El T.O.P. retira la palabra a un abogado defensor     
 
 Informaciones.    20/01/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El T. O. P. retira la palabra a un abogado defensor

MADRID, 20. (INFORMACIONES.)—Ayer, a primeras horas de la tarde, se celebró en el Tribunal de

Orden Público el juicio seguido a don Santiago Carballo Quiroga, que ocupó el cargo de delegado de la

Facultad de Ciencias Económicas de Madrid, y a otro estudiante, don Antonio Pérez Alderuela. El

primero, defendido por don Carlos García Valdés, y el segundo, por doña María Luisa Suárez.

El juicio había despertado gran interes. Había cola para entrar en la Sala, que se llenó totalmente, y

numerosos abogados con toga ocuparon sitio en estrados.

El fiscal acusó a los dos procesados de pertenecer al partido comunista de España y pidió dos años de

cárcel para cada uno por el delito de asociación ilícita. Además, solicitó otros dos años y 20.000 pesetas

de multa para el señor Pérez Alderuela por el delito de propaganda ilegal.

En marzo de 1971, relató el fiscal, la Policía se presentó en el domicilio del señor Pérez Alderuela para

efectuar un registro. Tardó en abrirles la puerta el procesado, y mientras esperaban los agentes lanzó por

la ventana paquetes de «Mundo Obrero» y de «Hora», publicaciones clandestinas, la primera órgano del

partido comunista de España y la segunda del comité de Madrid del citado partido.

Según el abogado don Carlos García Valdés, su defendido denunció malos tratos, y el propio señor García

Valdés preguntó, pues, en la sesión oral sobre estos supuestos. El presidente del Tribunal declaró

impertinentes hasta veintiuna preguntas del letrado.

Llegado el momento del informe oral, el abogado señor García Valdés dijo que utilizaría «absoluta

libertad para pronunciar su informe». Durante el mismo, y a causa de determinadas frases, fue

interrumpido tres veces por la presidencia. Tuvo un primer apercibimiento, un segundo apercibimiento

con aviso de que se le retiraría la palabra y finalmente el presidente le retiró la palabra, dando por

cumplido el trámite del Informe. Concedió la palabra a la letrado doña María Luisa Suárez, que se limitó

a solicitar una sentencia conforme con sus conclusiones definitivas.

La presidencia declaró el juicio visto para sentencia.

Es la primera vez que el Tribunal de Orden Público retira la palabra a un abogado durante su defensa. En

el acta del juicio se recogieron las frases textuales pronunciadas por el señor García Valdés, para deducir

testimonio y pasar al Juzgado de guardia, por si el contenido de las mismas pudiera constituir delito.

 

< Volver