Autor: Martino Fernández, Francisco. 
   USA, bien     
 
 Arriba.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

USA, BIEN

Señor Director: Soy lector de ARRIBA, y aprovecho la ocasión para felicitarle por la gran labor que viene desarrollando en la dirección de tan entrañable periódico. En mi modesto juicio es sinceramente el contexto general del periódico de tan alta calidad todas sus secciones y de tan alto espíritu patriótico y estilo, que pese a los cambios habidos en nuestro país, sigue en la línea de su fundador: de unidad de los es-pañoles, de patriotismo y de libertad.

Pero según vengo observando ya largo tiempo, existe en su periódico un señor corresponsal tan altamente subjetivo,que francamente sus crónicas dan lástima. No menciono su nombre por respeto y consideración a dicho señor, pero es tan suma-mente negativo en todas sus crónicas hacia el país donde estaba destacado como corresponsal, que aun a pesar de ya no estar en el misino, aún sigue en sus crónicas referidas a dicho país, tan obsesionado, que ya es imposible poderse callar.

Yo he tenido el placer de conocer dicho país (no todo, por desgracia, debido a sus dimensiones impresionantes), pero sí lo suficiente y de haber convivido, aunque corto tiempo, con sus gentes. Dicho país, como todos, tiene sus defectos, pero tiene el privilegio de ser, además del más rico y poderoso, de haber sido poblado con todas las razas de la tierra para bien suyo.

Digo esto porque si así ha sido, no será ni marcharán las cosas tan mal como nuestro mencionado corresponsal nos las viene poniendo.

Es un país grande, hermoso, rico, variado, con sus defectos, pero también con sus virtudes -y muchas-, entre ellas, para mí la más importante, la de haber sabido inculcar en sus gentes (a pesar de sus muchos avalares) un patriotismo tan grande y un civismo que para nosotros quisiéramos.

Bueno, pues resulta que con todo, y a esto me quiero referir, que este señor en su misión de corresponsal no hace otra cosa nada más que sacar en todas sus crónicas todos los trapos sucios de dicho país y las cosas negativas, y yo digo, en un país tan impresionante en sus ciudades, en su industria, en su campo, ¿no existen otras materias más interesantes para los lectores que las que escribe dicho corresponsal?.

Porque vamos, ya está bien; que un señor corresponsal de un periódico de la categoría de ARRIBA que sólo sepa escribir de las basuras, de las ratas de Nueva York, de los negros de Harlem, de los drogadictos en Time Square, etc., da la impresión de que este señor no solamente no conoce USA, sino de que está muy mal informado.

Francisco Martino Fernández (Madrid.)

 

< Volver