Autor: Fernández Martín, Tomás. 
   Acentuar el contenido social de la acción política     
 
 Ya.    14/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ACENTUAR EL CONTENIDO SOCIAL DE LA ACCIÓN POLÍTICA

Es el propósito de Democracia Social, grupo que promueve don Licinio de la Fuente

Será la aportación del ex ministro de Trabajo a la Alianza Popular

«No es preciso socializar la propiedad y la producción, sino sus resultados», dice el señor De la Fuente

Acentuar el contenido social de la acción política. Este es el propósito de Democracia Social, grupo

político que promueve el ex ministro don Licinio de la Fuente, uno de los firmantes, como se sabe, de la

Alianza Popular. El proyecto estará en la calle en un plazo relativamente breve y será la aportación del

señor De la Fuente a la alianza de derechas.

—¿Cómo surgió, señor De la Fuente, la idea de Democracia Social?

—Pues con la intención de acentuar el contenido social de la acción política. Tenía el propósito de ser un

grupo político, pero nos resistíamos a lanzarlo por no incrementar el exceso de siglas y organizaciones.

Sin embargo, una vez constituida la Alianza, y precisamente como parte de un grupo más amplio, ya

desde luego no contribuye a esa dispersión y proliferación. Democracia Social sigue, pues, adelante como

un ala de la Alianza.

—¿Y cuáles son sus principales propósitos?

—Un poco está en las dos palabras de su denominación. Creo que la democracia, en cuanto quiere decir

participación del pueblo, debería tener además un sentido instrumental. Es decir, que a través de esa

participación debería procurarse que hubiera unas transformaciones sociales para hacer una sociedad más

justa y más igualitaria.

—¿Grandes postulados sociales de Democracia Social?

—El tema está un poco en borrador. Pero la línea maestra podría ir por aquí: no es preciso socializar la

propiedad y la producción, sino socializar los resultados. No toda política social tiene que pasar por un

socialismo marxista. Cabe una política social en que, manteniendo los principios de libre economía y

empresa privada, los grandes bienes estén realmente a disposición de todos los ciudadanos mediante el

montaje de unos servicios sociales muy amplios y al servicio de toda la comunidad. Y eso, además, como

es lógico, de una política de relaciones laborales y de participación en la empresa.

—¿Cómo se engarza todo eso en un régimen de libertades políticas?

—Entiendo que cuanto mayor sea la participación del pueblo (es decir, el régimen de libertades), el peso

de la gran masa social que éste representa tiene que inclinar lógicamente la acción política hacia un

contenido más social. Una política social profunda creo que se puede hacer desde arriba—con marcado

sentido paternalista—o desde la democracia. En esta línea está Democracia Social, por entender que

libertades políticas y avances sociales son concurrentes.

—¿Qué otras personas están interesadas en el proyecto?

—Estamos trabajando en ello. Pero se puede decir que proceden de los sectores que de alguna manera

tienen más preocupación por los temas sociales; es decir, mundo laboral, sindical y agrario. Y en este

sentido pienso que los sectores campesinos y agrarios son unos de los más necesitados de promoción y

son los que, a la hora de la verdad, encuentran más dificultades para participar en lo que pudiera llamarse

servicios generales de la sociedad.

—¿Cuándo estará en la calle Democracia Social?

—A mí me gustaría que pronto; en un plazo relativamente breve.

Tomás FERNANDEZ

Ya

14/X/1976

 

< Volver