Autor: Miquelarena y Regueiro, Jacinto. 
   ABC en Londres: Notas sobre el supuesto pacto hispano-alemán     
 
 ABC.    26/02/1960.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC. VIERNES 26 DE FEBRERO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 26

A B C en Londres: Notas sobre el supuesto pacto hispano-alemán

Londres 25. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) En los Comunes, ante la fuerte presión de una

serie de interpelaciones sobre el supuesto propósito de la Alemania occidental de firmar un pactó militar

con España, al margen del O. T. A. N. y, "por tanto, ilícito y lleno de riesgos", el secretario del Forcign

Office declaraba que "hace un mes oyó hablar de ciertas gestiones" y que en aquella ocasión dijo que

"sería más inteligente que la República Federal estudiase las mismas facilidades en países del Pacto

Atlántico". "Esta sigue siendo la opinión del Gobierno." A continuación, el líder laborista Caitskell pedía

con urgencia una información más amplia y de mayor fondo, después de subrayar la anomalía de que

siendo el O. T. A. N. el organismo que ha de decidir la cuestión, los alemanes, aparentemente, iniciaron

sus tanteos sin contar con el O. T. A. N. Gaitskell pedía asimismo la garantía de que el Gobierno británico

tratará de impedir con todos sus medios que se firme el Pacto.

A esta intervención contestaba Selwyn Lloyd; "El Gobierno hará todo lo que pueda en ese sentido. Lo

difícil es saber cuál es la posición a estas horas. Dudo mucho, de que haya proposiciones alemanas, y me-

nos aún de que haya acuerdos. El O. T. A. N. no ha considerado el asunto todavía.

"En principio—replicaba Gaitskell—tiene que haber habido un compromiso inicial que no se consultó,

con el O. T. A. N." La contestación de Slwyn Lloyd era que, "efectivamente, cualquier iniciativa

específica en el terreno militar debe ser tratada primero con el O. T. A. N.", pero que a su inicio "no hay

proposiciones específicas". Las respuestas del secretario del Forcign Office fueron breves y directas.

El laborismo forcejea para que la borrasca continúe y no pueda, seguir siendo la famosa tempestad "en

una taza de té". Con la intervención de Radio Moscú en esta querella, la atmósfera se espesa. Rusia acusa

a los occidentales del intento de establecer cu la costa atlántica un cerco de plataformas para el

lanzamiento de proyectiles dirigidos. "Esta es, y no otra—clama—, la política de paz de Inglaterra y

Estados Unidos." Y copiaba textos de la Prensa francesa y británica, según los cuales "el objetivo final de

la alianza entre los dos regímenes más reaccionarios del Oeste de Europa Puede imaginarse fácilmente".

Moscú entraba hoy por primera vez en la lucha, con su conocido arsenal de truculencias.—J.

MIQUELARENA.

 

< Volver