Autor: Valverde, Gustavo. 
   En washington no saben nada del supuesto "Plan Marshall" para España     
 
 Ya.    03/04/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 25. 

EN WASHINGTON NO SABEN NADA DEL SUPUESTO "PLAN MARSHALL" PARA ESPAÑA

Gran expectación e interés en torno al viaje del presidente Suárez -La Administración Carter se esfuerza

en dar a la visita del jefe del Gobierno español un carácter informativo y político

WASHINGTON

(De nuestro corresponsal, Gustavo Valverde)

Altos funcionarios de la Administración Carter, han expresado ayer su total ignorancia sobre la existencia

de un ´"plan concreto" USA de ayuda económica a España, antes o después de las elecciones legislativas

de junio, saliendo al paso de las insistentes especulaciones generadas en diversos medios informativos

españoles en las que se había incluso relacionado la próxima visita del presidente Suárez a Norteamérica

con un Plan Marshall de ayuda directa americana.

En un encuentro de un alto asesor presidencial con una treintena de corresponsales de prensa españoles y

europeos para explicar el trasfondo y nuevo espíritu de la Administración Carter hacia la alianza atlántica

se volvieron a repetir las expresiones da apoyo incondicional del Gobierno USA al fortalecimiento de las

instituciones democráticas en España, como ya hiciera el propio Presidente Carter en su discurso del 17

de marzo en las Naciones Unidas.

Las intenciones de soporte político y económico a España—matizó el alto funcionario—se entiende que

están encuadradas dentro del marco multilatera] de las relaciones europeas - norteamericanas (léase

OTAN y CEE) y de la determinación conjunta de Washington y sus aliados europeos por reforzar y

consolidar la democracia en países como España, Grecia y Portugal.

EL VIAJE DE SUAREZ

En este mismo contexto cabe entender el próximo viaje a los Estados Unidos del presidente del Gobierno

español, don Adolfo Suárez, sobre el que tanto la Administración Carter como destacados líderes del

Senado y la Cámara de Representantes han demostrado expresamente gran expectación e interés.

El viaje del presidente Suárez, según matizaron funcionarios de la Casa Blanca, se justifica en el deseo

norteamericano de mantener al día y de primera mano toda la información disponible sobre el desarrollo

del proceso electoral español en curso. También servirá para consolidar los excelentes lazos de amistad y

cooperación entre el actual Gobierno norteamericano y el Gobierno de 1a Monarquía.

• De idéntica manera, la visita tiene el objetivo de apoyar y seguir atando los esfuerzos genuínos que se

han realizado en la vía de la democratización española , particularmente ahora que se vislumbran en el

horizonte las elecciones legislativas.

EL APOYO A ESPAÑA

El interés directo del Gobierno Carter por lograr del propio presidente del Gobierno, señor Suárez, una

evaluación y un análisis completo de la situación política española ha sido "balanceado" con una ofensiva

previa de contactos de la Administración Carter y otros sectores legislativos norteamericanos con diversos

grupos de derecha y centro dentro de todo el espectro político español. En días anteriores, cuatro

representantes del Equipo Democristiano Español (entra ellos Ruiz-Giménez y Gil-Robles) desarrollaron

una intensa serie de entrevistas con más de una treintena de legisladores y miembros de la Administración

Carter. En febrero vino también a Estados Unidos don Manuel Fraga; secretario general de Alianza

Popular, aunque su visita recibió un tratamiento de "low profile" y su único encuentro con un miembro

del Gobierno (el subsecretario de Defensa, posteriormente desvirtuado al ser reemplazado éste de su

cargo por el Presidente Carter).

El rechazo implícito por funcionarios USA sobre la existencia de un "seudoplan Marshall" para España en

la mente de la Administración Carter (a pesar de una optimista sugerencia del senador Humphrey sobre la

"conveniencia´" de tal eventualidad) se cree que ha sido conscientemente hecho ahora por Washington

para no sembrar de expectativas inútiles y de otros "paraísos lejanos" el serio viaje informativo y

consultivo del presidente Suárez a Norteamérica.

Como ya adelantó días atrás el asesor presidencial de Seguridad Nacional en otro encuentro privado con

la prensa, los deseos y el compromiso moral de Estados Unidos de consolidar la democracia en España

una vez celebradas las elecciones legislativas hay que centrarlo en un esfuerzo multilateral de toda la

alianza atlántica. Los "amigos" o aliados europeos —dijo Brzezinski—se sumarían a los Estados Unidos

para proponer algún plan general de reforzamiento político y económico de España (como ha sido el caso

en Portugal al salir de la dictadura y entrar en un proceso democrático).

Tal eventualidad, que todavía no ha salido de una mera declaración de intenciones y propósitos, es

posible que entre a formar parte de las conversaciones entre e1 Presidente Carter y el presidente Suárez en

su reunión del 29 de abril en la Casa Blanca, reconocen estos portavoces.

Los funcionarios USA han insistido ayer que por el momento toda la ayuda económica bilateral a España

está canalizada a través de las autorizaciones hechas por el Congreso para implementar el tratado en vigor

España-USA, cuya duración es de cinco años.

En cuanto al programa de la visita oficial de Suárez a los Estados Unidos, ayer se ha podido saber que

además del encuentro con el Presidente Carter en la Casa Blanca, el presidente español mantendrá otra

reunión (casi con plena certeza) con el secretario do Estado y con el asesor de Seguridad Nacional, señor

Brzezinski.

Está programada otra visita al Congreso, donde Suárez se reunirá con los principales líderes del Senado y

la Cámara de Representantes en la única jornada de su estancia en Washington (29 de abril).

El día, 28, con anticipación a su encuentro con Carter, el señor Suárez visitaría de forma protocolaria las

Naciones Unidas, en Nueva York, y tendrá una intervención en el Foro de Moda de la clase política,

española, el influyente centro privado del Counell on Foreign Relations.

En ambos días (28 y 29), Suárez tendrá ocasión de entrevistarse con los ejecutivos de las grandes

intituciones internacionales (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial) y con personalidades

privadas de la economía y la banca.

Se habla de que Suárez quizá repita el importante encuentro del Rey don Juan Carlos con David

Rockefeller presidente del Chasse Manhattan Bank, y con otros banqueros de relieve para lograr nuevos

empréstitos privados y multinacionales.

Los funcionarios norteamericanos han hecho esfuerzos por caracterizar el viaje de Suárez a USA como

eminentemente informativo y político, aunque en sectores privados y diplomáticos se dan por supuestos

los efectos y beneficios electorales de la visita.

VISITA DE MARIO SOARES

Un detalle importante es la estancia actual en Washington del embajador norteamericano en Madrid, Well

Stabler, quien, a pesar de estar oficialmente disfrutando sus vacaciones, se sabe que ha mantenido varias

conversaciones con el Departamento de Estado con objeto de preparar y "arropar" la visita de Suárez a

Estados Unidos.

La Casa Blanca ha confirmado ayer, paralelamente, que el primer ministro portugués, Mario Soares,

visitará Norteamérica el próximo 21 de abril y también mantendrá una reunión con el Presidente Carter.

 

< Volver