Autor: Soriano, Manuel. 
 Con renovadores, oficialista y pro soviéticos. 
 Comienza el debate comunista con las puertas abiertas     
 
 Diario 16.    28/07/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Diario 16/28-julio-81

NACIONAL

CON RENOVADORES, OFICIALISTAS Y PRO SOVIÉTICOS...

Comienza el debate comunista con las puertas abiertas

Con las puertas abiertas para la prensa comienza esta mañana el X Congreso del PCE. La transparencia

informativa sobre los trabajos de los comunistas solamente estará limitada a la comisión de candidaturas,

donde se cocerá la nueva dirección. Los periodistas podrán presenciar todos los demás debates. El plato

fuerte será el informe de Santiago Carrillo.

Manuel SORIANO

Madrid — El X Congreso del Partido Comunista de España empieza hoy, a las diez de la mañana, en el

cine Quevedo, de Madrid, un congreso que se presenta para Santiago Carrillo altamente conflictivo, en el

que se espera que se reafirme la línea eurocomunista y en el que soplarán vientos renovadores.

El congreso, segundo que celebra el PCE en España después de la dictadura franquista, se prolongará

hasta el domingo. Asisten 1.213 delegados elegidos en las últimas semanas por las organizaciones

comunistas de las distintas regiones

Aparte de los 148 miembros del comité central, el resto de los delegados representan a la base de los

140.000 afiliados con que cuenta el PCE, partido que en las últimas elecciones obtuvo un respaldo

popular de unos dos millones de votos y 23 diputados.

La representación más numerosa la ostenta Andalucía, con 251 delegados. Le siguen Madrid, con 217;

Cataluña, con 189, y el País Valenciano, con 136 delegados. En todas estas delegaciones se pone de

manifiesto la «división» existente en el partido entre carrillistas, eurorrenovadores y pro soviéticos, lucha

entre corrientes de opinión que van a protagonizar este X Congreso.

Si el primer congreso que celebró el PCE en la legalidad en 1978 estuvo polarizado en la polémica sobre

el abandono del término leninista con que se definía el partido, este congreso estará dominado por el

intento de renovación profunda, de acuerdo con la línea eurocomunista, que realizarán amplios sectores

de congresistas.

Controlado

La vieja guardia, encabezada por el propio Carrillo, que impulsó la política eurocomunista, luchará por

controlar el movimiento renovador sin apearse del poder. Frente a la tendencia abrumadoramente

mayoritaria eurocomunista, los pro soviéticos intentarán beneficiarse de la democratización interna del

partido para ganar posiciones con objeto de volver a la ortodoxia comunista.

Por primera vez se cuestiona el liderazgo de Santiago Carrillo, al que se le acusa desde los dos extremos

del partido de ejercer el poder omnímodamente. Aunque haga ligeras concesiones, es previsible que el X

Congreso reafirme en la secretaría general a Carrillo y a sus más íntimos colaboradores.

Después de la elección de la mesa, los congresistas examinarán hoy mismo el informe de Carrillo sobre la

gestión realizada por el comité central en los tres últimos años.

Este será el plato fuerte de hoy. El resto de la actividad estará dedicada al saludo de delegaciones

nacionales y extranjeras. Están invitados todos los partidos parlamentarios. Entre las delegaciones

extranjeras destaca la presencia de Peng Chong, vicepresidente del comité permanente de la Asamblea

Popular Nacional de China comunista. Un destacado personaje. La U.R.S.S. ha enviado, sin embargo, a

un simple funcionario. A Juri A. Skliarov, que sólo es suplente del comité central del PCUS y

vicedirector de «Pravda».

Estarán ausentes George Marchais y Enrico Berlinguer, los dos impulsores del eurocomunismo junto con

Carrillo. La delegación del PCI estará encabezada por el histórico Giuliano Pajetta y por Pietro Ingrao. La

del PCF, por Maxime Grenetz, responsable de relaciones exteriores del comité central.

 

< Volver