Autor: Massip Izábal, José María. 
 Eco en el mundo de los acuerdos con los EEUU. 
 La relación militar hispano-norteamericana es similar a la que Washington mantiene con el OTAN  :   
 La renovación del Tratado defensivo satisface también a la opinión autorizada americana. 
 ABC.    28/09/1963.  Página: 49. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA RELACIÓN MILITAR HISPANO-NORTEAMERICANA ES SIMILAR A LA QUE

WASHINGTON MANTIENE CON EL O.T.A.N.

La renovación del Tratado defensivo satisface también a la opinión autorizada americana

Nueva York 27. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por "telex".) Los círculos militares y

diplomáticos aquí y en Washington expresan hoy satisfacción ante el resultado de las negociaciones sobre

las bases españolas que han culminado en la firma de los documentos de la prórroga quinquenal efectuada

anoche en el auditorio de la Misión norteamericana por los señores Rusk y Castiella.

Se subraya aquí que en la ceremonia de la firma, a la que asistieron los equipos diplomáticos asesores que

han llevado a cabo las negociaciones, estuvo presente el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas

norteamericanas, general Curtiss Lemay, uno de los más fervientes abogadores del Pentágono por el

mantenimiento de las bases conjuntas en España. También estuvo presente en el acto el subsecretario del

Departamento de Defensa, Mr. Paul Nitzue.

En la Prensa el "Times" de esta capital destaca hoy en primera página una amplia información sobre la

firma de los Acuerdos y reproduce en su integridad el texto de la declaración conjunta

hispanonorteamericana. De dicha declaración los corresponsales subrayan, especialmente, el párrafo que

se refiere a la "reafirmación—por parte del Gobierno de Estados Unidos—del reconocimiento de la

importancia de España en la seguridad, bienestar y desarrollo de las áreas atlántica y mediterránea". De

dicho párrafo y de la constitución del Comité bilateral consultivo creado en virtud de los Acuerdos de

ayer, varios comentaristas concluyen que la relación defensiva y político-militar entre España y Estados

Unidos será en adelante similar, en un plano bilateral, a la que Estados Unidos mantiene con las naciones

de la Alianza atlántica; es decir, del O.T.A.N. Después de un detenido estudio de los documentos

intercambiados y firmados anoche, este corresponsal cree que, en efecto, el punto central de los Acuerdos

es el que establece las relaciones entre Washington y Madrid en un nivel paritario y de igualdad entre

ambas naciones; la gran diferencia entre los Acuerdos de 1953 y los renovados ahora por cinco años, es la

creación del Comité Consultivo con carácter permanente, sede en Madrid, y reuniones mensuales, con

una co-presidencia formada por una autoridad española y otra norteamericana y un número igual de

miembros especializados en los problemas de la defensa.

Ello significa que cualquier proyecto, decisión o problema relativo a la cooperación militar conjunta

representada por la existencia de las bases en España, tendrá que ser sometida a estudio del Comité, y que

éste podrá examinarlas, aprobarlas, rechazarlas o modificarlas en cada caso pertinente. Al mismo tiempo

en casos especiales, el Comité, a petición de una de las partes, podrá celebrar reuniones extraordinarias y

a nivel ministerial si es necesario en Madrid o en Washington. Ello modifica la situación existente hasta

ahora llevándola del plano de la simple información a la de la consulta y, en casos especiales, a la

negociación.

En un momento en que se hacen evidentes las dificultades dentro de la infraestructura de la Alianza

atlántica, caso francés, y, al mismo tiempo, se dibujan en los horizontes internacionales perspectivas

optimistas de paz atómica, los nuevos Acuerdos entre Estados Unidos y España constituyen, a la vez, una

reafirmación de la amistad y cooperación entre ambos países y un nuevo elemento de seguridad y

estabilidad en la retaguardia del Continente europeo, que la declaración conjunta identifica como "las

áreas atlántica y mediterránea".—José María MASSIP.

 

< Volver