Autor: Massip Izábal, José María. 
 Washington. 
 Intensa y constructiva jornada diplomática del señor Castiella  :   
 Ha discutido con Rusk las perspectivas de cooperación americana e internacional al Plan de Desarrollo Económico. 
 ABC.    09/10/1963.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

A B C. MIERCOLES 9 DE OCTUBRE DE 1963. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 48.

WASHINGTON

INTENSA Y CONSTRUCTIVA JORNADA

DIPLOMATICA DEL SEÑOR CASTIELLA

Ha discutido con Rusk las perspectivas de cooperación americana e internacional al Plan de Desarrollo

Económico

KENNEDY RECIBIRA HOY AL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES ESPAÑOL

Washingto0n 8. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por "telex".) Para el ministro español de

Asuntos Exteriores, don Fernando María Castiella, que se encuentra desde anoche en esta capital,la de

hoy ha sido una jornada diplomática muy satisfactoria y constructiva en lo que el ministro llamaba, en su

discurso de la mañana ante los mbajadores de los Estados Unidos, "las dos Américas".

A la América hispana, el ministro español ha hecho entrega hoy del busto del padre Francisco de Vitoria,

esculpido por Victoria Macho y regalado a la O. E. A., bajo el patrocinio del instituto de Cultura

Hispánica, por la Universidad de Salamanca. Con la América del Norte, el señor Castiella, en una

solemne ceremonia en el Departamento de Estado, ha, firmado conjuntamente con el secretario Mr. Dean

Rusk los documentos en virtud de las cuales Estados Unidos y España declaran su propósito de

intensificar en el próximo futuro un vasto plan de intercambio cultural.

Las notas intercambiadas a fines del pasado mes de septiembre en Nueva York prorrogando por un

quinquenio los acuerdos que mantienen en territorio español las bases defensivas hispano-

norteamericanas, abarcaban un marco de mucha mayor amplitud que los problemas inmediatos de la

defensa militar occidental y la creación de un Comité bilateral de consulta y negociación. Como se sabe,

se extendía además a la cooperación económica y cultural entre España y Estados Unidos. El acto de hoy

en el Departamento de Estado responde a la declaración oficial de dicha cooperación y responderá

mañana a la entrevista anunciada entre el presidente Kennedy y el señor Castiella en la Casa Blanca.

Según mis noticias, en el curso del almuerzo celebrado esta tarde en el Departamento de Estado por los

señores Rusk y Castiella y sus principales colaboradores, han sido examinadas muy a fondo las

perspectivas de la cooperación financiera americana e internacional al plan español de Desarrollo

económico, que Estados Unidos considera de extremada importancia en el cuadro general de la

estabilidad y la cooperación de Occidente.

Los documentos oficiales entre Estados no son, por su misma naturaleza, ni brillantes ni explícitas. En

este caso, sin embargo, hay en ellos una declaración de propósito—a traducir más tarde en programas

positivos de intercambio y cooperación cultural—, de excepcional interés para las culturas de ambas

naciones. Norteamérica puede aportar al intercambio cultural acordado hoy, lo mejor que tiene en

ciencias naturales y aplicadas, la ingeniería y la especialización económica. España, las lenguas, la

historia y la cultura en general. En América se levantan puentes sensacionales, que son auténticas obras

de arte de la Edad del Acero. En España se elaboran pensamientos trascendentes y se ponen en marcha

fórmulas sociológicas de progreso humano. Conjugar y ensamblar—en este momento—las dos vertientes

de una idéntica aspiración occidental es el propósito de los documentos intercambiados a mediodía en el

Departamento de Estado.

Si se tratase de Yugoslavia o de Suecia, la cuestión sería diferente. Lo que sucede es que se trata de una

empresa común entre ambas Américas; y la nación que con su descubrimiento y colonización las colocó

en la Historia después del gran drama iniciado en 1492. Este hecho histérico da un inmenso escenario a

las perspectivas del futuro cuando se las plantea, como ha sucedido hoy, sobre un plano constructivo y a

largo plazo. No todo son "missiles" en la vida de las naciones modernas. Si no se da un margen de acti-

vidad. inteligente y organizada, a los valores intelectuales y de cultura, no se va a ninguna , parte.Sería la

barbarie atómica. Por algo decía un día el presidente Eisenhower a un embajador español:

—Señor embajador: su país tiene que ayudarnos en la tarea de unificar a las Américas. No hay otra nación

mejor situada...

"La pasión de América", como decía esta mañana Castiella en el acto de la Unión Panamericana, puede

ser traducida a una diplomacia efectiva y realista, uno de los actores más importantes de la ecuación

española de .La cuestión es tratarla con inteligencia y objetividad, sin retórica campanuda ni

desplantes políticos.

¿Es ello posible? Después de expresar la gratitud "por el privilegio que se me ha concedido al abrirme las

puertas de esta Organización—dijo el señor Castiella—no ha de extrañaros que os haga ahora el

ofrecimiento de toda la posible cooperación española a los elevados fines de esta Organización".

El secretario general de la O. E. A., don José A. Mora, había explicado antes el impacto de las lecciones

de fray Francisco de Vitoria en el ámbito americano, del Descubrimiento. "Es una cita con España y con

la raigambre de nuestros orígenes."´

El del doctor Mora fue un discurso discreto e inteligente, lleno de espiritualidad y de información

histórica. "Vitoria—dijo— concibió a la comunidad internacional en una forma muy cercana a la que

representan hoy las Naciones Unidas."

"Cuando los subditos tienen conciencia de la injusticia de la guerra—dijo—no es lícito ir a ella. Esto lo

proclamaba Francisco de Vitoria al mismo tiempo que la maquinaria bélica de Carlos V resonaba en

todos sus reinados."

El orden moral y la justicia—añadió el secretario general—, el principio de no intervención, la unidad

espiritual de Occidente, el concepto americano de la igualdad jurídica, los principios de una moral

universal, las ideas de solidaridad y cooperación internacionales y ese postulado cumbre de América, que

al condenar la guerra de agresión proclama que la victoria no da derechos, son elementos de nuestra

Organización que ha captado la inspiración del maestro de Salamanca." "La obra de Vitoria—terminó—

ha tenido, además, una virtud aglutinante para estrechar las vertientes jurídicas de origen latino y

anglosajón en la confluencia actual de nuestro sistema interamericano."

Una estupenda jornada, como decía este corresponsal al empezar, en las relaciones de España con ambas

Américas.—José María MASSIP.

 

< Volver