El ministro español de Exteriores regresó ayer a Madrid. 
 USA debe encontrar en España un aliado y no un simple espacio estratégico     
 
 ABC.    11/07/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«USA debe encontrar en España un aliado y no un simple espacio estratégico»

MADRID. El ministro de Asuntos Exteriores español, Pérez-Llorca, regresó ayer a Madrid, al

término de su visita oficial a los Estados Unidos donde mantuvo «unas jornadas de intenso

contacto en el plano oficial», en el que tuvo ocasión de entrevistarse con el presidente, Ronald

Reagan; él vicepresidente, Georges Bush; secretario del Consejo de Seguridad Nacional,

Richard Alien; los secretarios de Defensa Gaspar Weinberger, y de Estado, general Alexander

Haih, además de los presidentes de las Comisiones de Asuntos Exteriores de la Cámara de

Representantes y el Senado, sectores económicos y el ex secretario de Estado, Henry

Kissinger.

El jefe de la diplomacia española explicó que durante sus conversaciones intentó «hacer ver a

las autoridades norteamericanas cómo concibe España la relación bilateral con Estados Unidos

como una verdadera renovación, algo nuevo en lo que EE. UU. tienen que superar una

tendencia todavía residual a considerar que disponen de un espacio de tráfico, el español, que

debe ser utilizado para sus necesidades estratégicas».

«Por el contrario —agregó— nuestro punto de vista es que España, que ha atravesado una

transformación política total, bajo la dirección de Su Majestad el Rey y protagonizada por el

pueblo y las formaciones políticas, es un socio activo adecuado a su dimensión, que no es de

primera potencia, pero sí importante a nivel europeo.»

«Deben buscar —precisó— la colaboración activa de un socio de la Comunidad occidental, de

un país que quiere afirmarse dentro de esa Comunidad, que quiere ser miembro de la

Comunidad Europea y llegar, en su momento, a ser miembro de la Alianza Atlántica y no ser

sólo un territorio para instalaciones estratégicas, sino algo mucho más importante: un país con

el que se puede contar para todo en esa comunidad libre de Occidente.»

Pérez-Llorca añadió que «ese socio tiene que ver reforzadas sus instituciones de todo tipo».

Señaló que España está haciendo un enorme esfuerzo presupuestario para fortalecer sus

Fuerzas Armadas en un momento difícil y eso es lo que les debe interesar a los

norteamericanos.

El ministro de Asuntos Exteriores indicó que en los mismos contactos se abordaron otros

temas, como la necesidad de cooperación industrial y. sobre todo, en el aspecto militar, la

corrección de nuestro enorme déficit en la balanza comercial con EE. UU., que supone más del

25 por 100 del déficit global, y la inserción d las relaciones en una más amplia, de carácter

multilateral y atlántico, además de las cuestiones relacionadas con la situación en Oriente

Medio, Norte de África, Europa y Polonia. «Se ha conseguido —dijo— que el punto de vista

español sea conocido por todos los medios políticos norteamericanos.»

 

< Volver