Documento crítico contra la dirección, avalado por trescientos militantes. 
 La corriente dura del PCE pretende cambiar la orientación del partido     
 
 ABC.    26/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NACIONAL

MARTES 26-1-82

Documento crítico contra la dirección, avalado por trescientos militantes

La corriente «dura» del PCE pretende cambiar la orientación del partido

MADRID. La dirección del PCE sufrió ayer un nuevo embate, esta vez desde la izquierda, con la

presentación de un documento duramente crítico, que viene avalado por unos trescientos militantes de la

provincia de Madrid, entre los que se encuentran abundantes cuadros de las organizaciones de base y del

sindicato CC OO.

Entre los promotores del documento se encuentran tres miembros de la Ejecutiva Federal de CC OO,

Santiago Vidal, Ángel Campos y Ana Trapiello; el secretario provincial de CC OO de Madrid, Fidel

Alonso, y el actor José Sacristán. Según la estimación de algunos de sus promotores, que presentaron ayer

el documento a la Prensa, el escrito está respaldado por los sectores de la base del partido en la provincia

de Madrid. La mayor parte de los cuadros obreros han avalado y firmado el documento, aunque también

se han registrado adhesiones de un cierto número de profesionales e intelectuales.

Los promotores presentes en la rueda de Prensa evitaron, cuidadosamente, identificarse con alguno de los

movimientos disidentes que han aparecido desde que estallara la crisis en el partido hace unos meses. Sin

embargo, de las posiciones contenidas en el documento, dejan bien claro que se trata de una corriente

«dura», que ya se había insinuado en los últimos congresos y que parece ahora con deseos de aglutinarse.

Critican profundamente la actuación política de la dirección del PCE en los últimos años, tanto en la

doble vertiente política, nacional e internacional, como en el ámbito organizativo. Mantienen que dentro

del PCE se han agotado las posibilidades de debate político y que por eso tienen que defender

públicamente sus diferencias.

El documento es muy severo a la hora de analizar el trabajo de la dirección, aunque no entra en

descalificaciones personales. Afirma que la actual es reformista y socialdemócrata y no responde a los

intereses de los trabajadores. No rebaten frontalmente el eurocomunismo, al que califican de ser una

simple etiqueta, aunque opinan de manera significativa que si por eurocomunismo se entiende la política

practicada en los últimos tiempos por la dirección, «evidentemente no somos eurocomunistas, sino

comunistas a secas».

Los promotores asistentes a la rueda de Prensa (no estuvieron presentes ni Fidel Alonso ni José Sacristán,

«por razones de trabajo») se mostraron muy cautelosos a la hora de hablar de concomitancias con otras

tendencias. Refiriéndose en concreto a los prosoviéticos del PSUC, afirmaron que algunos firmantes

comparten sus tesis al ciento por ciento, pero otros en mucha menor proporción.

La tesis fundamental de los promotores de la nueva corriente es que la «recuperación del proyecto

comunista en España pasa por una reconversión a fondo, y nosotros estamos dispuestos a llegar hasta

donde sea necesario para conseguir esta reconversión».

Subrayaron insistentemente que no compartían la actuación de otras plataformas como la de García Salve,

que intentan construir otro partido al margen. «Nuestra opinión es que el PCE hay que cambiarlo desde

dentro. Por eso hacemos un llamamiento a los compañeros que se han marchado para que vuelvan al

partido.»

«Sabemos que con este documento nos exponemos a la expulsión, pero dentro de lo posible trataremos de

seguir operando dentro del partido. No somos en absoluto una facción», señalaron los promotores.

En una parte del documento se critica la resolución del Comité Central sobre Polonia, aunque no se

manifiesta una posición concreta sobre el tema. Ni se rechaza ni se admite la situación polaca, «ya que es

un tema que requiere un largo debate». Sin embargo, este ambiguo pronunciamiento no lo es tal en el

contexto, ya que la crítica de la resolución carrillista supone de alguna forma una toma de postura a favor.

Los asistentes a la rueda de Prensa señalaron que no piensan «exportar» el documento a otras provincias y

que no tienen previsto mantener contactos con otras plataformas.

 

< Volver