Los excautivos, en Las Palmas     
 
 ABC.    24/03/1961.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC. VIERNES 24 DE MARZO DE 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 32

Los ex cautivos, en Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria 23. Sobre las dos treinta de esta madrugada llegó al "aeropuerto de Gando el

aparato "DC-3" 35.212, de las Fuerzas Aéreas españolas, que había ido a Rabat para recoger a los once

técnicos de las prospecciones petrolíferas que fueron secuestrados el pasado día 11 por fuerzas

marroquíes mientras trabajaban dentro de la provincia del Sahara español.

Al aeropuerto acudieron a recibir a los ex cautivos el gobernador civil y jefe provincial del Movimiento,

jefe del Cabildo Insular y otras personalidades, juntamente con familiares de los secuestrados y numeroso

público, así como el presidente de la Oil Company, Sr. Parker.

A la hora indicada tomó tierra el aparato y en la misma escalerilla del avión fueron recibidos los once

técnicos por nuestra primera autoridad civil, que saludó a todos, uno a uno, estrechándoles la mano en

nombre de la provincia y expresándoles la íntima satisfacción con que se les recibía después del amargo

cautiverio.

Uno de los liberados, Domingo Perdomo Martín, que es casado, tiene cinco hijos y es natural de la ,isla de

Fuerteventura, juntamente con Mr. Parker, jefe de la Oil Company, nos ha relatado pormenores de la

odisea. Después de su llegada fueron trasladados a Las Palmas y alejados unos con sus familias o en

hoteles de la capital.

Domingo Perdomo nos ha dicho, confirmando las palabras de Mr. Parker, que el día 11 fueron

secuestrados a las ocho de la noche por unos treinta moros armados, en los alrededores del campamento

donde trabajaban. Fueron detenidos y obligados a subir a cuatro camiones que les condujeron al interior

de Marruecos. Posteriormente quedaron concentrados en un barranco de Tam-Tam, donde pasaron tres

días racionados de agua y comida.

Según nos dijo Mr. Parker, el trato dejó que desear pues a los secuestrados les empujaron y hasta les

dieron culatazos con el fusil.

Desde Tantán pasaron a Gulimin, luego a Agadir y por fin a Rabat. En la capital de Marruecos - dice

Perdomo Martín - fueron concentrados en una especie de cuartel.

El norteamericano Mr. Parker también nos informó que, cuando se procedió a la detención de los once

geofísicos, uno de los canadienses resultó herido de bala en el cuello al no obedecer. Afortunadamente la

herida sólo reviste carácter leve.

Ya en Rabat, el día anterior a la entrega - agrega Domingo Perdomo - fuimos alojados en un hotel de

aquella capital y desde allí, al disponerse nuestra liberación, fuimos entregados a los embajadores

respectivos quienes nos atendieron muy bien durante la noche y hasta el momento de nuestra partida para

las Islas Canarias, tierra bendita que ya pisamos.

Para terminar, Domingo Perdomo, especialista perforador, nos dijo: "Han sido doce días de verdadera

zozobra, pensando en nuestras familias y pidiéndole a Dios protegiera nuestras vidas."

"Ya estamos aquí citados para vernos, todos en las oficinas de la United Geophysical. Es de suponer que

pronto partiremos para El Aaiun, para reanudar de nuevo el trabajo tan trágicamente interrumpido."

Cifra.

 

< Volver