Las Cortes aprueban las bases de régimen autónomo para Guinea y las leyes de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Público e industrias de interés preferente  :   
 Homenaje de la cámara al asesinado presidente Kennedy. 
 ABC.    29/11/1963.  Página: 59-63. Páginas: 5. Párrafos: 63. 

ABC. VIERNES 29 DE NOVIEMBRE DE 1962. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59

LAS CORTES APRUEBAN LAS BASES DE RÉGIMEN AUTÓNOMO PARA GUINEA Y LAS

LEYES DE CREACIÓN DEL JUZGADO Y TRIBUNAL DE ORDEN PÚBLICO E INDUSTRIAS DE

INTERÉS PREFERENTE

HOMENAJE DE LA CÁMARA AL ASESINADO PRESIDENTE KENNEDY

Intervinieron en las sesiones celebradas por la mañana y por la tarde don Esteban Bilbao, los señores

Carrero, Iturmendi y López Bravo.

En la mañana de ayer celebraron sesión plenaria las Cortes Españolas, bajo la presidencia de don Esteban

Bilbao, a quien acompañaban el vicepresidente de las Cortes, marqués de la Valdavia, los secretarios de la

Cámara y el oficial mayor don Felipe la Rica.

En el banco del Gobierno se hallaban los ministros subsecretario de la Presidencia, señor_ Carrero

Blanco; Justicia, señor Iturmendi; Hacienda, señor Navarro Rubio; Comercio, señor Ullastres;

Gobernación, señor Alonso Vega; Agricultura, señor Cánovas; Vivienda, señor Martínez Sánchez Arjona,

y Trabajo, señor Romeo Gorría.

Después de aprobar el acta de la última sesión, se procedió a la jura del cargo, por parte de los nuevos

procuradores: don Santiago Alcobe Moguer, don Rogelio Cenalmor Ramos, don Juan Contreras y López

de Ayala, don Alfonso Díaz de Bustamante, don David Ferrer Garrido, don Fernando Flores Arroyo; don

José Ramón Fontán, don Antonio González González, don Fidel López Aparicio, don Gregorio López

Muñiz, don Mariano Lorenzo Docampo, don Federico Ngomo Nandong, presidente de la Diputación de

Río Muni: don Martín Palomino Mejía, don Eduardo Sanjurjo y don Julio Ulloa Vercesé.

DON ESTEBAN BILBAO GLOSA LA PERSONALIDAD DEL DR, EIJO CARAY

Terminada la ceremonia, el presidente de las Cortes, señor Bilbao dio cuenta del fallecimiento del

patriarca-obispo de Madrid-Alcal, Dr. Eijo Garay. El señor Bilbao subrayó su vida ejemplar, su profundo

saber y su intensa labor en distintas manifestaciones de la vida durante cuarenta años de obispado de

Madrid-Alcalá, consejero del Reino, académico, procurador en Cortes, orador elocuentísimo, teólogo

eminente, una figura que resplandecía donde quiera que estuviera, tanto por su espíritu cristiano como por

su inmensa cultura, su preparación y condiciones extraordinarias. Se demostró claramente cuánto le

quería su diócesis la tarde en que se verificó el entierro, acto que constituyó una grandiosa manifestación

de duelo, en que el público, arrodillado, presenció el paso de su cadáver por las calles de Madrid. Ha

dejado una huella indeleble y el Episcopado ha perdido una figura insigne y las Cortes un colaborador

inestimable. Se acordó que constara en, acta el sentimiento de la Cámara por la desaparición de este

eminente prelado.

RÉGIMEN AUTÓNOMO DE LA GUINEA ECUATORIAL

Inmediatamente después se entró en el orden del día y se procedió a dar lectura al proyecto de ley de

bases sobre el régimen autónomo de la Guinea ecuatorial. En nombre de la Comisión hizo uso de la

palabra don Wilwardo Jones. Había despertado gran expectación la presencia en la tribuna parlamentaria

de este procurador en Cortes, de color . Con gran atención fue escuchado el discurso que pronunció. El

presidente dijo que por tratarse de la primera vez que hablaba un representante de Guinea en la Cámara

no podía por menos de saludarle con las mejores palabras. Los procuradores, puestos en pie, le tributaron

una cálida ovación.

