Autor: Canals, Enric. 
   El Comité Central del PSUC aprueba la convocatoria urgente de un congreso extraordinario     
 
 El País.    10/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El Comité Central del PSUC aprueba la convocatoria urgente de un congreso extraordinario

ENRIC ANALS. Barcelona. El Comité Central del PSUC, reunido en Barcelona durante el pasado fin de

semana, aprobó una resolución por la que se convoca la celebración de un congreso extraordinario «en el

plazo más breve posible que permiten los estatutos». El objetivo de este congreso se centra en poner fin a

la degradación continuada de la vida interna del partido y en restablecer la cohesión y la unidad del

mismo.

La convocatoria del congreso extraordinario se produce tras el fracaso de la política de integración

propiciada por la dirección del PSUC con mayoría de la corriente leninista, y tras el ascenso y

afianzamiento de la corriente prosoviética en importantes organizaciones; del partido, como en las

comarcas del Bajo Llobregat y el Valles occidental.

En la resolución del comité central se pone de manifiesto que el congreso extraordinario «ha de permitir a

plena ratificación de los signos de identidad del PSUC como partido comunista, como partido nacional y

de clase, y la plena afirmación de la estrategia eurocomunista». La resolución fue aprobada por 56 votos a

favor (correspondientes a leninistas y socialdemócratas o banderas blancas), veinticuatro en contra

(miembros de la Corriente prosoviética) y una abstención.

Los miembros de la corriente prosoviética votaron en contra de la resolución, a pesar de que también

están a favor de la celebración del congreso. Ello era debido a que no compartían el enfoque y el objetivo

que, según la resolución, debe tener el congreso. «No estamos de acuerdo con el tipo de congreso y con la

forma en que se preparara», manifestó un destacado miembro de esta corriente.

«La resolución», añadió, «significa el establecimiento de un pacto formal entre la dirección leninista y los

socialdemócratas». Resulta preocupante y creemos que se prepara un congreso con exclusiones. En

concreto es posible que en el próximo comité central se disuelvan organizaciones enteras, como la del

Vallés occidental».

Posibles sanciones

Otro aspecto destacado del pleno del Comité Central fije la posibilidad de que fueran adoptadas sanciones

contra miembros destacados de la corriente prosoviética, y concretamente contra el comité comarcal del

Vallés occidental. En este sentido acordó abrir un expediente disciplinario al prosoviético Félix Ferro,

autor de unas declaraciones contra la dirección del partido. A los miembros del comité ejecutivo Juan

Muñiz y Juan Ramos —a quienes el ejecutivo había pedido la dimisión de sus cargos se les ha emplazado

a modificar la actitud que mantuvieron durante la celebración de la conferencia del comité comarcal del

partido en el Bajo Llobregat. En esta conferencia impidió el acceso a la dirección comarcal de destacados

socialdemócratas y de los propios leninistas, no llevando a término el encargo de la dirección de propiciar

la política de integración. El comité central también acordó exigir una modificación expresa al comité

comarcal del Vallés occidental, de su actitud permanente de rebeldía hacia la dirección del partido. Esta

actitud se había manifestado en dos resoluciones de la citada organización y en diversas actuaciones

públicas. Los prosoviéticos fueron prácticamente excluidos de las comisiones que deben redactar los

anteproyectos de documento político y modificación de los estatutos.

 

< Volver