Autor: Maraña Marcos, Felipe (FELIPE SAHAGÚN). 
   Washington no quiere neutralidad española  :   
 Nuevo impulsto norteamericano al ingreso de España en la OTAN. 
 Informaciones.    01/10/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

WASHINGTON NO QUIERE NEUTRALIDAD ESPAÑOLA

« NUEVO IMPULSO NORTEAMERICANO AL INGRESO DE ESPAÑA EN LA O.T.A.N.

? MADRID CONSIDERA QUE EL TEMA PUEDE ESPERAR

?

Por Felipe SAHAGUN

NUEVA YORK, J.

DESPUÉS de la secunda reunión anual del consejo Hispano-Norteamericano, celebrada ayer en Nueva

York, don Javier Rupérez, jefe de gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores, declaro que «si España

quisiera, entraría inmediatamente en la O.T.A.N.», pero que «ni la Alianza, ni España, ni Estados Unidos

lo consideran una cuestión de urgencia».

«Por parte de la O.T.A.N. y de Estados Unidos existe gran interés por nuestro ingreso, pero no urgencia»,

añadió el señor Rupérez en una conferencia de Prensa celebrada en la misión española ante Naciones

Unidas, pocas horas antes de que saliera para Madrid con el ministro de Asuntos Exteriores, don

Marcelino Oreja

INTERES DE EE. U.U

El interés de Estados unidos por el ingreso de España en la O.T.A.N. no es nada nuevo. Desde 1957, los

dirigentes norteamericanos han manifestado su apoyo a nuestro ingreso en declaraciones públicas y

privadas. P e r o altos funcionarios españoles declararon ayer que «todavía no ha habido el intercambio de

información y datos» que debe preceder a las negociaciones formales de nuestro ingreso..

"El intercambio de información y la revisión de los daños exigirá al menos un año - añadieron los

funcionarios—. Aunque formalmente es la O.T.A.N. quien debe invitar a España, a entrar en la

organización, lógicamente son necesarias unas negociaciones previas. La O.T.A.N., naturalmente, no va a

invitar a España si no está segura de que nuestro país va a decir sí a la invitación.»

En sus últimas declaraciones, el ministro de Asuntos Exteriores, don Marce1ino Oreja, que presidió ayer

con el secretario de Estado, Cyrus Vance, la reunión del Consejo, ha insistido en las enormes dificultades

que tendría España para mantenerse en una posición neutral y en la necesidad de que sea el pueblo

español o sus representantes quienes digan la última palabra sobre este tema y sobre nuestro ingreso en

las Comunidades Europeas.

TEMAS ECONÓMICOS

Según el señor Rupérez, el ministro español planteó al secretario norteamericano, en la reunión de ayer,

los problemas que han ocasionado a los pescadores españoles las normas establecidas la primavera pasada

por la Administración Carter, cuando entró en vigor la ampliación a 200 millas de las aguas territoriales

norteamericanas.

«El señor Vance reaccionó de forma muy positiva, y es posible que se reconsideren las cuotas de pota y

calamar impuestas a nuestra flota», añadió el jefe de gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Otros temas económicos tratados en la reunión del Consejo, que duró una hora, fueron las exportaciones

españolas a Estados Unidos. «Los temas de intercambios comerciales en los últimos seis meses han

mejorado relativamente, aunque sigue existiendo un gran desequilibrio. Ciertas prácticas proteccionistas

han ido desapareciendo.»

Luis Cuervo, secretario general del Consejo Hispano-Norteamericano, aseguró que donde más se ha

apreciado la desaparición relativa de las prácticas proteccionistas norteamericanas es en los derechos

compensatorios, los zapatos y los aceros especiales.

En los primeros seis meses de este año las importaciones norteamericanas de España han aumentado en

un 12,8 por 100 en relación con el año pasado en el mismo período.

Las exportaciones de Estados Unidos a nuestro país descendieron en un 9.8 por 100.