El señor Jones se expresó en términos emocionados al responder a esta ovación. Está ante vosotros, dijo,

un español de África, en defensa del proyecto de ley de bases sobre el régimen autónomo de la

Guinea Ecuatorial. Tengo que recordar con emoción el día en que fui invitado por el conde de Mayalde a

la inauguración de la plaza Mayor de Madrid, en donde vi a otros españoles de América, unidos a los de

África, en la expresión de su admiración ante tanta piedra rezumando historia por todos los codos.

Españoles de América y de África, y también pudo haberlos de Oceanía, hablando la misma lengua y

rezando al mismo Dios. En el proyecto que hoy se presenta a la aprobación de las Cortes, se plasma y

materializa la evolución que se inició en 1959, al reconocer la condición jurídico-política dé las

provincias de Fernando Poo y Río Muni. Para poner al día la nueva estructuración, España, como raíz de

una gran familia de pueblos, estimó que debía darse un paso más en esta evolución, y por ello, e

inspirándose en el derecho de autodeterminación de sus poblaciones, presentó este proyecto de ley, en

función del cual Guinea Ecuatorial gozará del régimen de autonomía." Hizo historia, a continuación, el

señor Jones de cómo se había elaborado el dictamen en el seno de la Comisión, de la que formó parte, y

terminó diciendo que la redacción actual del proyecto cubre los anhelos presentes de los habitantes de

aquella región. Esta autonomía, que no supone ruptura con el poder central, registra el reconocimiento

especial de la personalidad _de la Guinea Ecuatorial. Al terminar sus palabras fue largamente aplaudido.

Discurso del Sr. Carrero Blanco

Inmediatamente, después hace uso de la palabra el ministro subsecretario de la Presidencia, Sr. Carrero

Blanco. Dice que el proyecto que va a establecer un régimen autónomo de gobierno y administración en

la Guinea Ecuatorial, tiene sumo alcance y trascendencia, y se diferencia de todo lo que se hace por allí.

Todo lo hecho allí por España, que no tiene nada que ver con la colonización, es consecuencia de la

política seguida a través de su historia, y la ley, la culminación que representa lo contrario de la

explotación del hombre en beneficio propio. Se remonta el siglo XV en que navegantes españoles y

portugueses descubrieron mundos, y dice que en sus descubrimientos España ha cuidado siempre de la

igualdad concedida a los nativos de los territorios descubiertos. Cita aquel párrafo de Isabel la Católica,

que se refirió "A nuestros hermanos los indios", y pasa a analizar la historia civilizadora de España en

todos los continentes, y los hitos más importantes en los descubrimientos. Se refiere después a la época en

que España tomó posesión del territorio continental de Guinea .y las islas, y afirma que ´poco podría hacer

España hasta 1939 en la Guinea Ecuatorial, porque la labor, en realidad, comenzó prácticamente al

terminar la Cruzada. Esa labor civilizadora es una de las mejores realizaciones del Movimiento Nacional,

y me consta, porque soy testigo de mayor excepción, el interés que Franco ha tenido siempre en la mejora

de estos territorios. Dedica un elogio a la labor prestada por todos los gobernadores generales de Guinea,

y pasa a estudiar con detalle y manejando cifras el incremento demográfico, el descenso de la mortalidad,

el perfeccionamiento de los dieciséis establecimientos hospitalarios que allí existen, la desaparición de las

endemias que allí existían, el progreso industrial, económico y cultural —con respecto a éste dijo que

30.000 niños y adultos asisten a las escuelas—, elogia y encarece la obra del Frente de Juventudes, que ha

entusiasmado a los jóvenes, de aquellos territorios, habla del incremento de la producción agrícola y

ganadera, pesquera y forestal, subraya las obras públicas, principalmente en carretera, donde se cuenta

con 156 kilómetros de firme asfáltico, hay 2.500 kilómetros de carreteras construidas desde 1939; una

renta de 132 dólares por habitante, etc., etcétera.

