crítica hacia la dirección —que hasta ahora no ha reaccionado a estos ataques— se sumaron

los siete concejales comunistas de Málaga, quienes en una reunión celebrada a última hora del lunes

acordaron mostrar su repulsa por las sanciones impuestas a sus compañeros del Ayuntamiento de Madrid.

De esta posición participa el vicepresidente de la Diputación, Gerardo Suárez, informa nuestro

corresponsal Joaquín María.

También la Agrupación de Universidades de esta ciudad ha aprobado una resolución en la que apoya el

proceso de fusión del EPK con EIA, muestra su repulsa por las sanciones y su preocupación por lo que

entienden es un proceso de estalinización en el partido, y termina pidiendo la dimisión de Carrilo y su

equipo. La grave situación creada en el PCE malagueño será estudiada el próximo domingo en una

reunión del comité provincial, a la que asistirá el responsable político provincial, Ignacio Trillo, cuya

dimisión, provocada por las sanciones, no ha sido aceptada.

Por su parte, el comité regional de Cantabria aprobó en su última reunión hacer pública una resolución en

la que condena, muy duramente, los últimos acuerdos del Comité Central del partido, calificando las

sanciones aprobadas de precipitadas, improcedentes, desproporcionadas y como grave error político,

informa nuestro corresponsal en Santander, Juan G. Bedoya.

El comité central del PCC-PCE pide que se retiren todas las sanciones, y piensa que «una práctica política

viciada por la rigidez y el autoritarismo» es especialmente preocupante en los momentos actuales, cuando

por estar amenazado el sistema constitucional «es más necesario que nunca que los partidos que lo

sustentan den pruebas inequívocas de seriedad y credibilidad democrática»

Carrillo justifica las sanciones

Por su parte, Santiago Carrillo manifestó a la Cadena Ser que «el PCE está siendo sometido a una

ofensiva feroz en estos días en que se ha puesto de moda la autodestrucción de los partidos políticos,

olvidando que el argumento más serio que pueden tener los partidarios de la involución en España es,

precisamente, la falta de seriedad, de homogeneidad, de responsabilidad de los partidos».

«El PCE», añadió Carrillo, «ha tenido que tomar una posición desfavorable respecto a la forma en que se

estaba gestionando en el País Vasco la unidad del partido comunista y de Euskadiko Ezkerra, porque no

se había tenido en cuenta la opinión de todo el Partido Comunista de Euskadi». Citando la reciente

declaración de este último grupo, en la que se recordaba que rechazó la Constitución y valoraba aquella

actitud como correcta, el secretario general del PCE dijo que cuando los españoles se dividen entre los

partidarios de la Constitución y «los que quieren echarla a tierra, es evidente que no podíamos aceptar la

entrada en un partido que toma estas posiciones».

 

< Volver