Captura de un grupo terrorista dedicado a la colocación de petardos en Madrid  :   
 Sus miembros pertenecen al Frente de Liberación Nacional, que dirige Álvarez del Vayo. 
 ABC.    24/06/1964.  Página: 71. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CAPTURA DEL GRUPO TERRORISTA DEDICADO A LA COLOCACIÓN DE PETARDOS EN MADRID

Sus miembros pertenecen al Frente de Liberación Nacional, que dirige Álvarez del

Vayo

SE PROPONIAN FRENAR EL MOVIMIENTO TURISTICO HACIA NUESTRO PAIS

Un excelente servicio policial ha logrado la captura de la totalidad de los

elementos que integraban la red terrorista que hace algún tiempo ha venido

colocando explosivos de distinta intensidad en diversos lugares de Madrid. La

red estaba compuesta por los elementos ejecutivos, dentro de España, del llamado

F. E. L. N.

(Frente Español de Liberación Nacional), que dirige el tristemente celebre

cabecilla pro comunista Julio Álvarez del Vayo, con residencia alternativa en

Suiza y en Francia, y que recorre con finalidades políticas de propaganda anti-

española otros muchos países.

Álvarez del Vayo, que aparece como disidente de los socialistas exiliados, ha

sido alguna vez calificado por éstos como "el hombre de Moscú", financiado y

dirigido por el comunismo, aunque aparente actuar al margen del partido oficial.

En el equipo revolucionario de Álvarez del Vayo se han integrado algunos

elementos de otra organización anti-española, conocida por el nombre de "III

República", que venía actuando desde Argel y cuyos desperdigados restos intentan

hoy proseguir sus actividades en diferentes puntos de Italia, Suiza y Francia.

El principal de los terroristas españoles detenidos es Andrés Ruiz Márquez, de

cuarenta y seis años, que logró ocultar su condición de marxista revolucionario

sirviendo en el Ejército Nacional durante la Cruzada de Liberación, del que fue

separado al final de la misma. Ruiz Márquez utilizaba últimamente el seudónimo

de "Montenegro" con el que se ha dirigido en diversas ocasiones a diplomáticos y

periodistas extranjeros, recabando la responsabilidad de los atentados al orden

público. El llamado "Montenegro" estaba enlazado con la dirección del F. E. L.

N. por medio de un exiliado socialista residente en Biarritz llamado Eustaquio

Cañas, de quien recibía directamente dinero e instrucciones, y que actuaba como

enlace con Álvarez del Vayo.

En el domicilio del citado Ruiz Márquez se han encontrado grandes cantidades de

cartuchos de dinamita y petardos, así como otros materiales para provocar

explosiones e incendios. También le fueron ocupados los sellos de la entidad

subversiva en cuyo nombre actuaba, con las siglas P. S. O. E. (Partido

Socialista Obrero Español) y U. D. E. (Unidad Democrática Española).

La mentalidad marxista y los métodos terroristas de Ruiz Márquez se reforzaron

con motivo de su asistencia al VI Congreso del Partido Socialista Obrero

Español, celebrado hace unos años en Toulouse. En este Congreso fue presentado a

Pascual Tomás y a Rodolfo Llopis, así como al citado Eustaquio Cañas. Asistió

también, en Ginebra, en enero de este año, al acto formal de constitución del F.

E. L. N., que fue presidido por Álvarez del Vayo, y al que asistieron miembros

del Comité Director que figura al pie del manifiesto lanzado en tal ocasión por

el mencionado grupo subversivo.

Ruiz Márquez era uno de los miembros de la directiva del F. E. L. N. constituida

por el citado Álvarez del Vayo como dirigente máximo: Eduardo Ortega y Gasset,

residente en Venezuela; José Pérez Sanz que actúa en París, y algún otro oculto

bajo seudónimo, cuya identificación está en vías de ser lograda.

Dicho manifiesto fue ampliamente difundido desde Suiza, y obtuvo gran eco en la

misma Prensa que ha prestado más tarde especial atención informativa a la

campaña terrorista que el citado Ruiz Márquez desarrollaba en Madrid. Es

importante hacer notar que uno de los objetivos buscados era precisamente la

difusión periodística de los atentados, en el deseo de poder obstaculizar así la

envidiable paz de España y frenar el movimiento turístico hacia nuestro país.

 

< Volver