Ahora bien; mientras esta obra se realizaba, el África entera sufría la inmensa conmoción que ha

representado la brusca entrada en la independencia de los pueblos que hasta hace muy poco eran

colonias de las naciones europeas. Sólo en 1960 se dio la independencia a 17 Estados africanos. Al norte

de Río Muni ha surgido la República del Camerún con 432.000 kilómetros cuadrados y 3.000.000

habitantes, y al este y sur, la República del Gabón, con 267.000 kilómetros cuadrados y 440.000

habitantes: más al norte se encuentra la Confederación nigeriana con 35 millones de habitantes,

integrados por 263 tribus que hablan 234 lenguas distintas.

Todo esto—dice—sin beneficio alguno, más que el espiritual, para España: porque España no percibe

nada de allí y, por el contrario, en sus presupuestos ayuda al desenvolvimiento y al desarrollo de toda esta

gestión. Al referirse a la legislación, subraya la Ley de 1959 que concedía régimen jurídico a las

provincias. Ley básica, que ha puesto en vigor la Ley que sometemos a vuestra consideración. Todo esto,

insistió, que se hacía sin beneficios de ninguna especie para España. Ello demuestra la política seguida

por nuestro país en contra de otros sistemas colonizadores que hoy se utilizan. -Estudió después los

movimientos africanos que hoy se utilizan y analizó la política de los Estados Unidos y Rusia.

En Guinea, continuó diciendo, no hay reivindicaciones ni injusticias que reparar. Lo cómodo para España

sería abandonar esos territorios a su suerte, pero la política cristiana, que forma parte de su norma, no lo

permitirá. Una independencia absoluta sería el hundimiento total de dichos territorios, y a los que lanzan

sus campañas en pro de la independencia yo les pregunto si pretenden que se trate de cometer un crimen

más en nombre de la libertad.

Para devolverles la tranquilidad perdida, como un paso más en el proceso normal de su progreso y para

que los hombres de buena voluntad del mundo vean la rectitud de intención de España, el Gobierno

presenta hoy a la aprobación de las Cortes un proyecto de Ley de Bases estableciendo un régimen

autónomo en su gobierno y administración, que ha sido elaborado de perfecto acuerdo con las

representaciones libremente elegidas por los habitantes de aquellos territorios, aunque otra cosa digan,

faltando descaradamente a la verdad, unos pocos que voluntariamente se fueron al extranjero a estudiar

una independencia que sería una estafa para sus hermanos de la Guinea ecuatorial, pues, su pretexto de

federación, les convertiría en súbditos de una nación extranjera, que, naturalmente, no habría de pagarles

el kilo de café a 30 pesetas más que a sus naturales. Si esta ley de Bases merece vuestro voto favorable

será sometida, antes de ser sancionada por el Jefe del Estado, a plebiscito en el que participarán todos los

hombres y mujeres mayores de veintiún años que reúnan la condición de ser nacionales y vecinos de

Fernando Poo y Río Muni. Si la mayoría dice "sí", será que aceptan el nuevo Estatuto; si dijeran que "no",

será que quieren seguir con el que actualmente está vigente. Fue muy aplaudido.

Con el voto en contra de don Blas Piñar, quedó aprobado el dictamen.

