Álvarez del Vayo quiso vender parte del territorio español durante la cruzada     
 
 ABC.    24/03/1961.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

A B C. VIERNES 24

ÁLVAREZ DEL VAYO QUISO VENDER PARTE DEL TERRITORIO ESPAÑOL DURANTE LA

CRUZADA

Un libro revelador de los propósitos del comunismo en España

Londres 23. Ha aparecido en los escaparates un libro titulado "The grand camouflage" ("El gran

camuflage" o "El gran disfraz"), que lleva como subtítulo "La conspiración comunista en la guerra civil

española". Su autor. Burnett Bolloten, fue corresponsal en España durante la guerra de Liberación.

Bolloten ha manejado, además, unos cien mil ejemplares de periódicos, cerca de dos mil quinientos libros

y folletos y centenares de documentos inéditos examinados en España, Gran Bretaña, Francia y otros

países europeos y americanos.

El autor ha realizado esta extraordinaria tarea y conversado personalmente con numerosos dirigentes de

ambos bandos en la guerra de Liberación, en un intento de encontrar la verdad entre "los muchos mitos,

mentiras y medias verdades que todavía, después de veinticinco años, continúan consiguiendo una

aceptación internacional".

Bolloten se refiere especialmente a cómo los comunistas, aunque solamente constituían un pequeño grupo

de 40.000 personas en toda España al principio de la. guerra de Liberación, asumieron gradualmente el

control de todas las fuerzas antifranquistas "mediante su constante filtración en casi toda la maquinaria

del Estado". El autor del libro afirma, entre otras cosas, que "el principal instrumento en llevar a buen

terminó los planes comunistas en sus últimas etapas fue el doctor Juan Negrín (jefe del Gobierno rojo

desde mayo de 1937 hasta el fin de la contienda)", y dice que su principal asesor fue Arthur Staaskevsky,

jefe del Servicio Soviético de Inteligencia en la Europa occidental.

El antiguo corresponsal recuerda que "el partido comunista español, desde un principio, intentó aparecer

ante las clases medias no sólo como defensor de la propiedad, sino como campeón de la República". Por

otra parte, los comunistas intentaron engañar a la opinión internacional respecto a la realidad de lo que

estaban llevando a cabo en España una vez iniciada la guerra de Liberación. "De otra forma—escribe—

hubieran reavivado en todo el mundo, precisamente entre las clases cuyo apoyo estaba buscando el

Komintern a través de los "frentes populares", temores y antipatías que trataban ansiosamente de evitar,

porque podría haberse dado un golpe de muerte a la propia política de "frente popular".

Bolloten se refiere en su libro a la "conversión secreta" de varios dirigentes socialistas al comunismo, de

los intentos de venta de parte del territorio nacional—según documentos firmados por Álvarez del

Vayo—. de los numerosos jefes y oficiales soviéticos que dirigían en muchos casos la tarea del Ministerio

de la Guerra y del Estado Mayor en la España roja y de otros diversos aspectos de la conspiración

comunista para adueñarse totalmente del control de esta zona, aplastando a socialistas y anarquistas.

"Disimulando cuando lo consideraban necesario—agrega el autor de "The grand camouflage"—, los

comunistas trataron en todo momento de ser apoyados por sectores medios de la población y utilizarlos,

mientras sirvieran a sus propósitos, para conseguir ser ellos quienes controlasen exclusivamente el

poder."—Efe,

 

< Volver