Autor: Mellado Morales, Juan de Dios. 
 Confirmada la violación de la soberanía nacional, adelantada ayer por Diario 16. 
 Los ingleses se colaron en las aguas españolas en Gibraltar     
 
 Diario 16.    15/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Confirmada la violación de la soberanía nacional, adelantada ayer por Diario 16

Los ingleses se colaron en las aguas españolas en Gibraltar

El submarino nuclear británico «Splendid», del tipo Swiftsure, con cabezas nucleares, permaneció en

aguas españolas durante casi ocho horas. El «Splendid» estuvo fondeado, como ayer adelantó Diario 16,

en la cala de levante, a la altura de Punta de Europa, en una zona controvertida y que España consideró,

desde siempre, como suya.

Gibraltar:

Juan de Dios MELLADO ,enviado especial

El «Splendid», que se veía perfectamente desde la carretera, tenía la torre fuera del agua, y lo que ayer

señalábamos como una pequeña barca a popa del submarino, en realidad es un sonar característico en

estos submarinos.

Según nuestras noticias, coincidentes con un informe elevado al Gobierno, el submarino estuvo desde

primeras horas de la mañana del miércoles, cuando llegó parte de la Royal Navy a Gibraltar, hasta las

18,45 que hizo su entrada en la base británica.

Vigilancia

Por otra parte, ayer se mantenía una estrecha vigilancia de patrulleras españolas. Tres buques de la

Armada permanecían fondeados en la bahía de Algeciras. Las informaciones de Diario 16 sobre la

entrada de la «flota de las Malvinas», los incidentes y la denuncia formulada de violación de las aguas

territoriales españolas fue el comentario general en Gibraltar, junto con el boicot de los sindicatos

gibraltareños a los buques militares en señal de protesta porque, antes de finales de año, posiblemente se

cierren los astilleros que dan trabajo a la mayoría de los trabajadores del Peñón. Este boicot podría

provocar serios problemas en el suministro de los buques de la Royal Navy.

Zona de disputa

Con la presencia de la Royal Navy en aguas de Gibraltar se ha puesto sobre el tapete las zonas de

soberanía y el siempre problemático juego de intereses en la zona.

Precisamente donde estuvo fondeado el «Splendid» es una de las tradicionales zonas de disputa entre

España e Inglaterra.

Según hemos podido saber de fuentes oficiales, esta franja es donde más incidentes se han producido.

Este contencioso es el que siempre provocó más problemas entre ambos países y a niveles oficiales, de

España, se entiende, que la presencia del submarino nuclear en estas aguas como «es una clara

provocación».

Marinería y monos

Por parte de los gibraltareños se mantiene un prudente silencio aunque, a niveles oficiales, se rechaza la

ingerencia de algún buque en aguas españolas, incluso se señaló a este enviado especial, que la cala de

levante es zona de «influencia gibraltareña».

Los primeros marinos ingleses pasearon ayer por la ciudad. Fuerte vigilancia policial hubo entre los

«bobbys» gibraltareños. Se enfrentan a los marinos que rezumaban cerveza por todos los poros.

Como es lógico, habrá refriegas entre los llanitos y los ingleses. Aunque no lo digan, los gibraltareños y

los ingleses se odian cariñosamente: a cachiporrazos, a puñetazo limpio y algún que otro golpe bajo.

Una de las visitas obligadas es a los monos, en lo alto del Peñón, cerca de las estructuras subterráneas,

donde se encuentra uno de los mayores y más complicados sistemas de comunicación y escucha. No hay

submarino que atraviese el Estrecho sin que sea detectado, ni movimiento en el norte de África que no se

traslade automáticamente a la central de la OTAN.

Tensiones

Francis Pym, el secretario del Foreign Office, sabe que España planteará la cuestión de soberanía de

Gibraltar, se encontrará con una actitud tensa y más dura, por parte de la diplomacia española, «ante el

carácter provocativo y claramente anacrónico de la llegada de los buques de la Royal Navy».

Fuentes diplomáticas españolas consultadas por Diario 16 señalaron que en las próximas negociaciones,

España no mantendrá actitudes tan «débiles» como hasta ahora.

 

< Volver