CREACIÓN DEL JUZGADO Y TRIBUNAL DE ORDEN PÚBLICO

Leído el proyecto de Ley de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Público, lo defiende el señor

Herrero Tejedor, que subraya la importancia, desde el punto de vista político social, porque se encamina a

acomodar las disposiciones punitivas y jurisdiccionales a los dictados de la realidad social. El proyecto

consigue una mejor puntualización de los matices delictivos que se incluyeron en el decreto de 21 de

septiembre de 1960, junto con la autorización para que actúen en la Jurisdicción militar abogados civiles

en ejercicio y la tendencia a un sistema de mayor concreción jurisdiccional. Al aducir a la enmienda del

señor Ruíz Jiménez contra la totalidad, explica por qué se rechazó, diciendo que la Comisión consideró

que el proyecto tiene como móvil fundamental el de mantener las garantías jurídicas del justiciable y no

mermar en modo alguno sus posibilidades de defensa. Se extiende en otras consideraciones y dice que

antes que se produjera la Declaración de Derechos del Hombre, aprobada por la Organización de las

Naciones Unidas el año 1948, España había recogido, como pedía la enmienda de Ruíz Jiménez, los

fundamentos de respeto y protección a los derechos humanos. Nadie puede, olvidar tampoco que tres años

y medio antes de que se aprobara esta Declaración en la O. N. U., las Cortes habían aprobado el Fuero de

los Españoles.

Termina diciendo que e1 proyecto pretende respetar y defender los derechos individuales, dentro del

sistema de seguridad social, porque es absurdo creer que para defender los derechos del individuo hay que

relegar los de la comunidad y los del Estado a planos secundarios. Lo que importa es el bien común, y a él

han de plegarse el interés público, el interés particular, el interés de grupo y el interés del individuo. La

paz mundial, a la que España está contribuyendo intensamente, exige gran claridad en las líneas y

conceptos y un sentido auténtico del orden de valores de categoría universal. Por ello la actitud

anticomunista y antimasónica no es para nosotros una medida de defensa, sino la consecuencia que surge

por la existencia de unos principios positivos en los que creemos y sobre los que se debe mantener la paz

y la fraternidad de los pueblos.

Discurso del ministro de Justicia

A continuación, el ministro de Justicia, don Antonio Iturmendi, pronunció un discurso en el que, entre

otras cosas, dijo que al referirse al Proyecto de Ley que en estos momentos merece nuestra atención, no

puede olvidarse que un ordenamiento jurídico no nace como resultado de una simple abstracción

racionalizadora que, en su perfección teórica, desconozca las exigencias de la realidad social sobre que

descansa. Es más bien síntesis de la conjunción de los principios de justicia y seguridad con las

circunstancias históricas que condicionan la vida de los pueblos y las necesidades de la comunidad social

que trata de resolver.

Al cumplimiento de este propósito se dirigen ahora las importantes disposiciones del Proyecto de Ley que

se somete a vuestra aprobación. En él se provee a la competencia y enjuiciamiento de las in, fracciones

penales que por su caracterizada tendencia a subvertir los principios básicos del Estado, perturbar el orden

público o sembrar la zozobra en el ánimo de las gentes, deben merecer, la primordial atención de todo

Gobierno que tenga conciencia de1 elemental deber de defender la seguridad pública, la paz social y la

legitimidad de sus instituciones de los ataques que contra ellas se cometan. Y en este caso, de los

atentados delictivos dirigidos a subvertir el sistema jurídico-fundamental que el pueblo español se ha

dado, dentro de un orden justo de convivencia, como expresión de las condiciones sociales y políticas de

la realidad histórica que vive abierta a las más amplias perspectivas de libertad, progreso y justicia social.

Por muy liberal que sea el punto de vista que se adopte para enfocar el problema, bastaría recordar la

triste y dolorosa experiencia anterior a 1936 para justificar esa convicción. De ahí que, ante posibles

brotes de una criminalidad de tal índole, la Historia y el Derecho comparado pongan de manifiesto cómo

todos los países adoptan las medidas punitivas adecuadas y precisas para hacer frente a los grupos

subversivos y destructores, mantener el normal desarrollo de la vida nacional y preservar con energía la

unidad y la seguridad de la Nación.

