López Bravo, portador de un mensaje personal de Nixon para Franco  :   
 El presidente de los Estados Unidos desea perfeccionar las relaciones hispano-norteamericanas. 
 ABC.    20/03/1970.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El presidente de los Estados Unidos desea perfeccionar las relaciones hispano-norteamericanas

EL ORO ESPAÑOL DEPOSITADO EN RUSIA ES UNO DE LOS OBSTÁCULOS PARA EL

RESTABLECIMIENTO DE NUESTRAS RELACIONES CON LA UNION SOVIÉTICA

Manifestaciones del ministro de Asuntos Exteriores a su regreso a Madrid

Madrid. (De nuestra Redacción.) Con treinta y cinco minutos de retraso sobre el horario previsto llegó

a primeras horas de de ayer a Barajas el avión de Ibe- te regresaba de los Estados Unidos stro de

Asuntos Exteriores, don o López Bravo, a quien acompañaba Aragonés Vila, subdirector general

ntos de América del Norte y presi- de la Delegación española en el Co conjunto hispano-

norteamericano

Se hallaban presentéis en el aeropuerto el lar de Educación y Ciencia don José Luis Villar Palasí, que

ha desempeñado estos días provisionalmente la cartera del señor López Bravo; el subsecretario de

Asuntos Exteriores, don Gonzalo Fernández de la Mora, el primer introductor de embajadores, duque de

Amalfi; el encargado de Negocios de la Embajada norteamericana y otros altos funcionarios de esa

representación diplomática, y los directores generales del palacio de Santa Cruz.

El señor López Bravo, en respuesta a las preguntas de los informadores manifestó cuanto recogía ayer en

su crónica de Washington nuestro corresponsal. José María Massip no ha terminado la fase exploratoria

de las conversaciones con los Estados Unidos, que siguen entre funcionarios y que se reanudarán a nivel

ministerial en Washington, a mediados de abril, y en Madrid, con la presencia de Rogers, secretario de

Estado, a fines de mayo.

El ministro vuelve muy satisfecho de la cordialidad demostrada por el presidente Nixon y por los demás

gobernantes norteamericanos con quienes mantuvo contacto. Se habló, naturalmente, de la defensa, entre

otros temas, como los científicos, agrícolas, culturales... Y hubo diálogos con el secretario general de las

Naciones Unidas y con el de la O. E. A. España sigue con interés las tareas y los objetivos de la

Organización de Estados Americanos con la que quiere estrechar vínculos y con la que son posibles

acuerdos en cualquier modalidad. Nixon tiene interés no sólo en sostener, sino en perfeccionar las

relaciones hispano-norteamericanas. En las conversaciones salieron a relucir, como es lógico, los temas

de Cuba y de Oriente Medio (no es previsible una mediación inmediata de España en. el conflicto

árabeisraelí) y otros referentes a puntos geográficos de fricción, tema este último abordado también con U

Thant. Ha tenido asimismo López Bravo interesantes contactos con personalidades del Congreso de los

Estados Unidos. Trae un mensaje personal de Nixon para el Caudillo.

Durante su breve escala en Londres conversó el ministro español con el subsecretario del Foreign Office,

sir Thomas Brime-lew, en ausencia del secretario de dicho Departamento, presente a la razón en una

reunión del Gabinete británico.

López Bravo en contestación a otra pregunta respecto a la posibilidad de restablecimiento de relaciones

diplomáticas con la Unión Soviética, declaró que los obstáculos no son solamente ideológicos, sino de

carácter contencioso o jurídico, ya que existe la cuestión del oro transportado a Rusia durante la guerra

española.

COMUNICADO CONJUNTO

Al final de la rueda de Prensa celebrada en Barajas fue facilitado a los periodistas el siguiente

comunicado:

"El día 17 de marzo, el ministro de Asuntos Exteriores de España se entrevistó con el secretario de

Estado, Rogers, quien lo invitó a continuación a un almuerzo de trabajo. El mismo día celebró una cordial

entrevista con el presidente y con los secretarios Laird y Kennedy. Intercambiaron puntos de vista sobre

múltiples aspectos de las relaciones hispano-norteamericanas. Al día siguiente, el ministro se entrevistó

de nuevo con el secretario de Estado y altos funcionarios del Departamento durante varias horas.

Tema de gran importancia en las conversaciones fue el futuro de las relaciones hispano- norteamericanas,

tras la expiración en septiembre de 1970 del actual Convenio defensivo. Se acordó en principio que

ambos países considerarían la posibilidad de un convenio relativo a la cooperación en materias de

educación, agricultura, medio ambiente y ciencia, así como en defensa.

El ministra de Asuntos Exteriores y el secretario de Estado acordaron también que las conversaciones

sobre un nuevo Convenio se celebrarían en Washington entre funcionarios de la Embajada de España y

del Departamento de Estado. El ministro de Asuntos Exteriores volvería de nuevo a mediados de abril

para discusiones a nivel ministerial. El secretario de Estado manifestó su propósito de visitar Madrid a

fines de mayo."

ESCALA EN LONDRES

Londres 19.A las ocho cincuenta de hoy llegó al aeropuerto londinense de Heathrow procedente de

Washington, el ministro español de Asuntos Exteriores, don Gregorio López Bravo.

El ministro fue recibido en el aeropuerto por el embajador de España en Londres, marqués de Santa Cruz,

y por sir Thomas Brimlow, subsecretario del Departamento de Europa en el Foreign Office.

El señor López Bravo conversó, por espacio de sesenta minutos, en una sala privada del aeropuerto, con

sir Thomas Brimlow. A la entrevista asistió también el embajador español en Londres.

El ministro español, que realizó una escala de tres horas en esta capital, fue presentado a su llegada al alto

personal de la Embajada y al grupo de periodistas españoles que acudió al aeropuerto para recibirle.

A continuación, López Bravo se retiró con sir Thomas y el marqués de Santa Cruz para conversar en

privado.

Una hora después, el ministro español abandonó el aeropuerto en compañía del embajador.—Efe

 

< Volver