López Rodó opina sobre el PC desde Buenos Aires. 
 Sería contradictorio admitir un partido totalitario  :   
 en un sistema democrático. 
 El Alcázar.    06/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

López Rodó opina sobre el P.C. desde Buenos Aires

"SERIA CONTRADICTORIO ADMITIR UN PARTIDO TOTALITARIO"

(en un sistema democrático)

BUENOS AIRES, (EFE).— El ex ministro del Plan de Desarrollo, Laureano López Rodó, que se

encuentra en Argentina para pronunciar un ciclo de conferencias, ha hecho unas declaraciones en las que

analiza la actual política económica española.

El señor López Rodó manifestó que, a su juicio, dicha política económica transcurre dentro de unos

movedizos marcos coyunturales sin objetivos claros a medio plazo y dijo, al referirse a la "huelga salvaje"

y al dominio, en algunos casos, de la iniciativa por los piquetes de activistas, que adolece de falta de

autoridad, aunque reconoció, sin embargo, que ahora es menos fácil ejercer la autoridad que en la época

en la que le tocó formar parte del Gobierno.

En su opinión "la política económica dejó de obedecer a criterios de previsión y racionalidad" y afirmó

que, en situaciones como la actual ha de abordarse un replanteamiento con los nuevos precios de la

energía y la nueva situación del mundo tanto los países industrializados como los en vías de desarrollo".

El señor López Rodó se encuentra desde el lunes en esta capital invitado por la Cámara Argentina de la

exportación y el Banco de Intercambio Regional para pronunciar un ciclo de conferencias en

"La Semana de la Exportación", juntamente con Olivier Giscard D´Estaing.

López Rodó auguró dificultades económicas para el actual mes de noviembre y basó las mismas en dos

factores fundamentales: los efectos de la inflación de octubre y los vencimientos de pagos exteriores por

valor de 470 millones de dólares.

Sobre la recientemente constituida "Alianza Popular" el ex ministro dijo que aspiraba a constituir una

fuerza política permanente no ocasional ni coyuntural y agregó que en cuanto a las diferencias de

personas, estas quedarán absorbidas por el programa que serán el común denominado del grupo.

Manifestó su opinión de que el esquema español deseable sería la constitución de cinco, seis o siete

grandes corrientes: socialistas (no marxistas), centro (donde estaría nuestro partido), democracia cristiana,

una extrema derecha y una derecha menos extremosa, prediciendo la posibilidad de una alianza efectiva

entre el P.S.O.E. y el Partido Comunista Español, aunque manifestó su creencia de que este último no

podrá adquirir carta de naturaleza porque el Gobierno no permitía su legalización. Sobre este punto se

mostró "plenamente de acuerdo" con el marginamiento del P.C.E. porque "sería contraditorio admitir a un

Partido totalitario en un sistema democrático".

Expresó sus recelos sobre el comunismo, dado que no cree que haya renunciado a sus postulados anti-

democrático-burgueses y dijo que no admitía la buena fe del llamado "eurocomunismo", respondiendo a

una pregunta sobre otras corrientes totalitarias en España López Rodó dijo: "todo partido totalitario es

incompatible con la democracia".

Finalmente, se refirió a las Fuerzas Armadas y dijo que estas se ciñen a la función que la Constitución les

asigna de ser garantes del orden constitucional y apoyar a la Corona y a las instituciones del Estado.

 

< Volver