En tal sentido, el artículo l.° de este Proyecto de Ley declara que quedan, sometidos en lo sucesivo a los

correspondientes ordenamientos penales, jurisdiccionales y procesales, los hechos delictivos relacionados

en el artículo 2.º del decreto legislativo de 21 de septiembre de 1960, en el que se comprenden: la difusión

de noticias falsas o tendenciosas, y las conspiraciones, reuniones, conferencias y manifestaciones

producidas con el fin de causar trastornos de orden público interior, conflictos internacionales o

desprestigio del Estado y sus Instituciones, Gobierno, Ejército y Autoridades: y, asimismo, determinados

actos, claramente tipificados y que pueden llegar a tener el mismo carácter agresivo y perturbador,

cuando persigan un fin político o causen graves trastornos al orden público.

DELITOS Y DELICUENTES POLÍTICOS

Se habla de delitos y de delincuentes políticos como de una categoría específica de la delincuencia. El

delito político es uno de los conceptos más debatidos en la doctrinal penal. Las dificultades no provienen

tan sólo de la complejidad de construir su tipicidad interna, sino de las ideologías encontradas que

postulan, antagónicamente, un tratamiento penal diverso, ya que mientras unas se inclinan hacia una

mayor benignidad en la configuración, y sanción de los hechos delictivos de esta naturaleza; otras, por el

contrario, se dirigen a una más amplia determinación y más enérgica sanción de estos delitos.

En todo caso, independientemente del criterio que se postule, lo cierto y positivo es que el delito político

ofrece todos los caracteres de un delito moral. Su comisión, cómo ocurre con los demás delitos públicos,

causa un mal, viola un derecho, quebranta un deber que hace relación al Estado, en los que la víctima, el

ofendido, no es una persona determinada, es la Sociedad constituida. Afecta a todos; y, por ello la acción

para perseguirlos corresponde al Estado, como representante del interés general.

Pero, aparte de que el régimen social e institucional que el llamado delincuente político ataca

subversivamente, tiene el deber y el derecho de defenderse por los medios que la Ley pone en sus manos,

no merece el concepto de delincuente político, aún cuando el culpable adujera motivo o fin de este

carácter, el que se vale de medios o acciones gravemente criminales, como ocurre con los que

rebelándose contra la convivencia social, forman partidas armadas para dedicarse al pillaje, al merodeo o

al bandolerismo: los secuestros de personas; los atracos que matizan el delito de robo por la intimidación

que los autores realizan con armas de fuego: y los que para atentar contra la seguridad pública, atemorizar

a los habitantes de una población, cometer venganzas o represalias de carácter social o político, o

perturbar la tranquilidad, el orden o los servicios públicos, provocar en explosiones, incendios,

naufragios, descarrilamientos, voladuras, o se valieran de cualquier otro medio o artificio capaz de

producir grandes estragos.

A estos crímenes—y otros de análoga gravedad—, y a estos criminales, la tradición jurídica,

interpretando los sentimientos de toda conciencia honrada, jamás los consideró como delitos o

delincuentes políticos.

Luego el ministro dedicó un recuerdo al presidente Kennedy y dijo que si la agresividad de ideologías que

conspiran contra la Humanidad son capaces de cometer tan horrendos crímenes, y merece la unánime

condenación de los pueblos a los delincuentes que en nombre de ellas actúan, ha de aplicárseles el rigor

represivo que corresponde a la particular maldad de su acción.

Recuerda que las Conferencias de París de 1931 y de Madrid de 1933 eliminaron del delito político los

hechos que constituyeran delitos de carácter común, incluso cuando el culpable invocara finalidad

política, y pasa a ocuparse de los procedimientos sumarios y jurisdicciones especiales, subrayando la

peligrosidad de tan gravísimas consecuencias que justifican el establecimiento sumario y jurisdicciones

especiales, sin merma de las garantías que el justiciable requiere. El proyecto de ley añade el Sr.

