Autor: Salvador, Manuel. 
 Vida cultural. 
 La cultura española en Tetuán     
 
 ABC.    16/03/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MIÉRCOLES 16 DE MARZO DE 1960.

VIDA CULTURAL

La cultura española en Tetuán

Tetuán 15. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) El estrecho convivir de españoles y marroquíes en

Tetuán se ha puesto ,de manifiesto una ves más con la marcha a la capital de España de Sid Dris

Marrachi, presidente del Tribunal regional de Nador; Sid Hassan Ouddir, fiscal jefe de S.M. el Rey en el

Tribunal regional de Tetuán. y de los magistrados tetuaníes jueces de instrucción. Sid Dris ben Yaich y

Sid Mohame.d Haddad Brixa, que, invitados por la Dirección General de Relaciones Culturales española,

asistirán, en unión de importantes personalidades jurídicas de diversos países, a un cursillo de Derecho

español para juristas, extranjeros. El viaje de estos letrados marroquíes, que exceptuando al Sr. Ouffir,

han sido licenciados por Facultades españolas, marca la pauta fraternal y de buena vecindad que caracte-

riza las relaciones entre ambos Países.

En el panorama tetuaní también destaca Id concesión, en la Xl Exposición de Pintores de África, del

máximo galardón de este certamen, la Medalla de África, al escultor don Tomás Ferrándis Llopis que fue

enviado a Tetuán hace catorce años por la Escuela Superior de Bellas Artes, de Madrid, y a petición

oficial, para crear en la Escuela de Bellas Artes de Tetuán la cátedra de Modelado y Vaciado que aún des-

empeña con indudable acierto. Ferrándis, que ha sido durante cuatro años galardona-do en la, misma

Exposición española con el Premio de Escultura, fue, junto al ya fallecido Bertuchi, el forjador de artistas

marroquíes entre los que descuella Mohamed Sarquini premiado en la Primera Bienal de Alejadría v con

el segundo premio en la Exposición colectiva de pintores marroquíes de Rabat: del Pintor Benaisa, ti-

tulado en Sevilla, y del escultor, titulado también en la Escuela de Bellas Artes "Santa Isabel, de

Hungría". Tuhami Caseri citados a título representativo, entre otros muchos artistas ya en pleno triunfo o

en ciernes, verdaderas promesas que han sido alentados y formados por la embajada artística de España

de la que hoy es principal representante Tomás Ferrándis, el escultor -español galardonado en Madrid,

distinción simbólica, a otros muchos artistas españoles que laboran silenciosamente en estas tierras

marroquíes.

Pretender explicar lo que es la cultura española cuando ha sido "substratum" de otras culturas actuales

puede parecer una pedantería o un intento innecesario. Pero ilustrarla en actos selectos y escogidos, en un

desfile ameno e interesante de figuras científicas, literarias, musicales o pictóricas es una noble y

necesaria labor, sobre todo en el extranjero; labor que desempeña con indudable acierto la Sala de Cultura

Española del Consulado general de España en Tetuán.

La existencia de esta Sala—aula distinguida, para personas con inquietudes—data de apenas ocho meses.

Pero a pesar de tan corta vida, se ha convertido en un escenario de todo cuanto fue la España de ayer y es

la España de hoy.

Nuestros clásicos y autores modernos han desfilado ante los tetuaníes interpretado con exquisita

elegancia, por el elenco de Piedad Salas, que justamente ostenta el apelativo, más bien calificativo, de

"Teatro de Arte". La música española ha sido presentada por intérpretes y compositores de tanta valía,

como Pilar Bayona y Federico Mompou. La cirugía estuvo representada por la figura de relieve

internacional que es el doctor Obrador. La novela (te la posguerra, esa época de sedimentación espiritual

y eclosión de grandes figuras, la definió magistralmente Manuel Alvar. El verbo cálido y expresivo dé

don José María Quiroga. Abarca, relató, el conjunto de realizaciones españolas en los últimos años, y

hasta temas tan áridos como la química al servicio de la agricultura, resultaron materia amena a cargo del

académico y catedrático de Universidad, D. Luis Blas Alvarez. Todo ello sin olvidar el encanto del

clavicémbalo de Genoveva Galvez, la picaresca del "Bululú" de ayer y de hoy, de Manuel Collado, que

trajo a tierras marroquíes una ráfaga de juglaresca, o el refinamiento de las voces de María Rosa Barbany

y Francisca Callao, o de la guitarra de Sainz de la Maza. Este es un breve resumen de una actividad bien

dosificada, que a través de un programa extenso presenta la Dirección General de Relaciones Culturales

en todas sus facetas.— Manuel SALVADOR.

 

< Volver