My dear Phelipe     
 
 Arriba.    03/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

_

LA OPOSICION

MY DEAR PHELIPE

Y llevaba corbata. Llegó a la televisión, le indicaron que había que acudir a maquillaje, sonrió nervioso y

hasta se mostró tímido. Después de maquillado pasó al estudio y le hicieron las primeras pruebas.

Hablaron un poco sobre la entrevista que se le iba a hacer de inmediato y Felipe acomodó su americana y

colocó la corbata. Se dio la orden y el canal dos empezó a emitir. Felipe dijo y los espectadores

escucharon. Naturalmente, los espectadores eran británicos, la televisión era británica y el canal dos, la

BBC. Felipe había ido a Blackpool como único invitado del Partido Laborista. Felipe, con corbata, habló

de la unidad de la «Platajunta», por la que el PSOE lucha más que nunca. Cuando Felipe, sin corbata,

regrese a casa a preparar el Congreso de su partido al que vendrá el número dos laborista, Foot,

le informarán que su partido no está muy por la labor de esa unión o, a lo mejor, no sabe si unirse,

desunirse, pasar por taquilla o ponerse corbata. Felipe y el PSOE lo tienen muy difícil o se lo han puesto

muy difícil. Por todo ello, cuando el partido se reúna en Madrid en noviembre, muchas cosas, y muy

importantes, quedarán aclaradas. Mientras, la BBC bien vale una corbata, y la ayuda de los laboristas

británicos también merece un traje de corte clásico «burgués» Entre tanto, un representante ibicenco

en las denominadas instancias unitarias habló de las maldades del centralismo madrileño (centralismo de

la Administración española, asentada en Madrid, habría que decir con exactitud); pero añadió: «Todos

conocemos que es muy malo el centralismo de Madrid; pero el de Barcelona aún sería peor en una

Federación de Cataluña con las Baleares» El ibicenco calló, mientras sus compañeros de mesa redonda

empezaron a estudiar el tema. Alguien dijo la palabra Mallorca, y el ibicenco salió de sus casillas: «El

centralismo mallorquín es el peor de todos» Total: Ibiza libre...

 

< Volver