Autor: Massip Izábal, José María. 
   Es prematuro hablar de un acuerdo hispano-norteamericano para la renovación de las bases     
 
 ABC.    07/06/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ES PREMATURO HABLAR DE UN ACUERDO HISPANO-NORTEAMERiCANO PARA LA

RENOVACIÓN DE LAS BASES

Washington 6. (Crónica de nuestro corresponsal, por "telex".) Las negociaciones hispano-

norteamericanas sobre las bases militares conjuntas en la Península Ibérica parecen haber entrado en esta

capital en una fase positiva que podría hacer posible, de llegarse definitivamente a un acuerdo, la firma de

un Convenio restringido a dos años de duración que ofrezca margen a un amplio reexamen de las

relaciones generales entre Madrid y Washington en el terreno económico, universitario, espacial y

científico.

Esta es la impresión dada anoche a la Prensa por el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del

Senado, J. William Fulbright, al término de una detenida declaración a puertas cerradas hecha por el

subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Mr. U. Alexis Johnson, que lleva las negociaciones en

curso con su colega español, el jefe del Departamento de Norteamérica del Ministerio de Asuntos

Exteriores, señor Aguirre de Cárcer.

La versión de Fulbright—sin confirmación hasta ahora en los centros diplomáticos autorizados—es que

Estados Unidos accede a firmar con España, si se ultiman satisfactoriamente los delicados puntos todavía

en negociación, un nuevo Convenio de prórroga de dos años, que el influyente senador considera más "en

acuerdo con los intereses de este país" que la propuesta inicial, rechazada por el Gobierno de Madrid, para

otra prórroga quinquenal. El senador añadió que prefiere un Tratado de comercio y amistad con España,

pero que el Convenio a corto plazo que se está negociando le parece preferible a otro a largo plazo. El

nuevo acuerdo, siempre según la versión del senador, retroactivo al 26 de septiembre de 1968, fecha del

vencimiento de los Convenios, daría un paréntesis hasta el mismo mes del año 1970 para que las partes,

con tiempo y estudio, negociaran soluciones de mayor amplitud para la cooperación activa entre ambos

países, deseadas por ambos Gobiernos, cada uno dentro del cuadro de sus intereses nacionales, en esta

delicada coyuntura diplomática.

Hasta aquí la versión Fulbright, pero el hecho es que las negociaciones continúan—probablemente sobre

la base de los dos años—y que hasta el momento no se ha llegado a ninguna formalizaron definitiva de

los Convenios en estudio entre Madrid y Washington. En caso afirmativo dicha formalización requeriría

la firma del ministro español de Asuntos Exteriores, señor Castiella, que se encuentra en Madrid, y la del

secretario de Estado norteamericano, Mr. William Rogers, que ha dejado hoy Washington para

acompañar al presidente Nixon en su viaje a Midway para la importante entrevista con el presidente

Thieu, de Vietnam del Sur. En el Departamento de Estado no había hoy ninguna confirmación oficial de

la versión Fulbright, aun cuando algunos altos funcionarios la consideran auténtica. "Seguimos

negociando", es la posición de los diplomáticos de ambos países.

La información, derivada del presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Mr. Fulbright,

figura de prestigio en la Prensa nacional, se publica hoy en primera página en los periódicos más

importantes del país.—José María MASSIP.

 

< Volver