Autor: Santos, Carlos. 
 Solamente el PCE se opone a la renovación de los tratados existentes. 
 El Congreso debate con prisas los acuerdos de España y EEUU     
 
 Diario 16.    20/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Solamente el PCE se opone a la renovación de los tratados existentes

El Congreso debate con prisas los acuerdos de España y EE.UU.

El Congreso de los Diputados autorizará hoy al Gobierno para que firme los acuerdos de España con

Estados Unidos, que permiten la permanencia de las bases militares norteamericanas en nuestro país.

Solamente el PCE, EE y ERC se oponen a su renovación. Los demás grupos votarán a favor, aunque

alguno han coincidido con el PCE en una crítica: El debate parlamentario del acuerdo se está llevando a

cabo con prisas.

Carias SANTOS

Madrid — El Pleno del Congreso de los Diputados autorizará esta tarde al Gobierno para que renueve el

actual Tratado de Amistad, Defensa y Cooperación con Estados Unidos. La firma del tratado se llevará a

cabo antes del 21 de mayo, fecha en que finaliza la vigencia del actual convenio.

El debate parlamentario de los acuerdos España-U.S.A. se está llevando a cabo con prisas, según todos

los indicios. Así lo han hecho constar algunos grupos de la oposición de distintas posiciones ideológicas.

Desde Alianza Popular, que apoya la firma del acuerdo, hasta los diputados comunistas, que se oponen a

la permanencia norteamericana en España.

Ha sido el PCE el partido que ha manifestado con mayor énfasis su protesta por la forma en que se ha

diseñado el debate: el convenio será ratificado esta tarde, «en lectura única», sin pasar por otros trámites

parlamentarios que hubieran hecho más larga y seguramente más profunda la discusión.

Carrillo

Pero el Gobierno no parece tener gran interés en entrar en un debate sobre las relaciones hispano-

norteamericanas en pleno periodo electoral. Esa es, sin duda, la razón política que lo ha empujado a elegir

el procedimiento de «lectura única» para debatir el convenio.

Santiago Carrillo intentó ayer, en la Junta de Portavoces, frenar la marcha precipitada del proyecto y que

pasara por Comisión de Exteriores del Congreso antes de llegar al Pleno. Por segunda vez, su propuesta

fue rechazada. AP-PDP también hubiera deseado que el proyecto pasara por comisión, según aseguró a

Diario 16 un responsable del área internacional.

La OTAN

Por fin, el comienzo del debate quedó fijado para las 6,30 de la tarde de hoy miércoles. El Pleno, con

toda seguridad, autorizará por abrumadora mayoría la firma del convenio, que supone la renovación de

los acuerdos España-U.S.A. firmados en 1982 y que permiten la permanencia de unidades americanas en

bases instaladas en España. El Gobierno socialista solamente ha introducido una modificación respecto al

tratado firmado por UCD. Lo hizo el pasado 24 de febrero mediante un «protocolo» en el que se deslinda

la firma de este acuerdo de la integración en la OTAN: «Ninguna cláusula o disposición de este convenio

—señala el protocolo— prejuzga la cuestión de la integración española en la estructura militar de la

OTAN.»

Solamente los seis diputados situados más a la izquierda de la Cámara votarán en contra de la

autorización: los cuatro comunistas, el representante de Euskadiko Ezkerra (Juan María Bandrés) y el de

Esquerra Republicana de Cataluña (Francés Vicens).

Los comunistas se oponen globalmente al convenio, que consideran «inconstitucional, contrario a la

legislación española y a nuestros intereses en política exterior». El PCE estima que la renovación de los

acuerdos con Estados Unidos y la subsiguiente permanencia de sus bases en España supone un paso más

en el abandono de una posición neutral.

Las cuarenta horas

Este acuerdo es el punto clave del orden del día del Pleno del Congreso, que comenzó ayer con la

aprobación de la jornada laboral máxima de cuarenta horas semanales y las vacaciones mínimas de treinta

días anuales.

En el Pleno, que continuará hasta mañana a mediodía, hay otros temas de interés político: reforma del

Código Penal, modificación de competencias de la Audiencia Nacional, incompatibilidades de diputados

y senadores, «Hábeas Corpus» (proposición del PNV), amnistía (proposición del grupo mixto), etcétera.

 

< Volver