Muñoz Grandes y los ministros de Asuntos Exteriores, Aire y Secretario General expresan su condolencia a Mr. Woodward  :   
 También lo ha hecho S.A.R., el Príncipe Don Juan Carlos. 
 ABC.    23/11/1963.  Página: 58. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. SABADO 23 DE NOVIEMBRE DE 1963. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 58.

MUÑOZ GRANDES Y LOS MINISTROS DE ASUNTOS EXTERIORES, AIRE Y SECRETARIO

GENERAL EXPRESAN SU CONDOLENCIA A MR. WOODWARD TAMBIÉN LO HA HECHO S.

A. R. EL PRINCIPE DON JUAN CARLOS

En Madrid, la noticia del asesinato del presidente norteamericano fue conocida a través de Radio

Nacional de España, que la difundió en su servicio informativo de las ocho de la noche. Al saberse lo

ocurrido en Dallas (Tejas), la primera reacción fue de sorpresa en los medios oficiales y diplomáticos, en

los periódicos y, en general, en toda la ciudad. La consternación fue completa entre los miembros de la

colonia norteamericana establecida en Madrid y Torrejón. A partir de las nueve de la noche, numerosas

personalidades españolas y extranjeras acudieron a expresar su pésame a la Embajada de los Estados

Unidos y a la residencia del embajador, en la calle de José Ortega y Gasset.

A partir de las ocho y cuarto de la tarde, las llamadas telefónicas a las Redacciones de los periódicos, de

la televisión y de las emisoras de radio, se sucedieron con gran frecuencia hasta las primeras horas de la

noche. Numerosas personas solicitaban detalles del magnicidio y expresaban su indignación por lo

ocurrido. El representante de los Estados Unidos, M, Woodward, conoció la noticia en su despacho oficial

de la Embajada, transmitida por los teletipos. Inmediatamente se reunieron con el embajador los restantes

miembros de la representación diplomática y numerosos jefes y oficiales de la Misión Militar

norteamericana.

Al terminar la reunión del Consejo de Ministros, el vicepresidente del Gobierno, capitán general Muñoz

Grandes, y el ministro de Asuntos Exteriores, señor Castiella, acudieron a la residencia del embajador de

Norteamérica para expresar su pésame a Mr. Woodward. A las diez de la noche lo hizo también Su Alteza

Real el Príncipe D. Juan Carlos de Borbón. A la Embajada americana, en la calle de Serrano, acudieron

los ministros del Aire, teniente general Lacalle, y secretario general del Movimiento, señor Solís;

gobernador militar de Madrid, general Miranda, y los embajadores de Nicaragua, Pakistán, Uruguay y

Turquía, quienes fueron recibidos por los funcionarios de la representación diplomática de, aquel país,

Mr. Watrous y Mr. Castillo. También hicieron acto de presencia en dicho lugar el director general de

Concentración Parcelaria, don Ramón Beneyto; jefe del Gabinete Técnico del Ministerio de Información

y Turismo, don Gabriel Elorriaga; consejero de la Nunciatura Apostólica, monseñor Benelli; encargado

de Negocios del Perú, ministro consejero de Nicaragua, secretario de la Embajada de Sudáfrica;

presidente de la Cámara Oficial de la Industria, don Teodomiro G. Baylín; síndico presidente de la Bolsa

de Comercio, don Eduardo de Carvajal; don Jaime Miralles y otras personalidades.

En la planta baja de la Embajada de los Estados Unidos otras muchas personalidades depositaban tarjetas

de visita para expresar su condolencia y un libro de firmas colocado al efecto, fue llenado rápidamente

con numerosos autógrafos. El "hall" de la Embajada se hallaba repleto de gente que comentaba las

noticias relativas al asesinato. El agregado de Prensa, Mr. Castillo, manifestó a los periodistas que el

embajador se hallaba profundamente afectado.

PROFUNDA IMPRESIÓN EN TODA ESPAÑA

Toda España se ha conmovido con la noticia de la muerte del presidente Kennedy.

En Rota, en la base naval, la noticia, llegada a través de la radio, ha producido gran consternación. En

nombre de la población.

el alcalde de la ciudad acudió a la base para expresar el pésame en nombre de la población al jefe de

Actividades Navales Norteamericanas en España, Mr. Barthes. El jefe de la base, almirante Pardo,

también efectuó una visita para manifestar su condolencia.

Aparte las noticias que constantemente han transmitido la radio y la televisión españolas, diversos

periódicos han lanzado ediciones extraordinarias. En Barcelona, la "Solidaridad Nacional" ha editado una

hoja especial que expuso en varios quioscos de la capital. A las once de la noche ya se encontraba la hoja

a la vista del público. El diario "Información", de Alicante, lanzó una edición extraordinaria, venciendo

grandes dificultades técnicas, pese a lo cual el número estaba en la calle antes de las doce de la noche. El

público la acogió con enorme interés agotándola rápidamente. La noticia del magnicidio causó especial

impresión en los turistas norteamericanos que pasan sus vacaciones en estas costas.

 

< Volver