El Rey Saud, en Málaga. 
 Llegada a Málaga     
 
 Pueblo.    16/02/1962.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

PUEBLO

AÑO XXIII

NUMERO 6.987

1,50 PESETAS

Director: Emilio Romero

MADRID VIERNES 16 FEBRERO 1962

Narváez, 70

Depósito Legal, M. 16.—1958 Apartado número 517 • Teléfono (centralita) 225-61-32

* LLEGADA A MALAGA

MALAGA, 16.—Hoy ha llegado, procedente de Madrid, el Rey Saud de la Arabia Saudita. Su avión hizo

el aterrizaje en el aeropuerto de Málaga a la una y media de la tarde.

Poco después de aterrizar el avión, una escuadrilla de reactores de la base de Madrid evolucionó sobre el

campo.

Su Majestad el Rey Saud descendió del avión e inmediatamente después lo hizo su séquito. Fue saludado

en primer lugar por el Capitán general de la Región Aérea del Estrecho, señor González Gallarda; quien

presentó al Monarca a las primeras autoridades.

El Rey Saud saludó al gobernador civil, gobernador militar y capitán general accidental de la novena

región militar, así como al jefe del sector naval y comandante militar de Marina, alcalde de la ciudad y

otras personalidades, entre las que se hallaban algunos diplomáticos de la Embajada de Arabia Saudita en

Madrid.

Seguidamente, el Rey se dirigió donde estaban situadas las restantes autoridades, representaciones civiles

y militares, a las que saludo cordialmente.

Mientras tanto, el numeroso público que se había congregado en el aeropuerto tributó al Rey Saud una

cariñosa acogida. En un coche de la Casa Civil de Su Excelencia y acompañado del alcalde de Málaga y

embajador de la Arabia Saudita, se trasladó a la capital, escoltado por una sección de policía municipal

motorizada. En un recorrido de más de tres kilómetros se hallaba estacionado numerosísimo público para

esperar el paso de la comitiva, que tributó al Rey Saud y a sus acompañantes calurosas ovaciones,

especialmente a su paso por las calles céntricas de la capital.

Poco después de las dos de la tarde, el Rey Saud y su séquito llegaron al castillo de Santa Catalina,

mansión donde el Monarca pasará unos días de descanso en esta ciudad.

El castillo de Santa Catalina está situado—como se sabe—en la zona residencial de La Caleta y El

Limonar, a unos dos kilómetros del casco urbano. De traza árabe, ha sido acondicionado debidamente por

el Ayuntamiento para la estancia del Rey. Este castillo es residencia del Caudillo durante sus visitas a

Málaga.

Al llegar el Monarca al castillo le fueron rendidos honores por una compañía de la Agrupación de

Infantería de Aragón, a la que pasa después revista. Poco más tarde se despidió de las autoridades y se

retiró a sus habitaciones particulares a descansar. (Mencheta.)

 

< Volver