Encuestas de Ya. 
 La victoria de Carter, a examen     
 
 Ya.    04/11/1976.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 42. 

4-XI-76 INFORMACION DEL EXTRANJERO Pag. 13. ya

LA VICTORIA DE CARTER A EXAMEN

Creencia de que todo seguirá prácticamente igual en el ámbito internacional . Sus posibilidades al frente

de la Casa Blanca, sin embargo, parecen ofrecer mejores perspectivas que la Administración

Republicana

La victoria de Carter ha sido sometida a examen crítico por diversos políticos de la vida nacional. Así,

ofrecemos a continuación un amplio panorama de las opiniones llegadas a la redacción de YA, agencias

informativas y periódicos madrileños:

Don Marcelino Oreja Aguirre(ministro de Asuntos Exteriores)

"El Gobierno de España, que tan gélidas relaciones mantiene con el de los Estados Unidos, relaciones

recientemente consagradas con la ratificación del tratado de amistad y cooperación, espera mantenerlas y

vigorizarlas, si cabe, con la nueva Administración que presidirá James Carter. Deseo al nuevo Presidente

el mayor de los éxitos en su mandato y que la voluntad popular ha cumplido, una vez más, la misión de

protagonismo histórico que le otorga la Constitución norteamericana. La ordenada alternancia en el poder

es una de las principales características del sistema democrático, y por ello la celebración normal y limpia

de esta elecciones es una señal evidente de que el sistema político norteamericano, tantas veces puesto a

prueba, sigue funcionando y sirviendo a las necesidades de ese pueblo."

Don Gonzalo Fernández de la Mora (diplomático/ ex ministro, presidente de UNE y miembro de Alianza

Popular)

"No creo que el electorado as-pañol, cara a las futuras elecciones legislativas en nuestro país, pueda

sentirse orientado por el cambio de Administración en Norteamérica, como tampoco creo que sufra

modificación alguna la po1ítica exterior norteamericana en relación con España. Pero a nivel mundial es

de presumir que Carter sea más aislacionista que Ford."

Don Manuel Fraga Iribarne(Reforma Democrática-Alianza Popular)

"Pienso que la victoria del señor Carter es perfectamente normal, porque el partido demócrata es

mayoritario, y después de las erosiones de Vietnam y del Watergate, una gran parte de la opinión deseaba

un cambio. El señor Carter es un americano ciento por ciento, en el cual el ciudadano medio se va a sentir

representado; al contar con la mayoría en las dos Cámaras, podrá realizar una acción enérgica para

reconstruir la fuerza económica y la unidad moral de los americanos. Ello ha de producir resultados

favorables para el resto del mundo occidental y para la estabilidad general del mundo."

Don Gabriel Cisneros(Grupo Parlamentario Independiente)

"El triunfo de Carter representa la voluntad del pueblo americano de liquidar definitivamente la pesadilla

de corrupción y desconfianza que se adueñó de la Administración republicana desde el Watergate para

acá. Pienso que quizá Carter no era la figura más adecuada para que los americanos aborden esa suerte de

catarsis colectiva.

Pero, en todo caso, sin duda, ha vencido el menos malo. La victoria de Carter nos trae inevitablemente, a

"sensu contrario", el recuerdo de Eugene McCarthy, de McGovern y, en fin, de cualquiera de algunos de

estos posibles líderes capaces de acuñar una nueva conciencia democrática americana."

Don José María Gil-Robles(presidente de Federación Popular Democrática)

"Al triunfo de Carter habría que darle un significado, ante todo, personal, por la falto de verdadero apoyo

de su propio partido. Casi desconocido en el mundo político hasta la iniciación de la campaña electoral,

ha sabido darle a su actuación un carácter profundamente humano, una significación de político nuevo y

honesto, que quiere romper con los convencionalismos al uso y dar a la política exterior de Estados

Unidos una nota más vigorosa y abierta. La repercusión de su victoria será más acusada en aquellos

países que luchan por encontrar o consolidar unas sinceras posiciones democráticas.

El triunfo de Carter puede demostrar que el partido demócrata ha sido capaz de renovar el empuje

vitalizador que marcó con su sello característico a Norteamérica en momentos críticos. Será tarea tanto

más meritoria cuanto más acusado sea el ambiente de escepticismo e indiferencia que caracteriza a las

nuevas generaciones después de Nixon y del Watergate."

Don Joaquín Ruiz-Giménez(presidente de Izquierda Democrática)

"Aunque las elecciones de Estados Unidos es un problema específico de aquel pueblo, es una cuestión

que interesa a todo el mundo. Yo no siento una especial atracción par ninguno de los dos, pero he de decir

que prefiero a Carter, ya que mis relaciones con políticos de aquel país siempre han sido con los

demócratas. Además, es posible que Carter acabe con el apoyo norte-americano a ciertos países

dictatoriales y elimine de la Administración USA a varios personajes que propician esta política."

Don Jaime Cortezo (izquierda Democrática)

"La política norteamericana no tiene grandes diferencias entre los dos partidos predominantes en lo que se

refiere a política exterior, y no son de prever cambios sustanciales en cuanto a la política de los dos

bloques imperantes en el mundo actual. Por ellí carecen de relevancia, en cuanto a política internacional

se refiere, las recientes elecciones presidenciales. Respecto de España, no creo que el relevo en la

presidencia de Estados Unidos tenga una influencia sensible, aunque sería necesario esperar el

nombramiento del nuevo secretario de Estado y la composición de la Comisión de Relaciones Exteriores

del Senado."

Don Pío Cabanillas (Partido Popular)

"La elección de Carter creo que es sintomática y consecuente con la pérdida de credibilidad que padeció

la Administración Nixon. Por otro lado, creo que, en principio, no alterará demasiado las relaciones entre

Estados Unidos y España."

