Los americanos no podrán usar las bases españolas en caso de guerra en Oriente Próximo     
 
 ABC.    19/06/1975.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

LOS AMERICANOS NO PODRAN USAR LAS BASES ESPAÑOLAS EN CASO DE GUERRA EN

ORIENTE PRÓXIMO

Concluye la sexta ronda de negociaciones hispano-norteamericanas

Washington, 19. (Efe.) El Gobierno español informó a los Estados Unidos —según se ha sabido hoy—

que no permitirá el uso de las bases norteamericanas en España para el tránsito de abastecimientos

militares a Israel en caso de guerra en el Oriente Medio.

En círculos competentes se afirma que la Delegación española en las negociaciones encaminadas a la

renovación del Acuerdo hispano-norteamericano sobre las bases conjuntas, informó al Gobierno

estadounidense de esta condición.

WASHINGTON, 19. (Servicio especial, por teléfono.) Del 16 al 19 de junio ha tenido lugar en

Washington la sexta ronda de negociaciones entre las Delegaciones española y norteamericana. La

Delegación española ha estado presidida por el subsecretario de Asuntos Exteriores, don Juan José

Rovira, y la americana, por el embajador volante señor Robert McCloskey. Las dos Delegaciones han

continuado sus conversaciones sobre aspectos fundamentales de la relación defensiva entra los dos países

y han comprobado el progreso realizado en la definición de las áreas de mutuo acuerdo. Las

conversaciones han incluido el examen del tema de las facilidades españolas que son utilizadas por las

fuerzas americanas y el de las necesidades militares españolas para la defensa. Las dos Delegaciones han

convenido en establecer un Comité de Dirección que establecerá las líneas de acción y supervisará a los

grupos de trabajo que estudiarán problemas técnicos específicos. Como resultado de su común decisión,

de acelerar el ritmo de trabajo las dos Delegaciones han acordado celebrar la séptima ronda de las

negociaciones en Madrid, durante la semana que comienza el próximo 30 de junio.

El embajador de España, ofreció una cena en honor de ambas Delegaciones y el embajador McCloskey

ofreció, por su parte, un almuerzo en el Departamento de Estado, en honor del subsecretario señor

Rovira.—J. I. RIVERO.

 

< Volver