Iturmendi—crea dentro de la jurisdicción ordinaria un Tribunal y un Juzgado con sede en Madrid y

jurisdicción en todo el territorio nacional, constituidos por miembros de las carreras judicial y fiscal, e

insiste en que la ley se encamina a servir el propósito de concreción jurisdiccional. Habla animismo de los

órganos de la administración de Justicia, que—añade—responden a un auténtico estado de Derecho.

El ministro termina señalando el estado de salud que ofrece la sociedad que vivimos. Por lo que ocurre en

otros países —dice—se observa en nuestra patria una clara recesión de la criminalidad y un espíritu de

generosidad para con el delincuente, como se desprende de ocho indultos generales concedidos por el

Caudillo. Nuestra última estadística penitenciaria arroja la cifra de 12,150 reclusos el día 15 del mes en

curso, lo que representa un coeficiente del 39,09 por 100.000 habitantes. Grandes aplausos acogieron las

palabras finales del señor Iturmendi, como antes las de los otros oradores.

Quedó aprobado el proyecto de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Público con un voto en contra.

Por último, el presidente levantó la sesión a las dos y diez.

LA SESIÓN DE LA TARDE APROBACIÓN DE LAS LEYES DE INDUSTRIAS PREFERENTES Y

ÁREA METROPOLITANA DE MADRID

La sesión plenaria se reanudó a las cinco de la tarde, bajo la presidencia de don Esteban Bilbao. En el

banco azul tomaron asiento los ministros de la Gobernación, Vivienda, Industria, Agricultura, secretario

general del Movimiento y presidente del Consejo de Economía.

Leído el proyecto de ley de industrias de interés preferente, defendió el dictamen el señor García

Hernández.

Constituye el proyecto, que ahora es dictamen sometido a la aprobación de este Pleno—dice—, una

medida legislativa que, encuadrada dentro de las técnicas administrativas de fomento, trata de suscitar y

estimular el desarrollo industrial de nuestro país.

El proyecto que se somete a las Cortes y que sustituye a la ley vigente difiere de ésta en que la concesión

de los beneficios no se. realiza empresa por empresa, sino a sectores industriales a los que interese

promover a un cierto grado de expansión o a localizaciones geográficas determinadas. Esta nota, junto

con la de equiparación de trato entre las empresas nacionales y las privadas, es la que señala la nueva

trayectoria de las medidas que se articulan, que no sólo tienden a establecer una colaboración entre las

empresas con la Administración, hecho que no sería nuevo, sino que tratan de coligar a ambas partes

mediante el otorgamiento de una titularidad de privilegios exorbitantes del régimen común societario o de

empresas, de trascendencia y virtualidad innegables en el campo de la actividad económica de la

Administración.

Los modos de actuación que sirven a estos propósitos son de carácter administrativo (expropiación

forzosa), fiscales (reducción de impuestos) y económicos (subvenciones o primas). Si en estos últimos se

manifiesta de. modo especial el interesamiento de la Administración pública por las iniciativas

particulares, puede, en general, predicarse esta característica de todos ellos, ya que al gesto de los

hombres dedicados a, empresas de interés preferente, la Administración responde con el suyo de

aprobación, aliento y estímulo.

El señor García Hernández, después de explicar la discusión llevada a cabo al dictaminar el proyecto, dijo

que esta ley constituirá una pieza muy importante en la expansión industrial que el momento exige. (Fue

muy aplaudido.)

PALABRAS DEL SEÑOR BILBAO

Interviene don Esteban Bilbao para dedicar unas palabras a la memoria del presidente Kennedy, cuyo

asesinato ha conmovido al mundo, y subraya la emoción que produjo, sin distinción de clases ni fronteras,

en todo el mundo civilizado la inesperada noticia. Pasó el momento de la consternación inevitable—dice

el presidente—, pero no la advertencia contra las causas que la produjeron y la necesidad de sumar a

cuantos ahora maldicen el crimen en la defensa contra las fuerzas concretas que alimentaron el odio del

delincuente. Fue un atentado contra la misma dignidad humana. Por eso, la Humanidad entera ha llorado

