Alianza Popular se delcara populista, centrista y conservadora  :   
 Texto del manifiesto de Alianza Popular. 
 Ya.    10/10/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 27. 

INFORMACIÓN NACIONAL

ALIANZA POPULAR SE DECLARA POPULISTA, CENTRISTA Y CONSERVADORA

Rechaza toda ruptura y exige respeto para la obra de un pueblo durante casi medio siglo - Su propósito es

unir a los afines y clarificar posiciones - Entiende que sólo con pocas y fuertes agrupaciones políticas

podrá funcionar la democracia en España - Quiere recorrer la nueva etapa histórica de España en justicia,

paz, libertad y solidaridad

TEXTO DEL MANIFIESTO DE ALIANZA POPULAR

"Creemos en la necesidad de reformas profundas en muchos aspectos de la organización político-social y

admitimos sin reservas la pluralidad de opciones. Sólo nos opondremos a la legalización de los grupos

comunistas, terroristas o separatistas. Afirmamos la necesidad de una reforma constitucional y, a estos

efectos, admitimos el proceso abierto por el Gobierno, en sus líneas generales." Estos son algunos de los

puntos destacables del manifiesto de Alianza Popular, cuyo texto íntegro ofrecemos a continuación:

Crisis

"Son muchos los que en estos momentos se preguntan, con inquietud, sobre el destino de España en los

meses próximos, que van a ser decisivos para sus vidas y las de sus hijos.

1. Estamos viviendo un proceso de cambio político, que por las contradicciones en sus planteamientos,

por el desajuste creado entre la realidad y la legalidad a todos los niveles, por la proliferación de

grupos políticos y la intransigencia de sus planteamientos, por las excesivas concesiones a actitudes

revanchistas, erosionantes de la paz y el orden, y disgregadoras de la integridad nacional, están citando

un clima de confusión que gravita decisivamente sobre los problemas nacionales en otros

ámbitos, impidiendo su solución e incluso agravándolas.

2. Todos tenemos conciencia de la crisis económica que si bien forma parte de un ciclo

mundial desfavorable, presenta entre nosotros una excepcional gravedad: fuerte inflación, aumento

del paro, alarmante alza del coste de la vida, falta de liquidez, empresas en pérdida creciente con

dificultades gravísimas para las pequeñas y medianas, hundimiento de la Bolsa, evasión de

capitales, retraimiento de las inversiones, déficit presupuestario, disminución de las reservas de

divisas, pese al gran endeudamiento exterior, sin que apunten factores positivos. Las medidas

económicas anunciadas son insuficientes y carecen de la necesaria coherencia.

Crisis social y de confianza

3. La crisis económica y la política se unen y, a la vez, influyen en la crisis social. El acelerado

crecimiento del coste de la vida y del paro, plantea muy graves problemas para amplios sectores de la

población, problemas acentuados por las deficiencias en la comercialización y los fenómenos

monopolísticos o especulativos en bienes tan vitales como los alimentos, el sueldo y las viviendas.

Sectores muy amplios de "nuestra clase media, campesinos, trabajadores y pensionistas padecen en

toda su gravedad las consecuencias de este situación Grupos extremistas aprovechan tales condiciones y

la crisis de autoridad a todos, los niveles para crear un clima de conflictividad social y laboral que,

además de constituir una amenaza y un peligro para la seguridad de las personas, atenta contra la

fundamental libertad de trabajo, resquebraja la cohesión de las empresas e imposibilita el aumento del

bienestar social. El normal funcionamiento de los servicios públicos no está debidamente garantizado.

4. Crece la sensación de inseguridad. Deterioro del orden público, innecesaria aceptación de ideas

rupturistas, predominio de actitudes permisivas y en exceso preocupadas por opiniones internas o

externas más aparentes que reales. Se generaliza la impresión de que la ley no siempre se cumple,

y que cesiones y debilidades sin contrapartida reducen los márgenes de negociación y aumentan

los riesgos.

5. Todo ello produce, entre otras graves consecuencias, una crisis de confianza en el histórico

momento en que es más necesaria.

Puntos programáticos

Un grupo de ciudadanos, procedentes de diversas tendencias, que se declara abierto a todo acuerdo válido

y a toda participación positiva, renunciando a cualquier género de posiciones personales, se considera en

el deber de establecer una alianza .política y electoral, ajustando su condueta de manera coherente, a los

siguientes principios:

1.° Afirmamos nuestra actitud constructiva, moderada, realista y abierta al futuro y nuestro ánimo de

colaboración y entendimiento para resolver los problemas de España. Pero no admitamos que quienes han

contribuido poco o nada al desarrollo español de las últimas décadas pretendan enjuiciar a! país entero

desde una. actitud gratuita. Rechazamos los propósitos revanchistas, la exhibición de resentimientos, el

recurso a la violencia física o verbal, las presiones apoyadas en resortes extranjeros y la demagogia.

Aspiramos a tornar lo mejor de lo que tenemos para basar sobre ello nuevos avances, compartiendo la

filosofía de los partidos populistas, centristas y conservadores de Europa, de cuyo ideario nos sentimos

afines, lejos de toda actitud extremosa o radical.

2.° Declaramos que la España actual, con sus aciertos y sus errores, con sus virtudes y sus defectos, es el

único punto de partida válido para cualquier acción política. Rechazamos toda ruptura y

exigimos respeto para la obra de un pueblo durante casi medio siglo 3.° Creemos en la necesidad de

reformas profundas en muchos aspectos de la organización politico-social y admitimos sin reservas la

pluralidad de opciones. Sólo nos opondremos a la legalización de los grupos comunistas, terroristas o

separatistas que atenían contra el Estado español y que no respetan las reglas del juego democrático.

