Relaciones con el exterior. 
 Cuarta reunión hispano-norteamericana para la renovación de los acuerdos de 1970     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Cuarta reunión hispano-norteamericana para la renovación de los acuerdos de 1970

MADRID, 10. (INFORMACIONES.)—El sábado salió para Nueva York el subsecretario español de

Asuntos Exteriores, señor Rovira, que preside la comisión negociadora que tratará, a partir de hoy lunes

con las autoridades norteamericanas la renovación de los acuerdos de amistad y cooperación de 1970.

Con el mismo propósito han volado también a los Estados Unidos el director general de Asuntos de

Norteamérica, marqués de Perinat, y el secretario general técnico del Alto Estado Mayar, general

Gutierres Mellado.

Se trata del cuarto encuentro hispano-norteamericano, según el orden (en fechas y lugares) del calendario

alternativo bajo el que se desarrollan estas conversaciones.

La primera ronda de negociaciones entre España y Estados Unidos para renovar los acuerdos de amistad

y cooperación existentes entre ambos países se inició en Madrid, en el palacio de Santa Cruz, el día 4 de

noviembre de 1974. Las delegaciones respectivas estuvieron presididas por el subsecretario de Asuntos

Exteriores, don Juan José Revira, y por el embajador volante Robert McCloskey. Las conversaciones

duraron cuatro días, y a su término se hizo público un comunicado conjunto en el que se subrayaba «el

clima amistoso y de comprensión mutua», al tiempo que se informaba, que los aspectos económico,

tecnológico y cultural se tratarían en grupos de trabajo aparte. La impresión general de esta primera tanda

es que en ella se había tratado especialmente el tema de la cooperación militar y concretamente el de las

bases militares utilizadas por Estados Unidos en España, y que el Gobierno español quería establecer

unos acuerdos nuevos en vez de revisión o renovación de los actuales.

La segunda ronda se inició en Washington el día 9 de diciembre y fue presidida igualmente por los

señores Rovira y McCloskey. Las conversaciones se desarrollaron a lo largo de tres días, y al término de

las mismas se hizo publico un comunicado en el que se indicaba que esta segunda ronda se había

dedicado esencialmente a temas defensivos, con intervenciones dirigidas por los miembros militares de

ambas delegaciones. El comunicado especificaba que la serie de conversaciones «se concentró en los

aspectos defensivos de la relación entre los dos países, a la luz de la declaración conjunta firmada en

julio». El comunicado indicaba que las opiniones de cada bando sobre este tema eran distintas, pero no

hablaba de ningún paso adelante hacia una postura común, que sería la que permitiría en su día llegar a un

acuerdo.

La tercera ronda, programada en principio para el día 28 de enero, se aplazó hasta el día 10 de febrero a

causa del nombramiento del señor McCloskey como secretario de Estado adjunto encargado de las

relaciones con el Congreso. Las delegaciones respectivas estuvieron presididas por el señor Rovira y por

el señor Pezullo, alto funcionario del Departamento de Estado, por ausencia del embajador volante

McCloskey. Las conversaciones, que duraron tres días, se celebraron en Madrid; en el palacio de Santa

Cruz, y al parecer en ellas prevaleció el propósito español de conseguir en nuestras relaciones con Estados

Unidos una fórmula más allá de la simple amistad. La nota oficial conjunta, dentro del cauteloso y

nebulino lenguaje diplomático, así parecía sugerirlo, al afirmar textualmente que las conversaciones

consideraron la posibilidad de «una nueva y más estrecha asociación, con vistas a una plena cooperación

de la defensa occidental». Entonces se rumoreó que las fuerzas U.S.A. podrían dejar de utilizar la base de

Torrejón de Ardoz.

 

< Volver