Presentación de UDPE en Madrid. 
 Pretendemos una democracia con vocación social  :   
 Liberaos del complejo de derecha. Lo que cuenta es el bien común. 
 Arriba.    05/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Presentación de UDPE en Madrid

«PRETENDEMOS UNA DEMOCRACIA CON VOCACIÓN SOCIAL» (Martínez Esteruelas)

«Liberaos del complejo de "derecha". Lo que cuenta es el bien común»

MADRID. (De nuestra Redacción.)—A las once y media de la mañana del domingo dio comienzo en el

cine San Pol el acto de presentación en Madrid de la Unión del Pueblo Español, al que asistieron cerca de

quinientos miembros y simpatizantes del grupo.

El mitin se inició con la intervención de Ernesto Fernández Xesta, de la junta directiva y representante del

sector joven de UDPE, quien se refirió a los problemas de infraestructura en la capital —"estos enormes

núcleos de población sin apenas servicios públicos son terreno abonado para todo grupo sociopolítico que

se basa en la demagogia fácil y el concepto abstracto".

A continuación habló el secretario general de esta asociación política, Javier Carvajal Ferrer, quien

recalcó una de las ideas base del grupo. En este sentido, dijo que los tiempos actuales son tiempos de

unión para cuantos desean la paz, la concordia, el progreso y la dignidad conseguida en estos últimos

cuarenta años, realidades que, aseguró el señor Carvajal, "ahora vemos peligrar como nunca".

"No deseamos el enfrentamiento, sino el orden y la paz —señaló el señor Carvajal—. Deseamos sepultar

para siempre la ruptura entre dos Españas crispadas y, por ello, deseamos y buscamos un entendimiento

entre los españoles sobre la base de la empresa común de edificar una Patria todavía más justa, más libre

y más democrática, dentro de la tradición española, que es un canto permanente de alianza entre el Rey y

el pueblo, contra los feudalismos de otros tiempos que hoy pueden llamarse oligarquías, marxismo o

vasallajes exteriores."

Intervención de Martínez Esteruelas

En último lugar tomó la palabra el presidente de la Unión del Pueblo Español, Cruz Martínez Esteruelas,

quien, tras hacer hincapié en el sentimiento de estupor que se deja sentir actualmente, producto de

actitudes peligrosas para la comunidad política, como son la falta de convicción, indiferencia y repudio de

todo cambio, aseguró que la voluntad de ruptura, tan organizada, tan presionante sobre la vida española

de hoy, "quiere hacer tabla rasa de todo ese pasado reciente movido por el revanchismo y la utopía". Y

aludió "a quienes, comprometidos con ese pasado han trocado su talante, han desmentido sus propias

conductas y han vacilado en sus actitudes para instalar en sí mismos una conciencia de provisionalidad".

Inmediatamente después, el señor Martínez Esteruelas ofreció las respuestas del grupo que preside ante la

problemática económica, social y política del país. En relación a la primera, que no tengáis miedo, que no

os los postulados de la lucha de clases mediante una participación activa de todos los ciudadanos en la

planificación que actúe de factor integrador de la sociedad y haga factible la libertad creadora de la

empresa, haciendo revivir los estímulos a la inversión y la confianza, cohibidos ahora por todo tipo de

temores.

Democracia social

En cuanto a la alternativa social, Martínez Esteruelas, dijo que "nosotros pretendemos una democracia

con vocación social, de participación efectiva en la responsabilidad. Sin embargo —puntualizó— no

aspiramos a una sociedad concebida como un hormiguero, sino a una de corte humanista, desde la

seguridad y la igualdad, donde sean posibles las libres opciones personales".

"Liberaos del complejo de derecha", dijo en otro momento. "Si por defender valores como la familia, el

sentido religioso de la vida, la paz social, si por postular la libre empresa y el crecimiento económico se

nos llama de derechas, en tanto luchemos contra el privilegio y defendamos una firme política social, no

os importe. Lo que cuenta es el propósito del bien común."

Por otra parte, el presidente de Unión del Pueblo Español consideró que "la tarea más apremiante que a

los españoles de hoy se nos ofrece" es "paralizar y remontar la inflación galopante que amenaza con

destruir del todo el bienestar conquistado por los españoles mediante cuarenta años de continuado

esfuerzo".

Alianzas frente a personalismos

Por último, el señor Martínez Esteruelas afirmó: "Yo os pido que no tengáis miedo, que no os dejéis

llevar por el desánimo o el desaliento en esta hora difícil en la que nuestras calles vuelven a vivir la

zozobra y el sobresalto, cuando el grito de las minorías trata de acallar la voz profunda y auténtica de un

pueblo que ama la paz y que se sabe en mayoría. Despojaos del miedo y hagamos eficaces en las

próximas elecciones todos nuestros propósitos de bien común. Sabéis que intentamos una gran alianza

con grupos y personas que están animados de los mismos o análogos ideales. Trabajemos todos, sin

personalismos, por esa unidad que España necesita."

El presidente de UDPE finalizó su discurso recalcando que en el actual momento se imponen, frente al

particularismo, la puesta en marcha de una empresa común, ante la desintegración y la insolidaridad, la

fórmula de una política nacional, y frente a la retórica minoritaria de los clubs políticos, una acción

efectiva y mayoritaria que conecte con los verdaderos intereses del pueblo, lo que supone, en definitiva, la

democracia".

Durante la celebración del acto se recibió una llamada anónima, con voz femenina, anunciando la

inmediata explosión de una bomba en el local. La alarma resultó, como comprobaría el servicio de orden,

falsa.

Martes 5 octubre 1976

Arriba

 

< Volver