Unidad y apoyo a la Monarquía

4° Defenderemos en todo momento la unidad de la Patria, así como el reconocimiento de la personalidad

y autonomía de sus regiones.

5° Apoyaremos la Monarquía, clave de nuestras instituciones tradicionales y de las Leyes Fundamentales,

como forma del Estado. La Corona será entendida como un órgano constitucional del mismo.

6.° Potenciaremos la fuerza y prestigio del Estado español, así como la máxima cooperación

internacional, al servicio de nuestros legítimos intereses. Trabajaremos porque España ocupe un lugar en

Europa y coopere a su destino común desde su propia personalidad, rechazando toda injerencia en

nuestros asuntos internos.

7° Apoyaremos enérgicamente la seguridad y el orden frente a amenazas internas o externas, y para ello

consideramos esencial el fortalecimiento de nuestras fuerzas armadas y de orden público

8° El Estado de Derecho que propugnamos no admitirá desigualdades injustas ni privilegios y promoverá

al máximo la justicia social y la igualdad de oportunidades. La lucha contra la especulación y la

corrupción será un objetivo permanente.

9° Afirmamos la necesidad de una reforma constitucional y a estos efectos admitimos el proceso abierto

por el Gobierno en sus líneas generales. Cualquier reforma ulterior deberá hacerse de modo gradual según

el cauce constitucional correspondiente, sin cometer el error de plantear a la vez todos los problemas

institucionales. Nos oponemos a que se abra un período constituyente de carácter rupturista.

10.° La economía social de mercado y el régimen de libre empresa, que han llevado a Occidente a un

nivel de prosperidad no igualado y de libertad superior a cualquier otro modelo económico-social

conocido, serán amparados y potenciados.

11.° Defenderemos las exigencias de los trabajadores de solidaridad y justicia social mediante el pleno

reconocimiento de todos sus derechos sociales y económicos, a fin de lograr una más justa distribución de

las rentas, un mayor nivel cultural, una mejora de la calidad de la vida y un desarrollo regional más

equilibrado.

Programa socioeconómico común

12° Entre nuestros objetivos económico-sociales, que serán desarrollados posteriormente en un programa

común, figuran con carácter prioritario los que hacen referencia a los problemas de las clases medias, de

los agricultores, de la mujer, de la juventud, de la pequeña y mediana empresa y de los pensionistas. El

cooperativismo será impulsado como defensa de los pequeños empresarios de todas clases y como medio

de promoción económico-social de los trabajadores.

13° Fomentaremos la educación, la ciencia y la cultura como medios de promoción de la persona humana

y factores del desarrollo nacional, que deben estar al alcance de todos los españoles. No toleraremos que

sirvan de pretexto para la disgregación y la lucha política.

14° Defenderemos la familia, sus valores permanentes y la moralidad pública. El Estado debe realizar una

acción eficaz a estos fines.

Convocatoria

De todo lo expuesto se deduce nuestro deseo de ofrecer al país una opción democrática y reformista.

Tenemos la convicción de que se ha abierto una nueva etapa de la historia de España y estamos

plenamente decididos a recorrerla con quienes quieran compartirla en justicia, paz, libertad y solidaridad.

Afirmamos nuestra voluntad de diálogo con todos los grupos y sectores democráticos del país en la

búsqueda de la convivencia pacífica. Propugnamos métodos democráticos para solucionar las tensiones

de la sociedad. Nuestro propósito no es otro que unir a los afines y clarificar las posiciones, porque

entendemos que sólo con pocas y fuertes agrupaciones políticas, con sinceridad y buena voluntad, podrá

funcionar la democracia en España.

Los firmantes se proponen constituir, con el nombre de Alianza Popular, una fuerza política coherente y

de amplia base ciudadana, que respalde estas ideas, basadas en la continuidad perfectiva y en

la reforma responsable, y que toma parte decidida en la vida publica y en las consultas electorales. Y

convocan a cuantos deseen acompañarles a manifestarlo públicamente o por escrito a los firmantes, los

cuales, ni juntos ni por separado, se arrogan un liderazgo, que habrá de, configurarse en su momento por

el acuerdo de cuantos participen en esta empresa política. Madrid, 9 de octubre de 1976."

Firman: don Gonzalo Fernández de la Mora, don Manuel Fraga Iribarne, don Licinio de la Fuente y de la

Fuente, don Laureano López Rodó, don Cruz Martínez Esteruelas, don Enrique Thomas de Carranza y

don Federico Silva Muñoz. Don Julio Iranzu, secretario ejecutivo de Alianza Popular

Ayer por la mañana-dice Logos-se reunieron los grupos políticos que integran la "gran coalición de

derechas" para terminar de elaborar el manifiesto. La reunión comenzó a las nueve de la mañana con

asistencia de todos los integrantes de la coalición. Se suspendió a las doce para preparar el texto definitivo

del manifiesto y la recogida de firmas comenzó a la una y media.

En la reunión, además de la elaboración definitiva y firma del manifiesto, se adoptaron diversos acuerdos

de orden interno sobre el funcionamiento de la alianza. Asimismo fue designado como secretario

ejecutivo de la misma don Julio Iranzu. El señor Iranzu no pertenece a ninguno de los grupos políticos

que integran la alianza, Interviene en ella como independiente y a título personal. Según fuentes

competentes, este factor ha sido decisivo en su designación para tal cargo.

 

< Volver