REVISTA A LOS PACTOS

Además de nuestras relaciones con la O.T.A.N. y nuestros intercambios "comercia-les, el Consejo pasó

revista a las actividades más importantes de los siete Comités creados por el tratado del 21 de septiembre

de 1976. Estos Comités son el militar conjunto, el Comité conjunto para asuntos político-militares

administrativos, el Comité económico, el tecnológico, el cultural, la comisión «ad-hoc» para las

relaciones con la O.T.A.N. y el Comité del Estado Mayor combinado, inferior en rango a la comisión

anterior.

Con anterioridad a la sesión del Consejo, ayer por la mañana se reunieron en Madrid los representantes

militares permanentes ante el mismo: el teniente general Galarza y el general norteamericano George

Brown, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense. El Consejo recibió información sobre el

encuentro de Madrid, pero no se ha querido hacer público nada de su contenido.

El señor Rupérez aseguró que el Consejo no tocó los temas de la bomba de neutrones, Gibraltar, el

Sahara, la desactivación nuclear de Rota y la posible reforma o reestructuración de las fuerzas armadas

españolas.

Sobre la bomba de neutrones, don Juan Durán, director general de Asuntos Exteriores para América del

Norte, dijo que el tratado prohibe la instalación de armas nucleares en las bases. La desactivación nuclear

de Rota está prevista para los primeros seis meses del setenta y nueve, pero el señor Rupérez dijo ayer

que no sabía si se había empezado a hablar ya del tema. «Hasta ahora —añadió— no ha habido, que

nosotros sepamos, ningún intento americano de mantener sus submarinos atómicos en Rota.»

Funcionarios norteamericanos dijeron hace meses que este problema ya había empegado a tratarse y que

el resultado dependerá del programa de fabricación de los nuevos submarinos «Trident».

«El tema de Gibraltar tiene tres aspectos —añadió Rupérez—: el de soberanía, el de la población y el de

la base.» «El tema Gibraltar-ba-se se entronca o relaciona con la O.T.A.N. Después de las negociaciones

(España-O.T.A.N. y España-Reino Unido, se sobreentiende). Plantearlo ahora sería prematuro.» «La base

podría desaparecer, quedarse como una base de utilización conjunta, como una base de la O.T.A.N.»

En la reunión de Consejo —a la que asistieron también los señores Rovira, embajador español en

Washington; "Wells Stabler, embajador norteamericano en Madrid; el almirante Carlos Buhigas y el

general Bernard Rogers— se habló en términos generales sobre la posición de los partidos ante nuestro

posible ingreso en la Alianza, y se repasaron por encima las relaciones culturales entre los dos países.

España recibe anualmente siete millones de dólares a fondo perdido para el programa científico,

tecnológico y cultural. En la actualidad se están haciendo varios trabajos sobre la forma de establecer una

cooperación más estrecha en estas actividades.

ENTREVISTA A SOLAS

Antes de la sesión del Consejo, Vance se reunió con Oreja durante cuarenta y cinco minutos en la misión

norteamericana ante las Naciones Unidas, y además de los temas actuales de política internacional (las

conversaciones S.A.L.T., el Cercano Oriente, África austral...), comentaron, a petición de Vance, la

situación política y económica de España en estos momentos.

El secretario de Estado agradeció al ministro español el telegrama de felicitación del Rey Juan Carlos con

motivo de la firma del tratado sobre el canal de Panamá y la información sobre este asunto transmitida al

Gobierno norteamericano por el Ministerio español de Asuntos Exteriores después del viaje del Rey a

Venezuela y otros países del hemisferio occidental, hace tres semanas.

«Cada vez hay más temas y más actividad —concluyó el señor Rupérez—. El Consejo funciona cada vez

más como un verdadero barómetro de las relaciones hispano-norte-americanas.»

1 de octubre de 1977 INFORMACIONES

 

< Volver