Autor: García García, Tomás. 
   Llamamiento al socialismo     
 
 Diario 16.    04/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CARTAS

Llamamiento al socialismo

"Compañeros Ronda, Lázaro, Prast y demás directivos del PSOE, sector histórico:

Con qué satisfacción os escribo estas letras como socialista histórico, pero por los muchos años que llevo

actuando, esto es, militando activamente en el partido y la UGT, por cuyo ideal vengo luchando desde

1918, dejando jirones de mi mida; estuve con vosotros y no he dejado de estarlo moralmente, pero yo soy

socialista disciplinado y pertenezco al PSOE y perteneceré mientras viva, sin consentir que nadie trate de

quitar ni poner usa letra al. PSOE.

Vosotros alegabais que había una juventud que trataba de llevar al partido por ideales distintos a los

principios socialistas por los que siempre hemos luchado; si estuvierais dentro de las agrupaciones que

hemos formado os desengañaríais de vuestro pensamiento, que también fue el mío.

Pero hoy estoy contento, pues el hecho de reunirse con una juventud que son socialistas porque la

mayoría han aprendido en los libros de Marx y del ideario de Pablo Iglesias. Por eso, nosotros, los viejos

socialistas, tenemos la obligación de admitir que esa juventud nos vaya sucediendo, porque, de lo

contrario, dejaría de existir el partido.

Porque yo os pregunto, ¿qué cantidad de viejos socialistas quedamos ya? Vosotros sabéis que somos

pocos, aun contando con aquellas juventudes de antes del año 1936, los que, poco más o menos tienen

más de sesenta años, a nosotros nos queda, a la mayoría, la obligación de canalizar a esta juventud que

hoy también sabe dónde va política y sindicalmente.

Pero, ¿podemos contar, y comparar hoy a un Llopis, Saborit, Muiño, y dé aquellos que ya pasamos de los

setenta y cinco años, con esta inmensa mayoría joven, llenos de energía, salidos ya de escuelas superiores

y de universidades? Tenemos que dar paso a esa juventud para que dé vitalidad al partido y a la unión.

Yo no es que trate de echar a un lado a aquellos compañeros con los cuales he luchado en los momentos

difíciles, como fue: con Muiño, en aquellas huelgas difíciles de tos, años dieciocho y veinte, en la

edificación; entre las cosas importantes que se han conseguido fue la jornada de ocho horas. Sin embargo,

considero que mientras tengamos energía, debemos de luchar por mantener la savia del socialismo hasta

poder alcanzar la meta del poder, para, desde el poder, implantar una sociedad más justa.

Tomás GARCÍA GARCÍA (Madrid)."

 

< Volver