Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
   Ford volverá a presionar en la Cumbre del jueves a favor del tema español  :   
 El presidente intentará que sus aliados reconozcan la importancia de las bases USA en suelo ibérico. 
 ABC.    27/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FORD VOLVERA A PRESIONAR EN LA ((CUMBRE)) DEL JUEVES EN FAVOR DEL TEMA

ESPAÑOL

El presidente intentará que sus aliados reconozcan la importancia de las bases U. S. A. en suelo ibérico

BRUSELAS, 26. (Servicio especial por télex.) España considera insuficiente la mención que se le

hizo en el comunicado del Comité de Planes de Defensa de la O.T.A.N., el presidente Ford volverá a

presionar a sus aliados en favor del tema español; España no quiere ni ingreso ni asociación a la Alianza

Atlántica.» Estas tres frases, que hemos obtenido en fuentes diplomáticas allegadas a la O. T. A. N., y

muy dignas de crédito, resumen los temas que contornan la renovación de ,los Acuerdos de amistad y

cooperación entre España y los Estados Unidos y el papel de España y de las bases U, S. A. sitas en

territorio hispano en la defensa de Occidente.

Se espera en Bruselas que la Península Ibérica ocupará el centro clave de los debates que, en sesión

restringida o secreta, celebren los jefes de Estado y de Gobierno y sus representantes —como en el caso

de Francia— durante la «cumbre» atlántica, que abrirá sus puertas el próximo jueves día 29.

Todos los observadores coinciden en afirmar que el presidente de los Estados Unidos, Gerald Ford,

hablará con energía de España y Portugal. Pedirá explicaciones a Portugal de su comportamiento

antidemocrático y de la influencia de la minoría comunista (vistos los resultados de las elecciones)

portuguesa en el Gobierno. Por el contrario, el primer político americano intentará que sus aliados

«reconozcan la importancia que tienen las bases U. S. A. en España» en la defensa de Occidente y en el

equilibrio de fuerzas del Mediterráneo.

Ford Quiere así mejorar la posición alcanzada por su ministro de Defensa, James Schlesinger, que sólo

consiguió incluir el nombre de España en el comunicado del Comité de Planes de Defensa, y ello con

ciertas precisiones impuestas por Holanda, Noruega y Dinamarca. «El presidente americano necesita este

apoyo de sus aliados porque las negociaciones que le esperan en Madrid serán muy duras y el ambiente

muy distinto al que rodeó los Acuerdos firmados por el ex ministro español don Gregorio López Bravo»,

se nos aseguró en fuentes diplomáticas próximas a la O. T. A. N., donde se añade: «Al parecer, los

americanos dan ya por casi perdida la base próxima a Madrid, la base de Torrejón.»

POSICIÓN DE FUERZA.—-Nuestro interlocutor conoce bien el tema, y lo completa así: «España tiene

una posición fuerte hoy día para negociar, una opinión pública que pesa y unas exigencias realistas. Los

embajadores de España ante los países miembros de la O. T. A. N,, al menos alguno de ellos, han

informado muy claramente que el Gobierno español no desea ni su integración en la O. T. A. N. ni el

establecimiento de cualquier tipo de asociación. Han indicado que, visto el papel y la responsabilidad

hispana en el contexto defensivo occidental, Madrid quiere que la Alianza reconozca el punto sexto de la

«Declaración de Principios entre España y los Estados Unidos» de 1974, en el que se dice que ambas

naciones «consideran que su mutuo esfuerzo defensivo se complemente con el de los sistemas de

seguridad existentes en el ámbito atlántico y que debe concederse igual trato a todos los países de la

región».

¿Y Si el presidente Ford no obtiene este reconocimiento de España por parte de sus aliados? «Entonces el

marco de la negociación España - U. S. A. —continúa nuestro informador—cambiaría sensiblemente. A

Madrid le gustaría obtener este reconocimiento, elevar el Acuerdo al rango de Tratado, obtener mejores

contrapartidas y, quizá reducir las bases, quizá eliminar la base de Torrejón mencionada. No será fácil, ni

siquiera, para el tándem Ford-Kissinger. James Schlesinger tuvo grandes dificultades para incluir el

nombre de España en el comunicado de Planes de Defensa, y ello fue posible después de más de seis

horas de debates secretos y supersecretos.

Así entró el nombre de España. Según mis informaciones, a España esta cita en el comunicado le parece

insuficiente.— Pablo SEBASTIAN.

 

< Volver