Don Enrique Larroque (Partido Liberal-Alianza liberal)

"El Partido Liberal Español está muy satisfecho con la elección de Carter como presidente.Consideramos

que va a relanzar la política exterior norteamericana propia de los mejores momentos de la historia de los

Estados Unidos en este siglo y que, como Roosevelt y Kennedy, apoyará los ideales democráticos y

movimientos de democratización en el mundo. Así, confiamos en la ayuda norteamericana al proceso de

instauración de la democracia en nuestro país.".

Don Joaquín Satrústegui

(Unión Española-Alianza

Liberal)

"Creo que el triunfo de Carter prueba que la reacción contra todo lo que significó Watergate ha sido más

poderosa que la fuerza de la tradición; según la cual un presidente en ejercicio suele ganar las elecciones

en que se presenta. Con respecto a España, no creo que el triunfo del candidato demócrata vaya a tener

una gran influencia sobre la política de nuestro país, aunque no hay que desconocer que los demócratas

son menos proclives que los republicanos a inmiscuirse en asuntos ajenos y a favorecer a los regímenes

autoritarios."

Don Francisco Fernández Ordóñez (Federación Socialdemócrata)

"El partido republicano no ha podido superar el escándalo del Watergate y se ha producido un hecho

insólito en los últimos años: la derrota electoral de un presidente de Estados Unidos. Aunque Carter no ha

hecho una campaña ideológica ni ha presentado un verdadero programa y, por tanto, es difícil hacer

predicciones, podría pronosticarse que la política interna será" algo menos conservadora aunque la

política internacional sufrirça pocas variaciones."

Don Antonio García López (secretario general del PSDE)

"Después de las crisis creadas en la sociedad americana por la guerra de Vietnam y el creciente aumento

del poder de la presidencia, el pueblo americano ha encontrado en James Carter el restaurador de las

viejas tradiciones americanas: sencillez, juego limpio, honradez en la Administración Pública y fortaleza

interior e internacional de la nación americana, es decir, las viejas y permanentes recetas de la ética

protestante que ha inspirado la historia de esta joven nación, que se0 gobierna por la más vieja

constitución existente en el mundo. Para nosotros, demócratas españoles, la llegada de un demócrata a la

Casa Blanca significa, como significó con Kennedy, Truman y Rooselvelt, una mayor sensibilidad en el

Estado americano por la restauración de las libertades democráticas en España."

Don Felipe González (primer secretario del PSOE)

"Me parece menos malo que haya ganado Carter que Ford, pero, naturalmente, habrá que esperar el

comportamiento de Carter para juzgarlo."

Don Javier Echevajusía (Partido del Trabajo)

"En mi opinión, el triunfo de Carter no supone una variación sustancial en la política estadounidense,

tanto en el interior como en el exterior. Si bien los demócratas aparecen con un carácter más "progresista"

que los republicanos, esta alternancia en el poder de unos y otros no supone un cambio en la clase que los

detenta, la burguesía monopolista. La ausencia de una alternativa de clases frente a los representantes del

gran capital, sean republicanos o demócratas, convierte las elecciones en una operación de recambio útil

exclusivamente para los intereses de éste.

Don Enrique Tierno Galván (presidente del PSP)

"En cuanto a los problemas internos americanos, el triunfo de Carter, atendiendo a su programa supone

una mayor novedad y un impulso para despertar de la apatía política al americano medio, hoy escéptico

por causa de la corrupción. En el orden exterior, que es el que más nos interesa, no creo que haya ningún

cambio sustancial. En cuanto a España, y engenera1 al Mediterráneo, no creo que haya variación. Para la

izquierda española la piedra de toque acerca de las intenciones del nuevo Presidente respecto a nuestra

política interna se centra en la reacción que el poder ejecutivo tenga respecto a la crisis económica

española y sus consecuencias."

Don Ramón Tamames (Comité Central del PCE)

"Siempre se ha dicho que en política exterior los americanos es-, tan todos de acuerdo. En esta ocasión

seguramente seguirán siendo conservadores en su concepción de las relaciones exteriores, aunque puede

haber algunos matices. De todas formas, Kissinger—ese Metternich de nuestro tiempo—y Brzezinsky se

parecen bastante. No obstante, con la victoria demócrata puede haber más percepción de problemas

europeos, que Kissinger no ve, como el eurocomunismo. Sea como sea, las elecciones son deprimentes

para la democracia americana."

Don Augusto Assía(comentarista de política internacional)

"Esta elección me merece la misma opinión que cualquiera de las otras 46 elecciones en la historia de los

Estados Unidos. No creo que tenga grandes repercusiones en la política internacional, porque la política

del interior y sobre todo la exterior no cambia porque cambien los presidentes."

Don Pedro Gómez Aparicio (comentarista de política internacional)

"Jimmy Carter todavía es una incógnita porque la única exteriorización de sus ideas y sus propósitos han

sido los tres debates televisados con el Presidente Ford y, desde luego, eran unas posiciones más

enfocadas a ganar votos que a definir una posición política. Desde luego, partiendo de esta falta de

definición de una orientación política hay que ver cómo enfoca problemas tan graves como las relaciones

con la Unión Soviética y con China Comunista, relaciones éstas que con todas discrepancias que se

quieran habían sido definidas por el Presidenta Ford."

Don Mariano Aguilar Navarro (catedrático)

"Calculo que, en función de 1a propaganda electoral del partido demócrata, a nivel internacional, el

triunfo de Carter en las elecciones USA puede suponer en muchos aspectos una tentativa de aligerar al

Gobierno de los, Estados Unidos de una serie de cargas forjadas por la política del partido republicano."

 

< Volver