Autor: Menchero Dueñas, José Teófilo. 
   Conferencia de Rhodesia: Posible llegada del ministro de Asuntos Exteriores británico     
 
 Informaciones.    03/11/1976.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Conferencia de Rhodesia: Posible llegada del ministro de A.E. británico

Por José M. MENCHERO

LONDRES, 3.

EL secretario del Foreign Office, Anthony Crosland, irá a la conferencia de Ginebra sobre Rhodesia si se

considera necesario, según receló ayer el primer ministro británico, introduciendo con ello lo que parece

una novedad significativa en las conversaciones sobre el futuro del país africano.

James Callagham anunció esta previsión o posibilidad en la Cámara de los Comunes, si bien, en respuesta

a una cuestión planteada por el jefe del Partido Liberal, David Steel, manifestó también que el

representante británico en las Naciones Unidas, Ivor Richard, estaba demostrando ser un excelente

presidente de la conferencia y que éste se había ganado la confianza de todos los participantes en ella.

En casi idénticos términos habló también el secretario del Foreign Office, admitiendo que irá a Ginebra

"´si es necesario´´ y reconociendo la capacidad del señor Richard para conducir las delicadas

negociaciones.

La posible marcha del señor Crosland a Ginebra no será, en todo caso, inmediata, puesto que el secretario

del Fo-reign Office se encuentra desde ayer en Yugoslavia para una visita oficial de cuatro días. Aquí el

señor Crosland ha sido recibido con algunas ilusiones en comentarios de Prensa a la ´´propaganda

subversiva" que realizan "yugoslavos extremisias en Gran Bretaña, a la que se han trasladado desde

Alemania redera1. El secretario del Fo-reign Office ha expresado, por su parte, el apoyo británico a la

independencia yugoslava, lo que ha sido muy bien acogido en Belgrado, entendiéndolo lógicamente en

relación con el Este.

Las autoridades de Belgrado tienen asimismo gran interés en intensificar y mejorar su balanza comercial

con Gran Bretaña, que hasta no hace mucho fue su principal socio de toda Europa en este campo.

Otra cuestión más candente de la relaciones exteriores británicas -y aun del equilibrio en Europa— fue

abordada ayer en Bonn entre los ministros de Defensa de Gran Bretaña y Alemania Federal. El británico

Frederick Mulley se había desplazado a la capital federal alemana para establecer consultas normales con

los aliados de la O.T.A.N., pero tuvo que tratar inevitablemente sobre las recientes advertencias hechas

por James Callaghan sobre una posible retirada de las fuerzas británicas establecidas en el Rhin, en el

caso de no encontrar la solidaridad esperada de sus aliados en el terreno económico.

El señor Mulley precisó en Bonn que la posibilidad evocada por el jefe de su Gobierno no debe tomarse

como una amenaza, sino como un problema que forma parte de las dificultades de la balanza de pagos

británica y en el que espera hallar también solidaridad. A Gran Bretaña le cuesta el mantenimiento de esas

tropas, según el señor Mulley, más de quinientos millones de libras esterlinas este año, por lo que más

parece un asunto -vino a decir— de ministros de Finanzas que de Defensa. En este último orden todo

prosigue normalmente, y se espera que al problema financiero de las fuerzas del Rhin se le encuentra una

solución no bilateral, sino más genera1 entre los miembros de la O.T.A.N.

Finalmente, y también en relación con el exterior, las autoridades británicas están estudiando la

posibilidad de implantar firmes restricciones a los estudiantes extranjeros que vienen a matricularse en

colegios del país.

La iniciativa ha partido conjuntamente de los Ministerios del Interior y de Educación y Ciencia que la han

sometido a consulta a las autoridades locales y académicas de centros de estudios no primarios. Antes de

obtener respuesta de ellas no se adoptarán medidas, cuya intención sería clarificar la situación de los

estudiantes extranjeros en el país, en relación con las leyes de inmigración.

El documento repartido por los dos Ministerios recomienda en principio que no se acepten solicitudes de

estudiantes que no cuenten con los correspondientes certificados de los países de origen.

12 3 de noviembre de 1976

 

< Volver