El diputado comunista, a los periodistas de los desayunos del Ritz. 
 Carrillo: Quizá esté políticamente muerto; pero enterrado, todavía no.     
 
 Diario 16.    11/03/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

16/11 marzo83

NACIONAL

El diputado comunista, a las periodistas de «los desayunos del Ritz»

Carrillo: «Quizá esté políticamente muerto; pero enterrado, todavía no»

El diputado comunista y ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo, confesó ayer a las periodistas

de «Los desayunos del Ritz» que puede ser que se encuentre políticamente muerto, pero enterrado,

todavía no. Carrillo se mostró optimista respecto a la recuperación de su partido, «si no hacemos

tonterías», y criticó la gestión del Gobierno socialista en sus primeros cien días, de los que dijo que «no se

habían hecho cambios de importancia».

Madrid — «Quizá pueda decirse que estoy políticamente muerto; pero enterrado, todavía no», dijo ayer el

ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo, durante una reunión con un grupo de periodistas.

«Si yo fuera un árbol tan caído, no habría tantos libros sobre mí», puntualizó Carrillo, quien anunció una

nueva biografía suya que va a publicar una escritora francesa.

«En octubre, el PCE perdió el sesenta por ciento de sus votos y los perdió siendo yo secretario general, así

que yo interpreté que, por lo menos, en ese momento concreto, yo no había sido capaz de proporcionar la

victoria de mi partido», agregó el líder comunista.

Carrillo manifestó que no tiene idea de volver a ser secretario general del partido: «No pienso presentar

mi candidatura en el próximo congreso. A lo que no renuncio es a ayudar con mi experiencia política a

salir del bache en que estamos.»

Interrogado sobre su propuesta a favor de Gerardo Iglesias como secretario general, Carrillo contesta:

«Porque era el hombre que podía tener una aceptación mejor en el partido, ya que en Asturias habíamos

tenido los resultados menos malos.»

Sobre la labor que está haciendo su sucesor en el cargo, Carrillo cree que aún no se puede juzgar. «Tiene

una experiencia provincial y el líder de un partido se forma aquí.»

Su pronóstico para las próximas elecciones locales es optimista: «Creo que vamos a recuperar y esa

recuperación va a ser más completa en los próximos años, si no hacemos tonterías, pero la

crisis todavía no se ha superado en el PCE. Y esa crisis se produjo porque algunos miembros del partido

no eran comunistas y otros habían dejado de serlo.»

Al hablar de los que han estado en el PCE sin ser comunistas, Carrillo alude a Fernando Claudín, el

último —por ahora— de sus biógrafos: «Claudín ha sido mi mano derecha durante muchos años, nadie ha

hecho de mí los elogios escritos que ha hecho Claudín. En el sesenta y cuatro entró en discrepancias

conmigo, porque ya estaba preparando el paso que ha dado, irse al PSOE. Ahora es mi adversario, pero

no lo odio, ni mucho menos.»

Santiago Carrillo estima que aún es pronto para valorar la gestión del Gobierno socialista, pero aventura

una cierta crítica: «Pero si un Gobierno que quiere hacer cambios no los hace en esos cien primeros días,

a lo mejor es que ya no va a hacerlos.»

«El PSOE no ha hecho cambios de importancia y ha desaprovechado el momento que tenía para

realizarlos.» Y Carrillo alude a la promesa de creación de 800.000 puestos de trabajo, «y el paro está

aumentando»; al tema de la OTAN: «Ahí han defraudado a quienes le han votado». A Rumasa: «Es una

medida de lo más conservadora, como las que ha tomado el INI toda la vida.»

A propósito del aborto, Carrillo cree que la proposición de ley presentada «no resuelve ningún problema,

porque con ella va a abortar la élite que tiene dinero o amigos médicos».

 

< Volver