Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Los euros y los leninistas se disputan el poder. 
 Habrá nuevas guerras entre los comunistas catalanes     
 
 Diario 16.    27/02/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Los euros y los leninistas se disputan el poder

Habrá nuevas guerras entre los comunistas catalanes

Una nueva guerra interna entre los comunistas catalanes (PSUC) está a punto de estallar. El «aparato»

vigila a los eurocomunistas, que pretenden hacerse con el poder el próximo congreso. Un anticipo del

conflicto podría producirse esta semana en el seno de Comisiones Obreras.

Barcelona: Enríc SOPENA, corresponsal

La guerra entre leninistas y eurocomunistas los dos sectores que permanecen en el PSUC oficial tras la

escisión de los pro soviéticos anunciada desde estas páginas hace unos días, está a punto de estallar.

El anuncio hecho por DIARIO 16 supuso una avalancha de desmentidos. Los hechos empiezan a

confirmar aquella hipótesis.

«No hay partido en el mundo, ni el más stalinista, que acuse de trabajo fraccionado a parte de sus

militantes, porque éstos se reúnan a comer. La dirección actual del PSUC está a punto de batir todos los

récords», manifestaron a este cronista fuentes próximas a la tendencia eurocomunista, a raíz de los

últimos acuerdos adoptados por el comité ejecutivo.

Investigación

La situación es la siguiente, según una narración insertada ayer en «El Noticieron Universal»: el domingo

pasado, dirigentes eurocomunistas —entre los cuales estaba el diputado Jordi Solé Turase reunieron a

comer en la casa que el secretario general, Antoni Gutiérrez Díaz, posee en la localidad de San Pol de

Mar. Este almuerzo sólo fue una «costillada», precisaron las referidas fuentes puede ser la causa de que

se abra una investigación en torno a las actividades de los líderes eurocomunistas.

Se cree por parte de los leninistas los cuales controlan actualmente el «aparato» del partido que los euros

vienen planificando cuidadosamente el congreso a celebrar los días 18, 19 y 20 de marzo— con el fin de

hacerse con el poder.

Existe la posibilidad de que ante los problemas suscitados, se acuerde aplazar o suspender el congreso, un

congreso extraordinario, habida cuenta que el anterior tuvo lugar en enero de 1981. Fue durante ese

congreso cuando los euros fueron desalojados de la dirección, al registrarse una extraña alianza, de hecho,

entre los pro soviéticos y los leninistas, quienes, más tarde, se enfrentarían sin concesiones hasta

producirse la escisión.

Los leninistas autocalificados como «centristas» siempre "han sido una fuerza minoritaria, una especie de

tercera vía, con vocación de «puente» entre unos y otros. Después del abandono pro soviético, los

leninistas se encuentran que el congreso anunciado puede significar su marginación, mientras los

eurocomunistas entrarían de nuevo como grandes triunfadores.

Así las cosas, este fin de semana será escenario de otro significativo episodio: la reunión del consejo

nacional de Comisiones Obreras.

 

< Volver