la muerte de Kennedy, hombre honrado, soldado heroico, político de vocación, infatigable en el esfuerzo,

servidor de su pueblo y enamorado de la paz. Pudo padecer algunos errores, pero no cabe duda alguna

que se debieron a circunstancias del momento, y siempre con el propósito honrado de evitar, como fuera y

a todo trance, una tercera guerra mundial. Fue la víctima de una controversia imposible: la discusión

siempre difícil entre un hombre creyente, que hablaba la verdad con la conciencia, frente a un hombre

cauteloso, representante de un régimen que, negando todos los valores espirituales, utiliza la mentira

como un arma, el odio como una virtud y el crimen como una razón de Estado.

España, continuó diciendo, ejemplo de caballerosas lealtades, no puede olvidar que hace pocas semanas,

y bajo la presidencia de Kennedy, firmó unos pactos que estrechan de nuevo, y más todavía. sus

relaciones con los Estados Unidos, prendas de un futuro prometedor. Las Cortes Españolas,

representación auténtica de toda la vida nacional, no pueden por menos de consignar en sus actas su

maldición para el crimen, el testimonio de su condolencia con el pueblo norteamericano, su hondo pasar

por la alevosa muerte de su inolvidable presidente, su solidaridad en el dolor de su viuda y sus votos

porque la Providencia, señora del destino de los pueblos, colme de aciertos la gestión del nuevo

presidente. Johnson, digno sucesor de su antecesor en un dificilísimo cometido. (Grandes aplausos

acogieron las palabras de don Esteban Bilbao.)

INTERVENCIÓN DEL MINISTRO DE INDUSTRIA

Interviene el ministro de Industria, señor López Bravo. Dice que va a referirse a los principios

económico-sociales que informan el proyecto de ley de industrias preferentes, su significación, así como

su conveniencia, en los momentos actuales, y por eso inicia su discurso explicando el proceso de

industrialización de España desde la ley de Fomento de la Industria Nacional de 1907; la situación

adversa en que se encontró después de la guerra de Liberación, sin más recursos que su voluntad de

resurgir; la total descapitalización y la profunda destrucción de nuestra infraestructura; las leyes dictadas

entonces y en plena etapa de autarquía impuesta "de facto", la creación del Instituto Nacional de Industria,

que a mi juicio —dice—liberó gran parte de la industria española del complejo de inferioridad que

padecía. A partir de 1950, superada la etapa de extrema escasez, el objetivo principal era utilizar al

máximo las nuevas posibilidades dentro de las estructuras existentes. En 1950-59 se procuró un

crecimiento rápido, traducido en la creación de una industria transformadora cada vez más floreciente y

completa, y en aumentos de producción generales y espectaculares en muchos casos. Él esfuerzo

realizado determinó que se produjeran inevitables fricciones y desequilibrios entre ahorro e inversión, con

la consiguiente aparición de tensiones inflacionistas.

Alude el ministro al Plan de Estabilización y la adecuación de la política a los nuevos objetivos y el,

reconocimiento de la iniciativa privada como el principio operante de nuestra expansión. De otra parte, el

logro de un desarrollo económico estable precisa para su desenvolvimiento de medidas y estímulos de

carácter general; esa es la razón por la que el planteamiento del sistema de incentivos se contemple en el

proyecto a nivel sectorial.

Subrayó el señor López Bravo después los principios de libre concurrencia y bien común que se

establecen en él proyecto para acometer la reforma de estructuras industriales, y dice que la próxima

etapa, comprendida en los límites temporales asignados al Plan de Desarrollo, ha de precisar, para lograr

estas reformas estructurales, una fuerte actividad creadora en las viejas y nuevas industrias. En todo caso,

no se escatimarán esfuerzos para que la modernización y reestructuración de las plantas industriales se

produzcan. Por lo demás, el aspecto social del proceso de desarrollo es tan fundamental, que

necesariamente ha de tenerse en cuenta en el nuevo ordenamiento jurídico industrial. Son muchas las

razones por las que debemos sentir en forma apremiante la necesidad de crear nuevos puestos de trabajo

en la industria.

