Autor: Gallo, Jesús. 
 Crónica de Vizcaya. 
 Democracia y contraste de pareceres  :   
 Airada intervención del presidente de la Diputación tras la cena a Fraga. 
 El Alcázar.    27/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

CRONICA DE VIZCAYA

• Airada intervención del presidente de la Diputación tras la cena a Fraga.

BILBAO, (Por telex, una colaboración de Jesús Gallo).—Dejábamos ayer la crónica justo antes de la cena

que se dio en un lujoso hotel de esta villa en honor del Sr. Fraga Iribarne.

A los postres Fraga repitió en resumen cuanto había dicho en su conferencia.

Luego hubo algunas intervenciones a invitación del homenajeado y este humilde servidor de ustedes

creyó oportuno intervenir. Fue una pregunta y una aclaración.

La pregunta era como iba a atraer "Alianza Popular" a esa gran masa de españoles que multiplica do por

muchos números iba á estar presente en millón cuatrocientas mil personas el próximo día veinte en la

Plaza de Oriente. Porque tratar a esa masa ingente de ultras de extrema derecha o de nostálgicos no era

justo. Don Manuel envolvió la contestación en el total "silencio administrativo". El era libre de contestar

o no, y no quiso hacerlo.

La aclaración era que cuando se habla de pueblo vasco se olvida que existen cientos de miles de personas

muchas de las cuales en los pueblos están oprimidas. Y que este pueblo de Vizcaya, no había pedido

ningún concierto económico ni fueros.

Puso baselina a la contestación y todos tan contentos.

Pero a la salida de la cena el Sr. Unceta presidente de la Diputación se dirigió a mí de forma airada y

hasta poco correcta, dado que yo había formulado mis impresiones, si con pasión como soy yo, pero con

corrección. Más paradógico aún toda vez que salíamos de una cena donde se había tratado nada menos

que de traer a España la democracia y por ende la convivencia. Y hete aquí, como decía un antiguo

profesor mio, al primer tapón, zurrapa.

El Sr. Unceta es presidente de la Diputación, yo soy un humilde ciudadano, el es rico, yo no, pero de esto

en adelante "a priori" no le concedo ninguna ventaja sobre mi. Y hasta podía decirle quizá aquellos versos

del Duque de Rivas:

Si tu eres de Reyes primo......

Yo comprendo que si el u otros han estado diciendo durante casi dos años en Madrid que el pueblo pide el

concierto económico y los fueros y luego un señor dice que el pueblo no ha pedido eso, les duela. Como

me duelen a mi otras verdades y me las trago. Y hasta las mentiras tenemos que comerlas con amargura

en esta nuestra tierra.

Ahora repito aquí lo que ya he dejado escrito más de una vez: el pueblo de Vizcaya no ha pedido al

concierto económico ni los fueros han sido unos cuantos señores, muy dignos, con estupenda intención

pero sólo ellos.

Manifestaciones ha habido de un año a esta parte para dar y regalar pero ni una ha sido —ya es mala

suerte— para pedir los fueros o el concierto económico. Esta es una realidad que esta en la calle y con

sólo salir a ella, hablar, tocar puertas se ve fácilmente. Aparte que yo no enjuicie si eran buenos o no, si

eran convenientes o no, sino una realidad. Y contra la realidad no valen cóleras ni malos modos.

En su acaloramiento y en relación a los fueros dijo el Sr. Unceta que eran suyos. Ya recordamos que al Sr.

Martín Villa le dijo que los exigirían hasta la rebelión, esa figura tiene un nombre que niego a escribir.

— "Mira la historia", "la historia, la historia....." repetía sin cesar. Pues que de historia habla, vamos a

ella.

Los fueros —y contestó a uno de sus acompañantes— no se dieron a si mismos, sino que fueron los

Reyes de Castilla quienes dieron esa merced. ¿Pero a quien?. A quienes habían llegado hasta nues

tras tierras abriendo un camino comercial buscando puertos cómodos y seguros. Don Tello fundador de

Guernica —y cuya estatua han querido dinamitar más de una vez— y don Diego López de Haro que

preside el ajetreo de este Bilbao de nuestros sueños, por sólo citar dos personajes vinieron de otras tierras.

¿O miente la historia?. Vizcaya era un puro bucólico que para si quisiera Virgilio en sus églogas, casi sin

zonas urbanas aún de las de aquellos tiempos. Pero los mercaderes de las tierras del interior "inventaron"

el puerto de Bermeo y luego el de Bilbao. Y empezó "la vida comercial y la artesanía. Orduña dejó casi

de ser el cuartel general de esos mercaderes para serlo Bilbao. Y cuando esto aumenta, y las gentes se

agrupan es entonces — como otras regiones del Reino de Castilla— los Reyes conceden mercedes o

privilegios o fueros que es lo mismo.

Y la historia camina y España ya una, los Reyes no siguen reconociendo los fueros dados por sus

antepasados a Vizcaya.

Lo que pasó después ya es muy reciente, pues cien años son pocos en el devenir de un pueblo.

Esta es la historia, si el Sr. Unceta y su acompañante creen que hay otra. Me pondría saco y cilicio en

señal de público arrepentimiento.

Y para finalizar queremos que quienes hablan de democracia admitan los pareceres de los demás. Yo los

admito y por eso nunca reino con mis amigos aunque piensen muy distinto a mi.

Ah, y quisiera como tantos cientos de miles de vizcaínos nos dijeran que beneficios vamos a tener los

simples ciudadanos con eso del concierto económico".

DEMOCRACIA Y CONTRASTE DE PARECERES

 

< Volver