Aumenta la lucha entre el aparato del PCE y los sectores disidentes     
 
 El País.    04/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Aumenta la lucha entre el "aparato" del PCE y los sectores disidentes

Los problemas originados en el PCE por la división de los comunistas vascos, entre partidarios y

enemigos de la fusión con EIA, se han extendido en los últimos días a otras organizaciones del citado

partido. El comité provincial de Valladolid ha sido disuelto por la dirección central; el comité regional del

PC aragonés ha tornado posiciones contra Santiago Carrillo, y los renovadores madrileños se encuentran

duramente enfrentados con el comité provincial, perteneciente a la línea de Carrillo.

Seis miembros del Comité Central del PCE, varios concejales comunistas del Ayuntamiento madrileño y

otros miembros destacados del sector renovador del citado partido, han convocado para mañana por la

tarde un acto de apoyo a Roberto Lertxundi, secretario general del PC vasco (EPK), e impulsor del

movimiento de fusión con EIA, componente principal de la coalición electoral Euskadiko Ezkerra.

Los seis dirigentes mencionados son Carlos Alonso Zaldívar. Pilar Brabo, Manuel Azcárate, Pilar Arroyo,

Julio Segura y Jaime Sartorius, todos ellos muy vinculados al movimiento renovador que cobró cierta

fuerza en el X Congreso del PCE, aunque su peso específico quedara muy reducido en los principales

órganos de dirección del partido comunista. Junto con ellos figuran el primer teniente de alcalde de

Madrid, Eduardo Mangada, y el vicepresidente de la Diputación madrileña, Luis Larroque.

El acto de Madrid probablemente representará un nuevo paso en el distanciamiento entre el mencionado

sector y el núcleo de dirección del partido, que en los últimos días se ha visto acompañado de diversos

incidentes. Los más importantes se refieren a la prohibición, por dos veces consecutivas, de que se

reunieran los concejales comunistas del Ayuntamiento de Madrid; así como de la exigencia planteada al

comité local del PCE de Getafe de que se retracte de las críticas realizadas a la actuación de Carrillo.

Esas críticas a la disolución del Comité Central del EPK han sido particularmente duras y numerosas en

Madrid. Además del comité local de Getafe, se han pronunciado también en el mismo sentido los comités

de Parla, Fuenlabrada, Navalcarnero, y de los distritos madrileños de Chamartín y Carabanchel-Latina,

entre otros. El grupo de concejales del Ayuntamiento de Madrid intentó reunirse por primera vez el

pasado viernes. y ayer mismo por segunda vez; en ambas ocasiones recibieron la prohibición expresa del

comité provincial, encabezado por Adolfo Pinedo.

Finalmente, la dirección central del PCE hizo pública anoche la disolución del comité provincial de

Valladolid y el nombramiento de otro comité, encargado provisionalmente del partido hasta que se

convoque una conferencia provincial extraordinaria. La dirección central acusa a la provincial de

Valladolid de «labor claramente fraccional de apoyo público y organizativo a la escisión del EPK».

Fuentes del sector renovador del PCE estiman que toda esta situación revela una firme decisión, por parte

del aparato, de desprenderse de los militantes que se oponen a la línea de Carrillo, sin reparar en el coste

político que ello pueda suponer al PCE.

 

< Volver