Santiago Carrillo atacó públicamente al Gobierno español     
 
 Madrid.    16/08/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Santiago Carrillo atacó publicamente al Gobierno español

Santiago Carrillo, secretario general del partido comunista español, ha sido invitado por las autoridades

francesas a reintegrarse en su domicilio legal en Suiza, precisa la Agencia Efe basándose en fuentes

autorizadas de la capital de Francia.

Santiago Carrillo, que vive en el exilio desde 1939—se informa por otra parte en fuentes citadas—, ha

sido objeto de una orden de expulsión tomada el 2 de septiembre de 1950 por Henri Queuille, que en tal

época era presidente del Consejo y ministro del Interior, y esta orden no ha sido aplazada desde entonces.

Por su parte, el vespertino parisiense "Le Monde" comenta esta orden de expulsión de 1950 diciendo que

"a pesar de ella hubo una tolerancia amplia con relación a Santiago Carrillo, cuya presencia era admitida

dentro del territorio francés con ocasión de reuniones de dirigentes comunistas en particular".

"Durante el año 1970—prosigue "Le Monde"—el secretario general del partido comunista español vino a

París al menos dos veces en Agosto, para entrevistarse con Mikis Theodorakis, presidente del Frente

Patriótico de Liberación Griego, y en diciembre."

Continúa "Le Monde" su comentario indicando que en 1971 Carrillo vino a la capital francesa en el mes

de junio, y que "precisamente el Gobierno francés le reprocha haber tomado la palabra el 20 de junio con

ocasión de una "concentración de solidaridad con el pueblo español" que había reunido varios miles de

personas en Montreuil" (afueras de París).

"En ese discurso—agrega el periódico vespertino de la capital de Francia—Carrillo atacó duramente a la

política del régimen español."

Esta misma versión de la expulsión del secretario general del partido comunista español es la que dio ayer

domingo el diario "Ya", que en crónica de su corresponsal en París afirma que algunos medios políticos

opinan que toda la operación es consecuencia de la política concertada últimamente por el ministro

francés del Interior, Marcellin, y su colega español, Tomás Cancano Goñi.

Esta puede ser la causa de su expulsión de Francia.

Con respecto a la reunión de Montreuil del pasado 20 de junio, y a la que asistieron cerca de 45.000

trabajadores españoles procedentes de diversos países extranjeros, Carrillo, con otros dirigentes

españoles, entre ellos la Pasionaria, y franceses, concluyó con un llamamiento general para que se

solidarizasen con el movimiento obrero y democrático que se está desarrollando en España.

Según medios autorizados, el Gobierno francés reprocha a Carrillo precisamente el haber intervenido en

la citada reunión con un discurso no favorable al actual Gobierno español.

A la protesta del partido comunista francés por la decisión gubernamental, se añade la del Partido

Socialista Unificado (P. S. U.), cuyo secretario general, Michel Rocard, candidato a la Presidencia en

1969, propugna la instalación en Francia de un socialismo revolucionario.

16 DE AGOSTO DE 1971. MADRID.

 

< Volver