Preocupación en Algeciras como consecuencia de la detención de catorce pesqueros españoles por patrulleras marroquíes  :   
 Se sabe que el país vecino ha puesto en servicio cuatro nuevas lanchas rápidas, con mayor radio de acción y potencia que las utilizadas hasta ahora. 
 ABC.    07/09/1973.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 35.

PREOCUPACIÓN EN ALGECIRAS COMO CONSECUENCIA DE LA DETENCIÓN DE CATORCE

PESQUEROS ESPAÑOLES POR PATRULLERAS MARROQUÍES

Se sabe que el país vecino ha puesto en servicio cuatro nuevas lanchas rápidas, con mayor radio de acción

y potencia que las utilizadas hasta ahora

Algecíras (Cádiz) 6. En los medios pesqueros de esta ciudad existe un clima de preocupación como

consecuencia de las catorce detenciones a igual número de embarcaciones de pesca efectuadas por

lanchas patrulleras marroquíes en los tres últimos días.

Aunque en estos nuevos casos de piratería no fue detenido ningún barco con base en Algeciras, la

inquietud ha cundido entre los armadores, sobre todo al saberse aquí que Marruecos ha puesto en servicio

cuatro nuevas lanchas rápidas, con mayor radio de acción y potencia que las utilizadas hasta ahora.

Por tales motivos, se piensa en los citados medios pesqueros que los barcos que desde Guinea hacen su

ruta de navegación hasta la Península, aun haciéndolo muchas millas mar adentro, fácilmente podrían ser

interceptados por estas lanchas marroquíes.

Se considera, además, que con la medida tomada por las autoridades de Marruecos de extender el límite

jurisdiccional de sus aguas a 70 millas, la distancia es demasiado amplia para que fuera de ellas puedan

navegar barcos de pequeño porte, los cuales, por su tonelaje y características técnicas, han de navegar,

como máximo, a unas 20 millas de la costa para resguardarse de posibles temporales en el océano.

Consecuencia, de todo ello es que en el puerto algecíreño están hoy amarrados una serie de pesqueros que

deberían haberse hecho a la mar para realizar sus operaciones, y que_ no lo hacen, precisamente, por los

aludidos temores, al tiempo que esperan se llegue a un arreglo efectivo y satisfactorio que ponga fin a una

situación claramente perjudicial para sus intereses.—Cifra.

 

< Volver