Autor: Massip Izábal, José María. 
 Washington. 
 Las negociaciones preliminares hispano-norteamericanas sobre las bases en España han llegado a su culminación  :   
 Se establecieron los puntos esenciales para la renovación de los acuerdos, que ahora queda a la decisión de ambos Gobiernos. 
 ABC.    04/09/1963.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LAS NEGOCIACIONES PRELIMINARES HISPANO-NORTEAMERICANAS SOBRE LAS BASES

EN ESPAÑA HAN LLEGADO A SU CULMINACIÓN

Se establecieron los puntos esenciales para la renovación de los acuerdos, que ahora queda a la decisión

de ambos Gobiernos

EN LAS ÚLTIMAS CONVERSACIONES DEL EMBAJADOR GARRIGUES CON ALTOS

FUNCIONARIOS ESTADOUNIDENSES, SE HAN DEFENDIDO LAS POSICIONES

Washington 3. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por "telex".) Por segunda vez en el curso de

cuatro días el embajador español, don Antonio Garrigues, se ha entrevistado, en la tarde de hoy, con el

subsecretario adjunto para Asuntos Políticos del Departamento de Estado, Mr. Alexis Johnson. La

entrevista ha sido una ampliación de la celebrada el pasado viernes entre el embajador y los altos

funcionarios de Estado. Durante el verano, éstos han trabajado activamente en el estudio de la posición

española y en la preparación del punto de vista gubernamental sobre la delicada situación de la

renovación de los Tratados o Contratos relativos a las bases conjuntas en territorio peninsular.

En la entrevista del viernes acompañaron al señor Garrigues el ministro consejero don Emilio Garrigues;

el ministro encargado de Asuntos Políticos, señor Aguirre de Cárcer, y el secretario de Embajada don

Juan Durán. Con el subsecretario adjunto se encontraban los señores William Burdett, director general

adjunto de Asuntos Políticos; Edgar Beigel, jefe de Asuntos Económicos-Militares, y Frank Ortiz, jefe de

la Sección Española del Departamento de Estado. Hoy, el señor Garrigues se ha entrevistado a solas con

Mr. Johnson, complementando, en una larga conversación, la conferencia del viernes pasado.

Ambas entrevistas han tenido por objeto presentar al embajador español la posición del Gobierno

norteamericano en el problema de las bases peninsulares, posición que ha sido trasladada al Gobierno de

Madrid para su estudio.

En los medios diplomáticos washingtonianos se carece, naturalmente, de informes precisos en cuanto al

fondo de las presentes negociaciones, pero se sabe que por ambas partes se han llevado a efecto

detallados trabajos de preparación y estudio. Por lo que respecta a Washington, puede decirse que desde

finales de julio, en que el señor Garrigues presentó al Gobierno norteamericano los documentos básicos

de la posición española, los expertos han trabajado intensamente en el estudio de los mismos, y, a su vez,

han preparado las contrapropuestas del Gobierno de Estados Unidos. Ello ha requerido meses de

estudios técnicos y un detallado intercambio entre los especialistas del Departamento de Defensa y los de

Estado.

Sin prejuzgar en modo alguno los resultados definitivos de la importante negociación en desarrollo, puede

decirse que en el curso de la misma se han establecido todos los puntos esenciales de referencia y se ha

desbrozado el terreno para las decisiones a tomar por ambos Gobiernos.

Como se sabe, el 26 de este mes termina el primer decenio de los "agreements" sobre las bases españolas,

que comprenden dos prórrogas quinquenales automáticas, a menos que una de las partes denuncie los

acuerdos o indique, como en el caso presente del Gobierno español, su deseo de modificar sus términos.

La posición del Gobierno español, expuesta por el embajador Garrigues al Gobierno de Washington, es

que las condiciones que en el año 1953 llevaron a la firma de los Acuerdos se han transformado en 1983

hasta un punto en que se hacen necesarias modificaciones de fondo y de forma en las normas que regulan

las relaciones de Washington - Madrid con respecto a las bases dentro del cuadro general de los

problemas de la defensa occidental y la posición española en el mismo.

Las próximas semanas serán importantes en la delicada cuestión de las bases peninsulares. Las

negociaciones que se han desarrollado desde la primavera pasada entre el embajador señor Garrigues y

los Departamentos gubernamentales correspondientes en Washington, han llegado a su culminación. Ha

sido, una ardua labor diplomática y técnica, cuyos resultados serán, sin duda, beneficiosos para las

relaciones entre España y Estados Unidos.— José María MASSIP.

 

< Volver