Debemos tener presente que nos encontramos ante unas metas de primer orden, lo que nos obliga a

valorar objetivamente la importancia de los recursos morales y materiales que podemos movilizar.

Por último, el Sr. López Bravo señaló la oportunidad del proyecto e hizo un llamamiento a los

empresarios para poder lograr unas relaciones óptimas en la gran familia de la empresa, que es mucho

más importante que una simple unidad de producción y que la combinación de una dosis de diversos

factores productivos con miras a la consecución de un beneficio. Al propio tiempo hizo una convocatoria

a la juventud por entender que son los jóvenes quienes preferentemente han de mostrar su decidida

voluntad de perfilar la vida nacional bajo signos inequívocos de progreso y bienestar. El Sr. López Bravo

escuchó grandes aplausos, y el proyecto quedó aprobado por unanimidad.

EL ÁREA METROPOLITANA DE MADRID

Se da lectura al proyecto de ley sobre el área metropolitana de Madrid, que defiende ante la Cámara D.

Carlos Trías Bertrán. Dice que con este proyecto se cierra un ciclo para la capital de España que comenzó

hace casi veinte años.

Examina a continuación el fenómeno de la concentración urbana, producto típico de la revolución

industrial e íntimamente ligado a la explosión demográfica mundial que se produce coetáneamente. La

Humanidad, que en tiempos de Cristo bordeaba los 250 millones de habitantes, tardó mil seiscientos años

en duplicar esta cifra, que roza en la actualidad los tres mil millones, para llegar a los 6.000 a finales de

este siglo. Todo esto representa un incremento anual de tres millones de habitantes sólo en el área

geográfica europea, a la que pertenecemos. La casi totalidad de este incremento demográfico se fija en las

ciudades, que, además, son engrosadas por las corrientes migratorias internas. Si este ritmo de

crecimiento continúa en la misma proporción, en el año 2000 el 45 por 100 de la población mundial

ocupara barriadas de carácter urbano.

En nuestra Patria, este fenómeno ha adoptado caracteres acusadísimos.

Analiza a continuación la necesidad de un cambio en esta ordenación adecuado a las nuevas

circunstancias, y examina las distintas soluciones que la teoría y la práctica ofrecen. La creación en el

Ministerio de la Vivienda de una Comisión de Planeamiento y Coordinación del Área Metropolitana a la

que corresponde el planeamiento, la coordinación de todos los organismos que actúan en el Área y la

vigilancia en el cumplimiento del Plan, constituye el núcleo esencial de la nueva ordenación. Un delegado

del Gobierno que preside la Comisión, integrada por las representaciones pertinentes, y un vicepresidente

de la misma, que será el alcalde de Madrid, son las piezas fundamentales de la nueva estructura.

Hace referencia a la elaboración del anteproyecto y del proyecto, así como a la enmienda presentada

por don José María Gutiérrez del Castillo referente a la creación de la Gerencia Municipal de Urbanismo

que ha sido aceptada íntegramente.

Por último, alude don Carlos Trías a la problemática futura que, no sólo en España, sino en el mundo

entero, va a poner a prueba todos los esfuerzos y las previsiones.

El señor Trías fue muy aplaudido, y el proyecto quedó aprobado por unanimidad.

COMPILACIÓN DEL DERECHO CIVIL FORAL DE GALICIA

El señor Castán Tobeñas defendió el dictamen de Compilación del Derecho Civil Foral de Galicia,

aduciendo razones jurídicas para recoger toda la legislación derivada del Derecho Foral Gallego. Con el

voto en contra de un procurador quedó aprobado el dictamen.

Pasa a ocupar la presidencia el marqués de la Valdavia, y se da lectura al resto de los dictámenes que

figuran en el orden del día, y que sucesivamente se aprueban. La sesión se levantó a las siete y cuarto de

la tarde.

 

< Volver