Según The New York Times. 
 Washington no puede permitirse el lujo de perder la utilización de las bases militares en España  :   
 Son esenciales para la defensa del Mediterráneo, frente a la irrupción soviética. 
 ABC.    31/05/1970.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

DE MAYO BE 1970. EDICIÓN 3SJS LA MAÑANA. PAG, 23.

SEGÚN «THE NEW YORK TIMES» «WASHINGTOI N0 PUEDE PERMITIRSEEL LUJO DE

PERDER LA UTILIZACIÓN DE LAS BASES MILITARES EN ESPAÑA»

Son esenciales para la defensa del Mediterráneo, frente a la irrupción soviética

Nueva York 30, "Los Estados Unidos necesitan imperiosamente llegar a un acuerdo con España que

sustituya el Convenio militar sobre las bases aéreas y naval"", dice hoy "The New York Times",

"La irrupción soviética en el Mediterráneo y en el Atlántico bastaría—dice el diario neoyorquino—para

que Washington no pueda permitirse el lujo de perder la utilización de las bases militares en España, cuyo

contrato expira el próximo 26 de septiembre."

Ayer, en un extenso artículo sobre España» "The WaIl Street Journal" indicó también que la reciente

visita del secretario de Estado norteamiricano, William. Rogers, tenía como tema central la firma de un

convenio a largo plazo", parque las bases españolas son "esenciales para la defensa del Mediterráneo".

Drew Middleton, experto en temas estratégicos de «The New York Times", escribe hoy una crónica desde

Madrid en la que se refiere a la conversación de ayer entre Rogers y el Generalísimo Franco.

La crónica de Middleton se publica en primera página, titulada, a una columna y acompañada de una foto

a cuatro columnas, en la que aparece el Jefe del Estado español con el secretario de Estado

norteamericano. Middleton resalta también la importancia de la entrevista de Rogers con el ministro de

Asuntos Exteriores, Gregorio López Bravo.

El diario neoyorquino menciona el comunicado tras la reunión, en el que se informa de los "progresos

sustanciales" de las conversaciones entre ambos países, cuyo Acuerdo—firmado en 1953 y renovado en

1963—fue prolongado en 1968 por dos años-más. En esta última fecha, España rehusó la prórroga,

automática del Pacto y pidió la celebración de conversaciones para ampliar el alcance del testo, con la

inclusión de cooperación en otros campos, además del militar, como la agricultura, la ciencia y la

educación.

El especialista del "The New York Times" informa que las conversaciones están en un punto, según los

norteamericanos, en el que "todavía estamos trabajando en el quid "proquo", es decir, en una tercera

alternativa, si no hubiese acuerdo en las dos anteriores.

Unos rumores de que Rogers había sondeado en Roma la opinión de varios ministros de Asuntos

Exteriores de la O.T.A.N. sobre el eventual ingreso de España en la Orgaización han sido desmentidos.—

Efe.

 

< Volver