Autor: Castillo Puche, José Luis. 
 La denuncia española de los Convenios con USA. 
 En octubre, el ministro de A.E volverá a Nueva York  :   
 Para ocupar la tribuna de las N.U el día de la Hispanidad. 
 Informaciones.    28/09/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

EN OCTUBRE, EL MINISTRO DE A. E. VOLVERÁ A NUEVA YORK PARA OCUPAR LA

TRIBUNA DE LAS N. U. EL DIA DE LA HISPANIDAD

NUEVA YORK, 28. (Crónica de CASTILLO PUCHE,exclusiva para INFORMACIONES.)

Hemos venido desde Washington a Nueva York en el mismo avión en que viajaban el ministró Castiella y

su equipo de técnicos y consultores.

No era, momento para entablar conversación con nuestro ministro de Asuntos Exteriores y hemos

respetado su silencio.

POSTURA DELIBERADAMENTE CERRADA

La explicación amplia y concienzuda del porqué del parón en seco —hasta este momento— de las

negociaciones sobre las bases la habrá hecho ya a estas horas el propio Castiella en Madrid y ante la

Prensa, si no considera que, para no prejuzgar en el período de reconsideraciones entre U. S. A. y España

que ahora se abre, lo mejor sea seguir callando. De todos modos, Castiella, dentro de su parquedad y

entereza, nos ha dicho:+

—Hemos dejado clavado el pie como debíamos.

O sea, que la postura cerrada, mejor dicho tajante, de España ha sido un acto deliberado, consciente y

responsable del Gobierno español en pleno, lo cual quiere decir del país entero.

Esta operación consiste en colocar nuestro cuerpo nacional en el puesto que le corresponde en una

ubicación no tanto estratégica y material como moral y digna.

COMPENETRACIÓN EN LA MISIÓN ESPAÑOLA

El 12 de octubre, Castiella estará en Nueva York para ocupar la Tribuna de las Naciones Unidas en el Día

de la Hispanidad.

Por esas fechas se encontrará el secretario de Estado, Dean Rusk, al lado de los ministros de Asuntos

Exteriores europeos. Si para entonces hubiera algún encuentro y alguna nueva consulta, podríamos

vislumbrar una nueva posibilidad de reanudación de las consideraciones sobre los acuerdos y tendríamos

un indicio de que no se han cortado e interrumpido del todo las negociaciones, aunque por el momento

están en suspenso prácticamente.

A nosotros personalmente nos ha gustado la compostura y decoro de Castiella y su equipo. Han obrado

como creían que debían obrar y se atienen a las consecuencias. Y es de suponer, conociendo a un

Cañadas, un Sedó, un Alfonso de la Serna, un Ñuño Aguirre de Cárcer, un Martín Gamero, un Marcelino

Oreja, etcétera, que no hayan hecho la operación sobre el vacío ni mucho menos.

En otro vuelo, desde Washington a Nueva York y para enlazar hacia Madrid, viajaba la otra parte

española que ha intervenido en las negociaciones con el general Díez Alegría a la cabeza.

Repetimos, que, por todas parte, los indicios son de que las delegaciones españolas han estado

coordinadas y compenetradas más que ninguna otra vez, y que ambas partes, la diplomática y la militar, e

incluso la económica, actuaron fusionadas al máximo bajo la inspiración del Gobierno español.

 

< Volver